miércoles, 16 de junio de 2010

HE BUSCADO EL AMOR BAJO LA LLUVIA

He buscado el amor bajo la lluvia
y encontré unas perlas y diamantes,
eran gotas del cielo simplemente
con el agua bajando su mensaje.

Es cierto que el amor es muy esquivo
que surge de las almas y que nace,
que inunda los sencillos corazones
y luego se confunde con el aire.

Es cierto que los hombres tienen sueños
y mezclan fantasía y realidades,
y es cierto que a lo largo de la vida
encuentren ese sueño que les falte.

Pero yo, que he salido a la ventana,
he buscado la lluvia por las calles,
y con ella el amor y al ser amado
para ir a vivir tras los cristales.

Allí afuera hay un mundo diferente,
una vida esperando que la palpe,
el latido del pecho desbocado
y el abrazo y el beso con la frase.

Una frase que acalle las palabras
y que diga tan solo lo que sale,
que el amor y la lluvia están unidos
y que van en el alma del amante.

¡Que sencillo es hacer con unos versos
melodías y juegos malabares!,
¡Qué difícil buscar bajo la lluvia
esas gotas de néctar admirables!

Los poetas se escapan de los sueños
y prefieren los lagos con el baile,
a pesar de la lluvia tan molesta,
y a pesar de que suenen solo valses.

Pero amar y bailar con quien te ama,
soportando la lluvia que renace,
es sentir que estás dentro de la vida
y que tienes un tiempo por delante.

Un tiempo para amar y ser amado,
un tiempo sin heridas ni puñales,
un tiempo simplemente compartido
uniendo fantasías y verdades.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/06/10

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar