sábado, 21 de octubre de 2017

EN UN BANCO OLVIDADO...



En un banco olvidado
encontré una violeta,
que cortaron los dedos
para hacerse con ella.

Fue bonito encontrarla
y mirar su belleza,
esos pétalos suaves
que parecen de seda.

La tomé con mis manos
y sentí que sus venas
contagiaban las mías
trasplantando su esencia.

Me noté acariciado
por la rima serena
que dejó por mi cuerpo
esta flor tan coqueta.

Y soñé como antaño,
cuando iba a la escuela,
musitando canciones
y unos lindos poemas.

Eran tiernas palabras
que soltaba mi lengua,
con mirada de trapo
tartamuda y traviesa.

Esos versos que digo
cobran forma y presencia,
al tener en mis manos
la violeta sin tierra.

Porque todo en la vida
tiene ritmo y conciencia,
y una flor palpitando
se merece una estrella.

"...En un banco olvidado
recobré la inocencia,
regresando a la infancia
y al candor de sus letras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
16/10/17

viernes, 20 de octubre de 2017

SOPORTA...



Soporta corazón el abordaje,
la galerna cruel, la gota fría,
nunca temas perder en la porfía,
contra el mal, el rencor y el oleaje.

Aguanta corazón porque este viaje
la niebla, en las pupilas, confundía,
al hombre y al amor, día tras día,
con lágrimas de sal en su mensaje.

Entonces corazón busca en el viento
la voz que susurrada, cual lamento,
te deje su mensaje y te despierte.

No temas corazón, sentir la helada,
si sabes que tu alma enamorada
espera que el rocío la liberte.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/10/17

jueves, 19 de octubre de 2017

PASABA EL TREN...



Pasaba el tren ante mis ojos
y me quedé mirando como se perdía,
su figura, entre las vías.

Pensé en la vida que pasaba, como el tren,
y, también pensé, en mi alma contemplando
aquel misterio.

Porque yo estaba allí, de espectador,
con la vida y mi latido, 
ante aquella imagen,
que pasaba rauda, en un instante,
pero también estaba y ocupaba 
un lugar en la misma, participando,
de una manera directa o indirecta
en aquel escenario.

Pasaba el tren y con él se marchaban
primaveras y veranos,
infancia y juventud,
y todo un rosario de vagones
con nombres propios,
para dejarnos, en el otoño de la vida,
esa sensación de impotencia
y soledad, ante el vacío de la nada.

La noche se acercaba lentamente
y con ella el interrogante de las sombras,
de la niebla y de la bruma
que se agarraba a los corazones,
impidiéndoles reír y soñar,
incluso llorar y maldecir,
si fuera preciso.

Pasaba el tren y atrás quedaba yo,
sintiendo el temblor de las flores
a su paso, 
y mirando al cielo, en el atardecer,
para buscar esa estrella fugaz 
que no acababa de llegar y pasar 
y así poderla pedir
ese deseo que grita mi corazón,
en su silencio.

Rafael Sánchez Ortega ©
14/10/17

miércoles, 18 de octubre de 2017

DOS PASOS ADELANTE...



Dos pasos adelante,
dos pasos para atrás,
no demos muchas vueltas
en pos de la verdad.

La vida continúa
no cejes en bogar,
si subes la escalera
acércate al desván.

Mantén esta alegría
no pierdas el compás,
ni veas telarañas
y puertas sin cerrar.

Quizás una ventana
no tenga claridad
por culpa de la hiedra
que cubre el fiel cristal.

Los niños en el cole
estudian sin parar,
aprenden muchas cosas
y sueñan con la paz.

Dos bellas mariposas
se cruzan al volar,
se besan y acarician
y luego se nos van.

Parece que el otoño
se esconde en un fanal,
cubierto de legañas
con toda santidad.

Por eso las estrellas
se ponen un collar,
y buscan con la luna
un poco de humildad.

"...Dos pasos adelante,
me dice tu cantar,
acéptame, sin miedo,
y entonces me verás..."

Rafael Sánchez Ortega ©
12/10/17

martes, 17 de octubre de 2017

TE VEO EN LA RIBERA...



Te veo en la ribera de la vida
y antaño en los rincones de la infancia,
llevando en tu figura la elegancia
y el sueño de la tierra prometida

Corrías de la mácula temida
poniendo frente a frente la fragancia,
y el tierno corazón que, en su ignorancia,
trataba de parar la acometida.

Fue un tiempo juvenil, y ya pasado,
luchando y combatiendo duramente,
tratando de encontrar al ser amado.

Por eso, cuando miro entre la gente,
te veo, corazón enamorado,
y sufro, por tu amor, profundamente.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/10/17

lunes, 16 de octubre de 2017

VOLVERÁN...



Volverán, dulcemente, las mañanas
a intentar alegrar nuestras mejillas,
con los rayos de luz y de colores
que en el alba nos presta el nuevo día.

Moveremos los cuerpos en el lecho
intentando encontrar esa sonrisa,
que en la noche durmió, con el silencio,
y los labios, de nuevo, necesitan.

Volverán los gorriones por el aire
a surcar y volar por las colinas,
con su canto especial y tan alegre
anunciando al nordeste con la brisa.

Sentiremos al aire desnudarnos
y rozar nuestros pechos y barbillas,
revistiendo con ropas de inocencia
a las frentes manchadas de ceniza.

Volverán los recuerdos, del pasado,
con su carga de duelo y maravilla,
para ser observados un instante
en el tierno paseo de la vida.

Notaremos que tiemblan nuestros pasos
al notar como avanza la neblina,
con las viejas y crudas telarañas
y también marchitadas margaritas.

Volverán, otra vez y muchas más,
a venir y a marchar las golondrinas,
y estarán los poetas esperando
ese tierno rosario de sus rimas.

Y nosotros, también nos saciaremos
apurando ese néctar con lascivia
embriagando la sangre de las venas
con hermosa y profunda poesía.

"...Volverán, nuevamente, las mañanas
a dejar con sus alas mil caricias
en los hombres, dormidos, que renacen,
intentando dar vida a las pupilas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
17/10/10

domingo, 15 de octubre de 2017

ME PIDES QUE TE ENSEÑE...



Me pides que te enseñe
el arte del romance,
la forma en que se escribe
y se habla por la calle.

Es algo muy sencillo,
contesto en un instante,
escribe simplemente
igual que cuando hables.

Si piensas en la vida
describe las ciudades,
las calles y las gentes,
los días y las tardes.

Si quieres que la luna
se vista para el baile,
derrocha fantasía
y un poco de saudades.

Si vagas por los campos
observa los trigales,
también las mariposas
que lucen lindo traje.

Haciendo todo esto
verás hasta la sangre,
que llega hasta las letras
en forma de deidades.

Romances impolutos
de autores y juglares,
perdidos en la niebla,
esperan que los llamen.

Tú tienes fantasía
cargada de ideales,
por ello es tan sencillo
seguir por estos mares.

"...Me pides que te enseñe
y no sé que enseñarte,
contigo va el poema
en tus alas de arcángel..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/10/17

sábado, 14 de octubre de 2017

ME LLEVARON TUS MANOS...



Me llevaron tus manos
a gozar de la arena,
en la playa invisible
de una tierra cualquiera.

Era bello el momento
de aquel verso y poema,
pero tú lo escribiste
con tus dedos de seda.

Y quedó entre mi alma
el rumor y la esencia,
la canción inombrable
que cantabas despierta.

Era un canto sin nombre
cual resaca que llega,
fatigosa y constante
por la dura galerna.

Me atraparon tus ojos
para ser mi farera,
y guiarme por puertos
y también por aldeas.

Me enseñaste las plazas,
como así las callejas,
y aquel alto castillo
coronando la iglesia.

En el muelle paraste
para ver las traineras,
y a los hombres sencillos
con su red y faena.

Y rompiste el silencio
con tus pasos de asceta,
y la sombra imborrable
de tus alas traviesas.

"...Me llevaron tus dedos
a sentir tu presencia,
y cerrando los ojos
traspasé las tinieblas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/10/17

viernes, 13 de octubre de 2017

PASABAN DOS GAVIOTAS...



Pasaban dos gaviotas por el cielo
en vuelo que llevaba hasta la costa,
tus ojos se alegraban y decían:
"ya vienen los poemas y las olas"

Gaviotas susurradas en los versos
mezcladas con jardines y palomas,
figuras señoriales de los muelles
y en barcas con los remos por la borda.

Las olas son el beso de las playas,
el canto y el rumor de caracolas,
la espuma que se estira lentamente
dejando los salitres de la alcoba.

Poemas, por demás, sin avaricia
que sacan de la vida a las personas,
llevándo hasta las almas sensaciones
que alegran, sin cesar, hora tras hora.

Pasaban dos gaviotas por el cielo
y entonces me taparon con su sombra,
querían aliviar mi calentura
por medio de unos pétalos de rosa.

"Ya vienen los poemas", me decían,
"las olas y las letras tan sonoras,
cargadas de recuerdos en su tinta,
y algunas con encajes de amapolas"

No sé si su mensaje me excitaba,
con forma tan sutil y misteriosa,
pero algo transformaba mis latidos,
igual que las resacas con las rocas.

¡Qué imagen tan bonita de esa tarde,
un vuelo silencioso y sin idiomas,
dos aves regresando a su refugio
y un hombres espectador con ella a solas!

"...Pasaban dos gaviotas por el cielo
dejando fantasías muy hermosas,
de modo que la pluma del poeta
tembló para escribir y darle forma..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/10/17

jueves, 12 de octubre de 2017

UN DÍA PERSEGUÍ...



Un día perseguí la poesía
tratando de entender de qué trataban
los versos y las letras que rimaban,
mezclando la ilusión y la utopía.

No supe comprender esa alegría,
que oculta, entre la tinta, murmuraban
los ojos que, nerviosos, te buscaban
y un tierno corazón en su porfía.

Hoy sigo persiguiendo lo imposible;
el verso sigue siendo codiciado,
y aprecio hasta el poema impredecible.

Es cierto que el buen vino es añorado,
incluso al paladar más insensible,
por eso corazón serás amado.

Rafael Sánchez Ortega ©
06/10/17

miércoles, 11 de octubre de 2017

CARGADA VA LA CRUZ...



Cargada va la cruz sobre la espalda,
sangrante, lacerada y malherida,
un trozo de madera repartida
tratando de encontrar donde se acalda.

Es fácil confundir una esmeralda,
por medio de la voz estremecida,
que grita el timonel en su partida
alzando la bandera rojigualda.

Por eso se maneja la agonía
del hombre que consigue su salario
y busca en la familia su alegría.

Dejemos a la Cruz en su calvario,
vivamos en la vida día a día,
y hagamos del instante, nuestro horario.

Rafael Sánchez Ortega ©
05/10/17

martes, 10 de octubre de 2017

EN UNA TARDE FRÍA...



En una tarde fría
las aves se mudaron,
dejando los marjales,
los bosques y los lagos.

Se fueron a otras tierras
templadas, y de paso,
etapas de una vida
de un lado hacia otro lado.

La diáspora difusa
de un año y otro año,
marchando por un mundo
de cielo boca abajo.

Es fácil que algún día
encuentren el descanso,
quizás en humedales
o tierras de secano.

En una tarde fría
tus pies se descalzaron,
y allí, junto a la arena,
sintieron el regalo.

El beso de las olas
tan suave y delicado,
con notas clandestinas
de mares muy lejanos.

Un barco, en la distancia,
dejaba su retrato,
rompiendo el horizonte
el sol en el ocaso.

