domingo, 3 de febrero de 2013

LLEGASTE, CUANDO YA NO TE ESPERABA...


Llegaste, cuando ya no te esperaba,
en medio del silencio y de la vida,
traías tu carita soñadora
y un aura de ilusión y de alegría.

Viniste cual gitana, por los campos,
cubierta con un manto de ceniza,
envuelta en un perfume de lavanda
que daba más frescura a tu sonrisa.

Llegaste como llegan las princesas
a lomos de un corcel, en la estampilla,
y todo por los sueños imprevistos,
de un niño que soñaba ser artista.

Quería que surgieras de la nada
y fueras capitana en su barquilla,
la amiga y confidente de sus penas,
la eterna sin razón de sus pupilas.

Llamaste a la cancela de la puerta
cerrada a cal y canto en ese día,
arriba chirriaron las ventanas
y un hombre se asomó por la trampilla.

Bajaron muy despacio la escalera,
abrieron el portón por una esquina,
y viste el verde gris de aquellos ojos
dejando en tu mirada su agonía.

Quisiste consolarle en un instante
y hablarle y susurrarle con caricias,
más él se resistía a abrir la puerta
y a dar el corazón que allí latía.

Entonces le llamaste por su nombre,
saltaste sin pensar a su barbilla,
y el pecho comenzó con un galope
y tú lo serenaste con tu brida.

"...Llegaste, cuando ya no te esperaba,
en medio de la bruma y la neblina,
viniste como un hada soñadora
y entonces él salió de su apatía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/02/13

26 comentarios:

  1. Estimado Rafael, hermoso poema,un placer leerte, saludos,J.R.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita y comentario J.Ramon.
    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. sorpresas da la vida y eso es maravilloso
    lo que llega sin que se espera por lo general son experiencias que nos hacen crecer y madurar

    abrazos Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Elisa, sorpresas que pueden llegar o quedarse así, en simples sueños.
      Abrazos en la noche.

      Eliminar
  4. Cuando las cosas se esperan, terminan por llegar, y cuando
    llegan no te las esperas . . .
    En fin, que disfrutes de esta princesita gitana que te
    envuelve el alma, pero lleva cuidado que igual que vino. . .
    Un fuerte abrazo, -y aprovecha que son habas contadas-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay Paco, qué puse en los versos...!, "princesita gitana", "habas contadas"...
      ¡Pero si todo es poesía...!
      Un abrazo y que tengas un lindo domingo.

      Eliminar
  5. Yo los llamo ángeles...
    A la gente que llega para iluminarnos, los llamo ángeles.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y son ángeles ciertamente, TriniReina.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  6. son lindo ssueños inesperados que quien sabe a lo mejor se cumplen ,uy bello , un abrazote desde mi brillo del mar y disfruta del domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que muchas veces los sueños se cumplen Beatriz. Yo aún sigo esperando con mis sueños.
      Un abrazo y lindo domingo para ti.

      Eliminar
  7. ¡Las ilusiones nos mueven!
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a ellas nos debemos Nerea.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  8. A veces lo más inesperado, resulta lo más feliz.
    Besos en la tarde amigo Rafael

    ResponderEliminar
  9. A veces mas vale tarde que nunca. Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Soñado, sí, Indianala, sólo eso...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Rafael,suele pasar que cuando perdemos la esperanza la vida nos hace un guiño y quedamos sorprendidos...Ahí estaba lo que tanto queríamos...
    Tu poema,una delicia en ritmo y profundidad,amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo en esta tarde casi primaveral madrileña.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que suele pasar esa M.Jesús, cuando menos lo esperamos, por eso nunca se debe perder la esperanza.
      Un abrazo en esta noche en que sigue el invierno aquí, en el norte.

      Eliminar
  12. Qué lindo llegar a la vida de alguien para decorar su mundo con alegrías e ilusiones.

    Super tierno, Rafa.

    Besitos multicolores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Diana, tiene que ser bonito ese "llegar para decorar el corazón y a la vez, que alguien decore el tuyo".
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  13. Hay regresos que emocionan el corazón hasta el galope del mismo y presencias imprescindibles para que el corazón lata a su ritmo... en esa paz que da el estar acompañado de quienes nos quieren y a quienes queremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Impersonem, es tal y como dices.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. "...Llegastes cuando ya no te esperaba"

    Acaso no es hasta el final del fin, cuando no debemos esperar? Esperar, sin pensar.

    La vida, la vida es así de sorpresiva,
    ...nos pincela caminos imprevistos,
    nos provoca sensaciones q creíamo "olvidadas", no dá quiebros en los pasos q teníamos y creíamos medidos... y,
    con todo eso nos inunda ( la más de las veces-pq quiero pensar en positivo-)de momentos deliciosos q nos ayudan en ese ardúo sendero q ante nosotros tenemos.

    GRACIAS, por tus hermosas pinceladas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces, la vida nos deja estas sorpresas a todos y esta vez, el protagonista del poemaa narra esa llegada que alguna vez, todos hemos tenido o soñado.
      Gracias por tu visita y comentario DesdMiVentana.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar