lunes, 25 de marzo de 2019

UNA HORMIGA...



Una hormiga y una ortiga
se juntaron en mi mente
y pensé que ya era tiempo
de que hicieran los deberes.
A la hormiga, chiquitita,
la cubrí con ciertas pieles
que la hicieron ver el día
de una forma diferente,
y a la ortiga, picarona,
le encargué una cosa verde
de acercarse hasta los dedos
con un roce fino y breve,
pero obvié decir el día
y el instante de ese cierre
y la hormiga se tendió
con la ortiga por su vientre...

Sucedió que, de esta siesta,
como el chiste de la tele,
la hormiguita se durmió
con la ortiga de cliente,
y quedaron rebozadas,
abrazadas en el mueble,
compañeras de picores
y olvidadas a su suerte.
Pero justo en media tarde,
el termómetro dio fiebre
a la hormiga silenciosa
y a la ortiga tan durmiente,
y se ahogaron en el sueño
con picores y sin nieve,
olvidando su misión
de tomar panes y peces...

"...Una hormiga y una ortiga
me recuerdan a los duendes,
a los elfos y a las hadas
de aquel tiempo diferente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/03/19

domingo, 24 de marzo de 2019

ALAS DE VIDRIO...



Alas de vidrio,
que rompen los esquemas,
como las nubes.

El cielo claro,
se empaña y desdibuja,
con esos flecos.

Son los suspiros,
que salen de las almas,
buscando paz.

Entre el cristal
de nubes tan sagradas
estabas tú.

Y me mirabas,
paciente mariposa
de primavera.

Quizás soñabas
con verme entre tus brazos
en la mañana.

Era un reflejo,
silente de tus labios
que confundiste.

De ahí tu llanto,
con lágrimas del cielo
desde las nubes.

Pero al final
el beso de la brisa
te estremeció.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/03/19

sábado, 23 de marzo de 2019

VOLVAMOS A LA VIDA...



Volvamos a la vida
tomemos un helado,
yo quiero despertarte
besándote los labios
y luego, si me apuras,
tomándote la mano,
llevándola a mi pecho,
quedándome a tu lado,
parando los relojes
y el piso en el asfalto,
las aves del jardín
prosigan con su canto
y el mundo ruede y ruede
y siga susurrando
retazos y sonrisas
y lágrimas de llanto...

Que aumenten los latidos
y sigan en su adagio,
prosigan en su marcha
a un cielo imaginario,
allí seremos libres
de otoños y veranos
tendremos primaveras
sin tiempos ni descansos,
y nuestras fantasías
verán, al fin, muy claro,
los sueños perseguidos
envueltos en un lazo,
que son para nosotros
manjares en un plato,
el plato de la vida
perfecto para amarnos...

"...Volvamos a la vida
y no dudemos tanto,
vivamos este instante
que pasa como un rayo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/03/19

viernes, 22 de marzo de 2019

ESTÁS DORMIDA...



Estás dormida
y quiero despertarte
para vivir.

Sal de tu sueño
volvamos a la vida,
seamos libres.

Y si tú quieres
tomemos un helado
en el jardín.

Que nuestros labios
escancien esa crema
maravillosa.

Luego, que busquen
la esencia que contienen
celosamente.

Y que compartan
los versos que renacen
de su poema.

Quizás entiendan
la luz y los mensajes
de las pupilas.

Porque en silencio
se expresan las palabras
mucho mejor.

Con las miradas
se aumentan los latidos
del corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
10/03/19

jueves, 21 de marzo de 2019

LOS ALMENDROS...



Los almendros
saludan con las flores
de primavera.

También manzanos,
perales y piescales,
todos se anuncian.

Es que la tierra
empieza sus poemas
de esta manera.

Es un adagio,
quizás un anticipo
del mes de marzo.

Poquito a poco
veremos esta magia
en las praderas.

Serán los árboles,
las mieses y sembrados,
también los campos.

Y hasta las almas
tendrán el colorido
que ellas desean.

Porque la sangre
ardiente y renovada
vendrá a los cuerpos.

Se ablandarán
los duros corazones
y hasta amarán.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/03/19

miércoles, 20 de marzo de 2019

LA POESÍA ES ARTE...



La poesía es arte
donde van los recuerdos.
con los días vividos
y sus risas y miedos;
y también en las letras
que recoge el cuaderno
se concentran vivencias
y preguntas sin freno,
porque todo se admite
en la rima y el verso,
aunque sean palabras
y respuestas del eco,
allí van silenciosos
los instantes aquellos,
que pasaste de hombre
y también de pequeño...

Concretemos entonces
los poemas y el tiempo
que recorren las venas
con la sangre y los sueños,
ellos dejan migajas
de suspiros eternos
y también esas sombras
que producen los miedos,
se acrecientan las dudas
y renacen los rezos,
aunque surjan promesas
que preludien los cielos,
porque en esos instantes
se valora los besos
de la brisa divina
y el poema incompleto...

"...Es un arte el poema
de escribir lo que el ciego
saca presto del alma
y lo lleva a sus dedos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/03/19

martes, 19 de marzo de 2019

VOLVIÓ LA TARDE...



Volvió la tarde
precoz, de primavera,
y vino el sueño.

Cuerpos cansados
se estiran indolentes
en el sofá.

Quizás esperan
los rayos y masajes
del viejo sol.

Cierro los ojos
y sueño fantasías
irreverentes.

En una de ellas
paseo por los cielos
en plena noche.

En otra bailo
en medio de los mares
y de las olas.

Es el calor
que me entra por las venas
quien me transforma.

Te veo a ti
en medio de la fiebre
que me consuelas.

Siento tu voz
que llega y estremece
mi corazón.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/03/19