¡Qué tarde más hermosa
fue aquella, sin dudarlo!
El alma soñolienta,
los pájaros volando.

"...En una tarde fría
tomaba yo tu mano;
temblaron nuestros dedos
y el beso entre los labios..."

Rafael Sánchez Ortega ©
04/10/17

lunes, 9 de octubre de 2017

MIRARÁS AL PASADO...



Mirarás al pasado 
con profunda tristeza,
y verás, a lo lejos,
centenares de estrellas.

Es posible que entonces,
sin querer, te estremezcas
y hasta sueñes despierto
un retorno a la aldea.

Ese sitio encantado
donde el alma se llena,
por la brisa sublime
que acaricia la tierra.

Unas casas de adobe
rodeando a la iglesia,
y una fuente en la plaza
con el agua bien fresca.

Volverás al pasado,
a robarle su esencia,
inspirando tus versos
hacia un tierno poema.

Es la tinta indeleble
de la pluma indiscreta,
con el verbo sublime
que te ofrece la gleba.

Porque el hombre y el niño
al pasado se acercan,
a buscar sus raíces
y el futuro que esperan.

Y si cierras los ojos
lograrás las estelas
de las ondas divinas
que despacio se alejan.

"...Mirarás al pasado
y te invito a que veas,
lo que tanto has soñado
y que aguarda en tu puerta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/10/17

domingo, 8 de octubre de 2017

RECUERDO AQUEL VERANO...



Recuerdo aquel verano
tan lleno de alegría,
las fiestas y la playa,
las olas en la orilla.

Estábamos despiertos
soñando así la vida,
llenando nuestras almas
de pura poesía.

Habíamos dejado
la escuela y la familia,
por unas vacaciones
serenas y tranquilas.

De pronto aparecieron
amigos con amigas,
logrando todos juntos
formar una pandilla.

Salíamos al campo,
también de romerías,
y luego, por las noches,
verbenas infinitas.

La música sonaba
dejando melodías,
y el baile intercambiado
sacaba las sonrisas.

Bendigo aquella etapa
con esas compañías,
que guardo en el recuerdo
cual soplo de la brisa.

Hoy son otros veranos
objeto de mi vista,
con algo de nostalgia
y versos que no riman.

"...Por eso aquellos años
no quiero se repitan,
fue fruto de un momento
que guardo en la mochila..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/10/17

sábado, 7 de octubre de 2017

RECUERDO QUE ERA SEPTIEMBRE...



Recuerdo que era septiembre
y que la lluvia caía.
Veníamos del campo de dar un paseo.

De pronto descubrimos un mirador
y nos detuvimos.
Abajo se veían las marismas y la ría,
en ese zizagueante recorrido
a través de los marjales.
El sol se reflejaba por las aguas
en un intento vano de prolongar
su descanso entre las mismas.

Sentí tu mano buscando la mía
y pude comprobar que suspiraba.
Pero eran tus dedos los causantes
del suspiro. Los que me hablaban
y susurraban lentamente todo aquello
que veíamos, 
como tratando de indicarme
que nunca lo olvidara.

Te miré a los ojos y mis pupilas te contestaron
diciéndote que no, 
que era imposible olvidar ese momento 
y ese instante,
en que el tiempo se detuvo ante nosotros
para enseñarnos un rincón lleno de magia,
y para animarnos a cerrar los ojos
y a soñar profundamente como niños
mientras nuestros labios intercambiaban
el néctar milagroso del amor y la pasión.

Pasado un rato volvimos a la vida
y al tiempo en que vivíamos.
Abrimos los ojos y continuamos la marcha.
Tú sonreías al ver mi sonrisa
y yo, simplemente, te veía de forma diferente.

Fue un pequeño instante, un momento,
quizás una mota olvidada en la infinitud del tiempo,
pero había sido nuestro "tiempo"
y lo habíamos gozado y compartido
como dos ladrones de la vida
y de la poesía.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/10/17

viernes, 6 de octubre de 2017

POR LAS ESQUINAS...



