lunes, 18 de febrero de 2019

VEN A MI LADO...



Ven a mi lado,
busquemos el silencio,
para violarlo.

Con nuestras risas,
también con las miradas,
¡con muchas cosas!

Tú bien las sabes,
pequeña mariposa,
y te sonríes.

Si sale el sol
busquemos el refugio
de sus caricias.

En algún porche
perdido de la iglesia,
de cara al sur.

Y allí veremos
cruzar las golondrinas
de primavera.

En las colinas,
cercanas de la aldea,
veremos vacas.

Desperdigados
se ven los invernales
y caseríos.

¡Tantos recuerdos,
quedaron retenidos
en sus pajares!

Rafael Sánchez Ortega ©
11/02/19

domingo, 17 de febrero de 2019

AUNQUE LAS OLAS...



Aunque las olas se cansen
de romper sobre la costa,
otras olas volverán
con espumas y gaviotas,
y es que las aguas bravías
no conocen ni razonan
y prosiguen las peleas
de la mar y de las olas,
y así se van sucediendo
los combates y derrotas
de las ondas invisibles
que se estiran y se enojan,
y aunque los vientos alisios
lleven paz a sus alforjas,
siempre tendrán el rescoldo
de otras aguas más traidoras...

Por eso surgen de nuevo
nuevas olas silenciosas
que alimentan mil pasiones
con espinas y coronas;
poco a poco se retuercen
en singladuras muy sordas
y van llegando a las playas
a los puertos y a las costas,
y allí desgranan su furia,
sus deseos de victoria
y su pasión se diluye,
hasta la última gota,
en un combate sublime,
una batalla gloriosa,
y aunque la tiene perdida
tienden las olas su ropa...

"...Aunque las olas se cansen,
volverán con sus alforjas,
a iluminar tus pupilas,
luna blanca, seductora..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/02/19

sábado, 16 de febrero de 2019

TE BALANCEAN...



Te balancean las olas
y no dejas de bailar
porque estiras las pestañas
disfrutando de ese vals,
barca linda, barcarola,
mi trainera singular,
con tu proa, firmemente,
trazas ondas de cristal,
y si paran, un instante
esos remos su bogar,
te detienes en la calma
de un remanso y una paz,
luego sueltas tu melena,
con la vela principal
y la quilla toma rumbo
hacia el puerto y el hogar...

Eres sueño ante los ojos
de los niños y el zagal,
concentrados en la lumbre
de las noches y ante el llar,
allí surgen las leyendas
de manera popular,
entre el niño y el grumete
convertido en capitán,
y se habla de la luna,
de las playas de ultramar,
de galernas y ventiscas
y del fiero temporal,
el oyente se estremece,
y un poeta y un juglar
van naciendo, sin saberlo,
en el alma del chaval...

"...Te van meciendo las olas
y te dejas moldear,
con la brisa, mi trainera,
como rosa en un rosal..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/02/19

viernes, 15 de febrero de 2019

VENDRÁN LAS ROSAS...



Vendrán las rosas
a dar los buenos días,
en primavera.

Vendrán las nubes
bajando de los cielos
con muchos sueños.

Vendrá la magia
que tienen esos días
tan añorados.

Y viviremos
de nuevo esos momentos
tan especiales.

Será un instante
precioso en nuestras vidas
e irrepetible.

Por eso quiero
la esencia de esos días
y de sus besos.

Y cuando pasen,
nosotros cerraremos
también los ojos.

Y es que en el sueño
seremos como niños
en un jardín.

Pequeñas almas
que juegan y sonríen
en su inocencia.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/02/19

jueves, 14 de febrero de 2019

BAJO UN VIEJO ROBLE...



Bajo un viejo roble
se detuvo el tiempo,
y en aquel instante
algo fue naciendo;
dulces sensaciones,
suspiros intensos,
y hasta dos miradas
rompiendo el silencio
porque los cristales
dejaban reflejos,
pupilas hablando
de amor en sus versos,
y así se mitigan
oscuros recuerdos,
de días lejanos,
oscuros y negros...

Bajo las pestañas
se esconden los hielos,
con lluvia del alma
cubierta de cierzo,
y son como trampas
que inducen al miedo,
a ver en la vida
montañas de cieno,
las guerras, las dudas,
un cáliz perfecto,
también la avaricia
que anima al enfermo,
y el hombre se olvida
del hombre imperfecto,
aquel que es hermano
y vive, aunque muerto...

