miércoles, 4 de abril de 2012

NO QUIERO RETENERTE.


En realidad no es que quiera retenerte,
eres libre y puedes ir a donde gustes.
Pero antes déjame que te mire
y te diga lo que siento,
escúchame por última vez antes de que marches
y deja, si es posible, que tome tu mano.


Escucha mi latido apresurado
que grita desde el alma,
escucha a la sangre de mis venas
que corre enloquecida,
escucha a los susurros que escapan de mis labios
y que piden un beso de los tuyos,
escucha a mi alma que llora y se deshace
tratando de decirse que la vida sigue y continúa,
que nada se para, a pesar de tu marcha.


Quisiera tener la fuerza poderosa del viento
para retenerte entre mis brazos,
quisiera tener el premio apetecible
que animara a tus ojos y te hiciera desistir
de tu partida,
quisiera amarte tanto y poder demostrártelo
día a día, y en cada instante,
para poder decirte ahora que eres libre,
que puedes ya irte de mi lado,
porque a pesar de todo te seguiré amando
y te seguiré queriendo,
aunque tú no lo sepas y aunque vayas muy lejos.


Rafael Sánchez Ortega ©
04/03/12

2 comentarios:

  1. Gracias Marine, un abrazo también para ti y que pases felices fiestas.
    Rafael

    ResponderEliminar