viernes, 3 de abril de 2020

4.159 - LAS GOLONDRINAS...



Las golondrinas
se muestran revoltosas
en primavera.

Ahora que están
las flores, despuntando,
ellas dormitan.

Acaso sueñan
con luz de primaveras
y sus colores.

Al recordarlas
recuerdo aquellas rimas
que me hechizaron.

Tembló mi alma,
igual que el corazón
dejó suspiros.

Años benditos
de amor y fantasía
que yo viví.

No los añoro,
si acaso los recuerdo
y me sonrío.

Las golondrinas
hoy vuelan, en el alma,
igual que ayer.

Salvo que el niño,
que antaño las soñaba,
hoy ya creció.

Rafael Sánchez Ortega ©
19/02/20

jueves, 2 de abril de 2020

4.158 - CONTRA LA TRISTEZA...



-No me hables de tristeza, ¿vale?...
...
-Pero, ¿estás triste?, ¿es eso cierto?
...
-Anda dime, ¿cuál es el motivo?... 
...
-¡Ah, ya lo sé...! 
...
Es por el tiempo, la tarde, los días cortos, las nubes. 
...
Entonces te entiendo y te comprendo.
...
¿Me dejas enviarte una sonrisa...?
...
Va con un abrazo y una nana, así que no te asustes.
...
Si quieres cierra los ojos. Escucharemos a la luna.
...
Ella nos habla, nos cuenta cosas. 
Unas son reales y otras fantasías, 
pero no importa, hasta nos canta.
...
Así que tranquila. No te duermas. Sigue soñando.
...
De todas formas el mar y la resaca nos acompañan.
...
Se marcha el sol, y vuelan las gaviotas para la costa.
...
Vamos con ellas, sin miedo a donde vayan.
Volemos en sus alas, sobre las olas.
...
La tarde ya se acaba, llega la noche.
...
Entre las sombras surge la magia, brillan las luces.
...
Veremos barcos y faros, en las barras.
También algunos puertos mendigando una caricia.
Los confundiremos con luciérnagas que salen en la noche.
Estrellas soñolientas que dormitan en la tierra.
Con gotas y el rocío de la luna que nos mandan sus pupilas.
...
Y soñaremos, igual que aquellos niños de la infancia,
¡nuestra infancia!

****

-¿Ya te has dormido ó sigues en tus sueños?,
porque si sueñas yo quiero soñar contigo,
¿dejas que te acompañe?
...
Pasó la tarde. Se fue y se va con la tristeza, 
¿verdad que sí?
...

"...Ahora un abrazo, unido a mil suspiros,
mientras te miro, 
mientras descansas,
mientras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/02/20

miércoles, 1 de abril de 2020

4.157 - TE LLEVARÉ...



Te llevaré sin prisas, de la mano,
hasta un rincón precioso de la playa,
allí donde se juntan las mareas
y chillan, dulcemente, las resacas.

Veríamos las aguas, bulliciosas,
con esa espuma que producen, blanca,
para estirarse, luego, por la arena
a dormir y mezclarse con su falda.

Podríamos hablar de tantas cosas
sin pronunciar, si quiera, unas palabras,
porque el mensaje tierno de los mares
sería suficiente con su magia.

Te llevaré, de noche, por el cielo
a saludar la luna que nos llama
y dormiremos, luego, entre sus brazos
tras escuchar el rezo de una nana.

Veríamos, con calma, las estrellas
con el fulgor del fuego y de las brasas,
que brilla y tintinea por las noches,
en una juventud que nos reclama.

Podríamos soñar de tantas cosas
haciendo renacer nuestras infancias,
volcando la ilusión y la utopía
en rosas que cambiemos por las lágrimas.

Te llevaré a los montes de mi tierra,
a la cima, donde la vista alcanza,
allí descansaremos un instante
para encontrar las alas de las almas.

Veríamos las nubes con recuerdos,
las tierras cultivadas y las brañas,
los hombres trabajando en los sembrados
y algunos con sudores en la cara.

Podríamos bajar hasta la fuente
al manantial tan fresco con el agua,
para calmar la sed de nuestros pechos
y así encontrar el beso que nos falta.

"...Te llevaré, si quieres, de paseo,
para encontrar la paz en la distancia,
envueltos en los sueños juveniles
que pide el corazón y nunca alcanza..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/02/20

martes, 31 de marzo de 2020

4.156 - AQUELLA TARDE...



Aquella tarde
pasaron muchas cosas
y no te vi.

Sentí tristeza,
al ver que no llegabas
entre tus versos.

Esas caricias
en forma de palabras
y tus poemas.

Pero no importa,
debía superarlo
y te escribí

Te hablé a lo lejos,
sin voz y sin palabras,
solo mis dedos.

Ellos trazaron
los signos y las letras
que les dictaba.

Lo que pensaba,
aquello que soñaba,
lo que sentía.

De vez en cuando
miraba tu ventana
con ilusión.

Llegó la noche,
y tú, preciosa luna,
me diste un beso.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/02/20

lunes, 30 de marzo de 2020

4.155 - HAY LÁGRIMAS...



Hay lágrimas amargas
que escapan de los libros,
y lágrimas de gozo
que llegan de los niños,
las unas son recuerdos
con brumas y vinilos,
retazos de berbenas
y ratos compartidos,
las otras son escamas
que vienen con suspiros
y cientos de preguntas
de labios intranquilos,
es parte de un poema
del mundo en que vivimos
las lágrimas del cielo
carecen de sentido...

Hay lágrimas preciosas
que surgen de los ríos,
saltando en los meandros
en busca del vacío,
y pienso en esas gentes,
(quizás hasta en mí mismo),
llevando por la vida
el corazón herido.
Caminas y caminas
sin rumbo ni destino,
sangrando por el alma
temblando y encogido,
el pecho se consume
por culpa de aquel hilo,
quebrado, en el presente,
ausente y detenido.

Hay lágrimas sin nombre
que emplean los mendigos
pidiendo una limosna
y el pan para sus hijos.
Tus lágrimas, en cambio,
no miran el peligro,
ni ven en el pasado,
la sombra y el cuchillo,
son lágrimas sinceras
de amor y de cariño,
amaste y te entregaste
de un modo muy sencillo,
lo hiciste en unos versos
mirando al infinito,
mostrando y compartiendo
la paz y los sentidos...

Y amaste como nunca,
haciéndolo sin gritos,
sacando de la vida
sus versos y latidos,
logrando que otros ojos
buscaran los alisios,
el viento de los mares,
la brisa del olvido,
y allí quedó encerrado
el sentimiento y brillo
manando de unos ojos
al labio tan tranquilo.
Amaste, no lo dudes,
y aún amas los sonidos,
dejados por los pasos
del ángel que se ha ido...

"...Hay lágrimas amargas
unidas con suspiros,
las mías no las seques
ya sé que te he perdido..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/02/20

domingo, 29 de marzo de 2020

4.154 - BUSCA Y NO LLORES...



Busca y no llores.
Hay lágrimas amargas
en cualquier sitio.

Pero las rosas
que escapan de los libros,
son unas pocas.

Están mezcladas
con lágrimas de gozo
y con suspiros.

Hay fantasías
que llegan de los niños,
en su inocencia.

Las poesías
se nutren de recuerdos
nunca lo dudes.

También con olas,
con brumas y vinilos,
y algunas playas.

Recuerdos, bailes,
retazos de verbenas
y aquel abrazo.

Sonríe y goza.
Hay ratos compartidos,
que no se olvidan.

Seca tus lágrimas,
son gotas de rocío
que deja  el cielo.

Rafael Sánchez Ortega ©
17/02/20

sábado, 28 de marzo de 2020

4.153 - HE PREGUNTADO A LA LUNA...



He preguntado a la luna
si te ha visto en el paseo,
porque la noche ha llegado
y preciso de tus besos,
quiero sentir a tu mano
entre la mía, y mis dedos
rozar, muy suave a los tuyos
y acariciar tu cabello.
Quiero también tu sonrisa
y esa pupila, que el cielo,
besa también con la luna
para mandarme un reflejo,
porque en tus ojos alegres
miro y en ellos encuentro
esa ilusión desbordante
que va calmando mi pecho...

Por eso busco a la luna
y al preguntarle te veo,
que vas llegando despacio
a la orillita del puerto,
allí descansan traineras
y se recogen los remos,
en comunión con tu alma
donde convergen mis rezos,
y es que suspiran los labios
al contemplar todo aquello,
mientras te veo llegando
y caminando en silencio,
quiero fundir los latidos
y acompasar los deseos,
con estas hebras de plata
que nos regalan los sueños...

"...Ahora la luna sonríe
al contemplar nuestro encuentro,
y sonreímos, con ella,
mientras soñamos despiertos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/02/20