"...Por eso en el roble
se detuvo el tiempo,
y dejó tatuado
un poema eterno..."

Rafael Sánchez Ortega ©
09/02/19

miércoles, 13 de febrero de 2019

VEREMOS...



Veremos fuentes
con algunas cascadas
por los caminos.

Veremos rocas,
calizas, vigilantes,
que nos escoltan.

Veremos tanto,
y tantas cosas juntas,
por las montañas...

Y notaremos
la bruma que se forma
y nos abraza.

Y sentiremos
el beso de la brisa
con sus caricias.

Y soñaremos,
despiertos, en las cumbres
por estar vivos.

Cuando volvamos
despacio para casa
seremos libres.

Quizás más libres,
si acaso, por el logro
de hace un momento.

¡Vivir, soñar,
fundirse en un instante,
sueños y vida...!

Rafael Sánchez Ortega ©
08/02/19

martes, 12 de febrero de 2019

TENDRÉ...



Tendré que presionar
aquello que me gusta:
la pasta de los dientes,
el bote de pintura,
la leche condensada,
el ramo de las uvas,
la carne de ternera,
el libro de lectura,
y luego, si me canso,
podré frotar la pluma,
la rosa solitaria
la pera muy madura,
la tela silenciosa,
los claros en tu blusa,
los dedos de la mano,
y un labio sin excusas,

...Y si esto es el masaje
"son cosas de los curas", 
me digo y me repito,
saliéndome una arruga.
Volvamos al asunto,
sigamos la pregunta,
y hagamos masajitos,
siguiendo bien la ruta;
así desde Comillas
vayamos hasta Cuba,
obviando San Vicente
y océanos y brumas,
si acaso en las Antillas
hagamos la locura
de ver al sol desnudo
en manos de una bruja...

Pero ahora, hablando en serio,
tomemos una curva,
seamos consecuentes
igual que lo es la luna,
bebamos la botella,
(el néctar es cicuta),
sintiendo los efluvios
que llegan a la nuca,
quizás esos masajes
despejen las fortunas,
nos traigan a princesas
morenas y menudas,
y si no es procedente
al bardo que se oculta
y buscan con denuedo
muchachas algo adultas... 


"...¡Ay masaje, masajito!,
no sé bien lo que resulta,
de juntar y presionar
tantas letras vagabundas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/02/19

lunes, 11 de febrero de 2019

RECORREREMOS...



Recorreremos
los bosques de mi tierra,
si así lo quieres.

Tendremos Robles,
encinas y castaños,
también hayedos.

Y entre los árboles,
veremos a las hadas
de nuestros sueños.

Quizás el bosque
nos deje más sorpresas
para gozar.

Una cabaña,
perdida entre las ramas,
se deja ver.

La puerta abierta
invita al caminante
a su fogón.

Una vez dentro
la sopa de un puchero
nos da calor.

En la cocina
las llamas de la lumbre
nos acarician.

Lugar de ensueño,
el tiempo se ha parado,
pero no importa.

Rafael Sánchez Ortega ©
07/02/19

domingo, 10 de febrero de 2019

CAMINO EN EL SILENCIO...



Camino en el silencio de la vida
y busco en las esquinas libertad,
parece que los pájaros se alegran
y vuelan con sus alas de coral,
es fácil que no vea lo que dejan
las olas al llegar en bajamar,
las algas disfrazadas de sirenas
cantando la canción del capitán,
por eso los silencios son hermosos
y llenos de profunda claridad,
algunos hasta ofrecen margaritas
y en otras azucenas de moral,
recojo los segundos de ese instante
y vuelo con mis sueños de alcatraz,
allí donde los hombres sueñan libres
ajenos a las guerras y ansiedad...

Camino en el silencio de la tarde
tratando de encontrarte en el umbral,
pequeña mariposa, de colores,
con alas que me entreguen tu bondad,
entonces notaré que tus latidos
prefieren resguardarse en un portal,
aquel que descubrimos hace tiempo
y fue como el refugio de un altar,
seguro que recuerdas los suspiros,
incluso las promesas y el afán,
queríamos un mundo diferente,
vivir en nuestra vida y nada más
pero algo interfirió y, lo recordamos,
fue el viento de la eterna realidad,
haciendo que volviéramos al mundo,
la tierra de los miedos y la paz...

"...Camino en el silencio de la noche
un día que se marcha y que se va,
camino con tu mano entre la mía
y busco tu sonrisa de cristal..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/02/19

sábado, 9 de febrero de 2019

COMO CADA DÍA...



Como cada día
buscaba tu puerta,
también tu ventana
silente y abierta,
y entonces sin duda
cantaban los gallos,
pasaban las vacas
al campo marchando,
y yo le pedía
al cielo la luna,
y luego rezaba
cual breve locura,
quizás todo esto,
de forma tan breve,
se quede en recuerdos,
migajas de siempre...

El día avanzaba
sin pena ni gloria,
las nubes corrían
su juerga tan loca,
y en medio de todo
llegaba la tarde,
el fresco incipiente
de brisa y del aire,
los niños jugaban
sin ver y ser vistos,
ajenos al mundo
quizás a ellos mismos,
y tú, bella niña,
con tierno decoro,
tomabas mis manos
mirabas mis ojos...

"...Llegaba la noche, 
marchábase el día,
las piedras hablaban
y tú sonreías..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/02/19

viernes, 8 de febrero de 2019

ANDO EL CAMINO...




Ando el camino,
y sigo las veredas,
sin darme cuenta.

Cruzo los campos
dormidos en invierno,
y cruzo ríos.

Al fondo estás,
aldea de mi pueblo
y mis ancestros.

Quizás esperas,
la vuelta y el regreso
del hijo pródigo.

Pero tú sabes
que estás en mis recuerdos
con tus latidos.

Tierra encantada,
tan llena de misterio
y de candor.

Por eso vuelvo,
mis ojos te reclaman
y quieren verte.

En cada piedra
hay voces del pasado
que hablan conmigo.

Ellas me cuentan
aquello que yo ignoro
y que conservan.

Rafael Sánchez Ortega ©
06/02/19

jueves, 7 de febrero de 2019

YA SE ACERCA LA NIEVE...



Ya se acerca la nieve
con su blanco vestido,
y con ella regresan
los silentes suspiros,
que nos mandan los dioses
de sus cielos divinos,
y que en ellos abundan
muchos versos perdidos,
y lo son de poemas
por sus dedos escritos
conteniendo pasiones
e inocencia del limbo,
pero tú la conoces,
a la nieve que digo,
y saldremos a verla
y apreciar sus latidos...

Subiremos colinas,
pasaremos por ríos,
y veremos montañas
blanquecinas y a tiro,
de la nieve cubiertas
como capa de armiño,
y que luego el deshielo
la convierte en mil ríos,
pero importa el momento
el sentir estar vivo,
y el saber que, a mi lado,
tú te encuentras conmigo,
corazón de poeta,
con el rostro tan lindo,
fiel espejo del alma
que me ofrece su abrigo...

"...Ya se acerca la nieve,
la ilusión de los niños,
y en nosotros, mayores,
aquel verso que fuimos..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/02/19

miércoles, 6 de febrero de 2019

TU POESÍA ES HELADA...



Tu poesía es helada,
tiene viento del nordeste,
ese que llega y que quema
desde el mar azul y verde,
otras veces es la brisa
cuyos versos me entretienen
al embriagar a mi cuerpo
con sus caricias silentes,
por eso busco tus labios
para robar sus claveles
y la rosa y el suspiro
que se escapa de tus sienes,
pero el aire tan helado
aturulla y estremece
aumentando los latidos
del corazón, que se duerme...

Quizás recuerde la playa
de finales de septiembre
y aquel verso que trazaste
con tus dedos en mi vientre,
puede que busque en el cielo
la señal, intermitente,
que me enseñe los poemas
de tus versos tan alegres,
aunque, quizás, el invierno,
tenga esa magia en la nieve,
bien plasmada, entre tus letras,
para ojitos impacientes,
así se rompen espejos
y también los anaqueles
para dejar los poemas
al alcance de las mentes...

"...Tu poesía es helada
porque angustia y estremece
y yo quiero que tus versos
dejen mi carne caliente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/02/19

martes, 5 de febrero de 2019

EN LOS CAMPOS VERDES...



En los campos verdes
que están en mi aldea
se observa a las vacas
que en ellos sestean,
también hay casonas
y muchas dispersas,
con cuadras adjuntas
y algunas con huertas,
en esos tejados
se ven chimeneas,
que mandan al cielo
cenizas de leña,
y así son los campos
que hechizan mis letras,
y el verde sublime
que inunda mi tierra...

Parece que es magia
abrir estas puertas
y ver tras las mismas
la verde floresta,
rincones perdidos
y llenos de juerga,
que guardan sonrisas,
sudores y penas,
y en esta campiña
nacieron estrellas
de fuentes ocultas
en grutas y cuevas,
surgieron en versos
de muchos poetas,
que fueron su norte
bebiendo su  néctar...

"...Por los campos verdes
la brisa se cuela,
dejando recuerdos
que van a mi oreja..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/02/19

lunes, 4 de febrero de 2019

SE PERDIÓ UN POEMA...



Se perdió un poema
por calles y plazas,
una tarde fría
del invierno en marcha,
y con él quedaron
muchas zarabandas,
varias entelequias,
cientos de esperanzas,
y es que entre sus versos
música llegaba,
sones encantados,
miel y filigranas,
carantoñas dulces
que llenan las almas,
con pasiones nobles
de niños e infancias...

Se perdió un poema,
nadie dijo nada,
pero todo el mundo
supo de su falta,
eran fruslerías
y quizás marañas,
intrincadas letras
las de sus palabras,
y de aquellos versos
todos recordaban,
timbres infantiles,
juegos y fanfárrias,
y hubo corazones
con la sangre helada,
que sufrieron mucho
al perder sus alas...

"...Y la mariposa,
querubín y maga,
se perdió en el tiempo
con mis alas blancas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/02/19

domingo, 3 de febrero de 2019

HE VISTO...



He visto, al cruzar el bosque,
a los árboles llorando,
y lo hacían en silencio
con suspiros que eran largos,
en sus lágrimas sinceras
vi leyendas de los campos
con aldeas despobladas
por las guerras y soldados,
vi la sangre derramada
que manchaba los zapatos
de los ricos y los pobres
al mirar para otro lado,
sorprendido comprendí
a los robles con su llanto,
y a las hayas tan sombrías
y a los pinos y a los álamos...

Por eso al verle llorar,
a este bosque delicado,
creció la rabia en mi pecho
y lloré como un hermano,
porque en el bosque aprendí
las promesas de dos manos,
que al abrigo de las hojas
las encinas refrendaron,
y los besos escondidos
junto al sauce centenario
con el canto de la alondra
que marchaba hacia el ocaso,
pero debo subrayar
el efecto tan cercano
de este bosque con su magia
y el encuentro con los hados...

"...He visto llorar al bosque
y yo detuve mi paso,
al escuchar sus motivos
me contagié de su llanto..."

Rafael Sánchez Ortega ©
31/01/19

sábado, 2 de febrero de 2019

QUE NO SE MUERA EL SILENCIO...



Que no se muera el silencio
que permanezca en el alma,
que las palabras cautivas
sigan dejando su magia,
y que los niños se duerman
con las canciones y nanas
que va dejando la luna
y que los ángeles cantan,
porque el silencio se rompe
cuando amanece ya el alba,
y cacarean los gallos
en la aldea abandonada,
es un volver a la vida
y recobrar la esperanza,
del corazón del silencio
y de su música sacra...

Que permanezca callado
ese silencio del alma
y que contemple impasible
el temporal que amenaza,
vienen galernas del norte
que cercarán a las casas
con torrenteras y nieves
que cegarán las pestañas,
quizás los ojos nublados
dejen correr esas lágrimas
con el dolor y silencio
que hace nudo en la garganta
y aunque los vientos amainen
habrá pasiones y lavas
de ese volcán tan profundo
que los silencios bien guardan...

"...Que nunca deje el silencio
de acariciar a las almas,
y restañar los suspiros
de los ojos y miradas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/01/19

viernes, 1 de febrero de 2019

SOMOS VERSOS...



Somos versos venidos a la vida
por la mano de un dios muy solidario,
un artista, metódico, y sin brida,
que plasmó la simiente en su inventario.

Y surgieron poemas sin medida
como flores de un mundo imaginario,
un jardín con la tierra prometida
para el niño y el hombre visionario.

Y aquí estamos, ¡oh dios!, desde tus dedos
invocando certezas y falacias,
y también superando muchos miedos...

Porque somos con risas y desgracias,
esa luz que se filtra en los hayedos
y el poema que rompe burocracias.

Rafael Sánchez Ortega ©
29/01/19