martes, 1 de mayo de 2012

TE HE BUSCADO EN EL PARQUE SIN AVES...


Te he buscado en el parque sin aves
y también al salir de la iglesia,
más no pude obtener tu figura
ni siquiera rozar tu silueta.

Yo quería mirarte en silencio
y volar más allá de tus cejas,
penetrar en el alma sencilla
que en el pecho tu tienes y llevas.

Más faltaste a la cita del parque
y lloraron por ti las violetas,
y la iglesia, apagada y sombría
echó en falta la luz de tus velas.

No sabía por dónde buscarte
ni tampoco si estabas enferma,
y recé como rezan los niños,
suspirando por ti a las estrellas.

Pero tú no volviste del viaje,
si soñar es un viaje cualquiera,
porque fuiste volando en tus sueños
a otro mundo sin mar ni mareas.

Yo lo supe más tarde, de noche,
al buscar en el banco de piedra,
unas migas acaso dejadas
por tu mano tan fina y coqueta.

Y encontré la cuartilla doblada
que llevaba plasmada tu letra,
y en lugar de las migas queridas
presentí que tú estabas en ellas.

Y mis ojos rompieron en llanto
al leer con dolor que te alejas,
que te vas para tierras lejanas
a fundir tu destino en la niebla.

¡Ay de mi, corazón no te pares,
ni tampoco el latido detengas,
yo sé bien lo que duele la herida
y no sé lo que aguanten mis fuerzas!

¡Ay de ti, corazón que te marchas,
yo quisiera abrazarte de veras,
y decirte quizá suspirando,
que te vas y en mi pecho te quedas!

"...Te he buscado en el parque sin aves
y busqué sin fortuna en tu puerta,
más no obtuve respuesta ninguna
y no pude sentir tu presencia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/05/12

4 comentarios:

  1. Un abrazo Marine y feliz día.
    Rafael

    ResponderEliminar
  2. que triste es buscar y buscar y no encontrar

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Sin palabras Arena...
    Un abrazo,
    Rafael

    ResponderEliminar