Por las esquinas 
van asomando
hojas y polvo 
que mueve el viento.

Y yo esto miro 
muy pensativo
mientras,despacio, 
sueño despierto.

Será la brisa 
del fiel nordeste
la que me ofrezca 
su amargo beso.

Será el presente 
que va pasando
quien adormezca
tantos recuerdos. 

Pero entre tanto 
sigo el camino
y de la nada 
surge tu pelo.

Hay melodías 
que desconozco
tirabuzones
de mar adentro.

Hay mariposas
con lindas rimas
que con sus alas
forman mil versos.

En esto estamos
templado otoño,
en la mudanza
del bosque al suelo.

Y perseguimos
la fina lluvia,
que viene llena
de gran misterio.

"...Por las esquinas
vagan y vuelven
los corazones
con el silencio..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/09/17

jueves, 5 de octubre de 2017

ESTAMOS A PRINCIPIOS DEL OTOÑO...



Estamos a principios del otoño
y casi se nos marcha ya septiembre,
tenemos este loco veranillo
que empieza en San Miguel y el veintinueve.

Sin nubes en el cielo, de mañana,
y así se reflejaba el "mar celeste",
tranquilo, sosegado y algo vago,
dejando sensaciones muy alegres.

Bailaban mariposas en el parque
en vuelo singular e irreverente,
cantaban pajarillos en los bosques
tonadas y jolgorios, sin claveles.

Los pasos conducían a la vida
en una travesía sin andenes,
caminos y senderos singulares
llamando al corazón impenitente.

Debemos recordar que en esta etapa
las ramas de los árboles se mecen
y dejan una alfombra por los suelos
de tonos y colores sugerentes.

También significar que cada otoño
las barbas del invierno se estremecen,
igual que las corrientes de los ríos
que esperan impacientes a las nieves.

Hermoso carnaval el del otoño
que llega al corazón y le enternece,
haciendo que renazcan los suspiros
y pueble de esperanzas a las frentes.

Es una sensación inenarrable,
el verso de un poema que no muere,
la esencia de la vida en un instante
que dejan los otoños tiernamente.

"...Estamos a principios del otoño
en medio de una música que duerme,
la luna ya se quita sus zapatos
y un baile con sus rayos nos ofrece..."

Rafael Sánchez Ortega ©
29/09/17

miércoles, 4 de octubre de 2017

LA VIDA ES...



La vida es un puñado de preguntas
que nacen y que crecen por momentos,
se junta la esperanza y los lamentos
y algunas necesitan sacapuntas.

Preguntas que nacieron ya difuntas,
carentes de valor y sentimientos,
basadas en los frágiles cimientos
que rompen la firmeza de sus juntas.

La vida es un filón inagotable
cargado de ilusión y de alegría
que el hombre recibió por ser amado.

Vivamos de manera razonable,
dejemos a las dudas su porfía
y, acaso, consigamos lo soñado.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/09/17

martes, 3 de octubre de 2017

SE BUSCA UN CORAZÓN...



Se busca un corazón enamorado
que quiera compartir la poesía,
haremos, con la misma, la alegría
y el bálsamo y el gel del ser amado.

Quizás el corazón esté cansado
y marche, sin latir, día tras día,
es fácil que se pierda en la utopía,
la niebla y el camino abandonado.

Por eso corazón no tengas miedo,
los versos son remedio para el alma
que absorben el poema dulcemente.

Busquemos el cobijo del hayedo,
la magia del poema con su calma,
y amemos, corazón, eternamente.

Rafael Sánchez Ortega ©
24/09/17

lunes, 2 de octubre de 2017

UN DÍA ESPERO...



Un día espero seguir despacio
y rebuscando por los desvanes,
quizás encuentre viejos juguetes,
las bicicletas y algunas llaves.

Aunque entre el polvo no sé si existen
tantos recuerdos con los cristales,
tantas caricias quizás perdidas
y tantos besos de muchas tardes.

Pero no importa lo que me encuentre,
serán, sin duda, risas y sangre,
viejas sonrisas mal contenidas
sangre olvidada, manchas granates.

Porque el tesoro que está escondido
juega conmigo por los desvanes,
ahora me muestra viejos cuadernos,
luego los libros con sus paisajes.

Entre este mundo crecí despacio,
sobre la tierra con pocos planes,
y así, sin prisas, pasó mi infancia,
casi seguro, como un instante.

Pero los robles y las encinas,
y aquelllos bosques de nuestros padres,
siguen presentes y están latiendo
como las olas y pleamares.

Por eso busco entre el polvo amigo,
la savia eterna de los rosales,
la dulce mano que vio mi cara
y con sus dedos trazó mi imagen.

Hay entelequias muy escondidas
y hasta susurros de antiguos mares,
hay poesías que están latentes
y con sus versos dicen verdades.

"...Un día espero seguir buscando
ese poema que me entregaste,
y estoy seguro que está muy cerca,
ya que mi alma quiere encontrarle..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/09/17

domingo, 1 de octubre de 2017

BUSCABA...



Buscaba, como busca el navegante,
la tierra, tan soñada y prometida,
tratando de ganar en la partida
al duro temporal amenazante.

Buscaba en el nordeste, su calmante,
la brisa tan sutil y tan querida,
cual fuente inagotable de la vida
que fuera su caricia en todo instante.

Buscaba la mejilla destemplada,
el labio conteniendo la cordura
y el verso en la pupila tan amada.

Buscaba, (y encontró), la fiel ternura,
la mano y la figura deseada
y un bello corazón sin partitura.

Rafael Sánchez Ortega ©
22/09/17

sábado, 30 de septiembre de 2017

HAS CRECIDO...



Has crecido jovencita
y ya eres quinceañera,
es por eso que en tus labios
hay sonrisas y violetas.

Atrás dejas una infancia
de regalos y sorpresas,
con momentos increíbles
en los juegos y las letras.

En los unos destacabas,
te mostrabas pizpireta,
con los ojos tan azules
que buscaban las estrellas.

Sin embargo, en el colegio,
te aburrían las maestras,
con sus cuentas y deberes
que colmaban tu paciencia.

Dura etapa que has pasado,
superada, y que atrás queda,
ahora empieza otro relato
y es tu vida la que cuenta.

Sin embargo nunca olvides
de tu madre las recetas,
y esos cuentos que leía
en la noche, tras la cena.

Eran pura poesía
y ahora tú eres el poema,
el latido de su sangre
y la tinta de sus venas.

Has entrado en el momento
de vivir la vida intensa,
de ser libre como el aire
y de usar bien la conciencia.

"...Has crecido jovencita,
mas no pierdas la cabeza,
nunca olvides que en tu pecho
una niña está despierta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/09/17

viernes, 29 de septiembre de 2017

ATRÁS QUEDARON...



Atrás quedaron eternas primaveras,
llenas de magia, vividas con fervor,
también quedaron momentos muy hermosos
que al recordarlos se excita el corazón.

De esos instantes, que guardo en la memoria,
de vez en cuando los vivo por los dos,
y paseamos, unidas nuestras manos,
por los jardines, tranquilos, bajo el sol.

Es como un verso guardado en un cuaderno,
donde una rima se escapa hacia el gorrión,
es poesía que fluye y que renace
y que en el alma se vuelca con candor.

Por eso vibran aquellas primaveras
con un mensaje sencillo y la ilusión,
por conseguir que las nuevas golondrinas
dejen atrás estaciones de dolor.

Quedan, también, los fareros vigilantes
que con su luz guiarán la embarcación,
de aquellos hombres que reman duramente
para alcanzar, en el puerto, su Altazor.

Y quedas tú, mi juglar irreverente,
como el poeta que silba una canción,
mientras paseas tus ojos por el cielo
para robarle la esencia de su amor.

Rafael Sánchez Ortega ©
20/09/17