miércoles, 24 de abril de 2013

LA TARDE SE VA MURIENDO...


La tarde se va muriendo
y yo me muero contigo,
porque el aire ya me falta
y no sé ni qué respiro.

Es la ausencia de tus besos,
y también de mis latidos,
con las dudas que me acosan
y la falta de cariño.

Es el aire de la tarde
que atenaza los sentidos,
y es la brisa y el nordeste
que me arrancan mil suspiros.

Tiembla el alma en la ciaboga
malherida y por el frío,
y la barca continúa
con su rumbo peregrino.

Hay un halo de esperanza,
una especie de espejismo,
una bruma muy traidora
con la lluvia y el granizo.

Hay cenizas en la tierra
y no brotan los cultivos,
por la sangre derramada
que se extiende hasta los ríos.

Una nube, por el cielo,
se ve al fondo con alivio,
deja lluvia y esperanza
con el beso que preciso.

Unas nuevas mariposas
ya se acercan con sigilo,
y se posan en mis ojos
y los miran con cariño.

Son aquellas, que en los sueños,
esperaba enternecido,
desde siempre y desde lejos
anunciándome que existo.

Son aquellas, juguetonas,
que veía siendo niño,
y seguía en los jardines
entre rosas y entre lirios.

Son las mismas que en la infancia
me llevaron a mil sitios,
entre sueños e ilusiones
y recuerdos tan queridos.

Pero ahora las contemplo
y no sé ni qué les grito,
necesito sus colores
y ese manto tan bonito.

Y de pronto, en un instante,
siento el roce y el abrigo,
de unas alas encantadas
que aceleran mis instintos.

"...La tarde se va muriendo
y no muero pues hoy vivo,
ya que el beso de unos labios
da a mis labios un respiro..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/0/13

32 comentarios:

  1. El desamor nos da a entender que jamás volveremos a sentir. Pero nada más erróneo. El amor, de una manera u otra, siempre vuelve.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón en la apreciación de tu comentario Trini, pero el sentimiento del amor es así de caprichoso o quizás somos nosotros los que lo vemos de esa manera.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  2. Me gusta mucho, es un compendio de todo lo que es el amor...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, yo también pienso que es un compendio, a grandes rasgos, de lo que es el amor.
      Un beso y feliz día.

      Eliminar
  3. Mientras haya vida, que no muera la tarde. bello amigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí Alicia, "que no muera la tarde".
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me encanta amigo!!
    Aunque nunca se muere si alma vive.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú Anna. Besos y feliz día.

      Eliminar
  5. ¡Qué tendra ese roce de labios que es capaz de sanar el alma más rota!.
    El anagrama del amor contado por tí, hoy, en esta entrada.
    Besos reconfortantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Gloria, ¡qué tendrá ese roce y ese beso de las mariposas!
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  6. Le iría muy bien a este poema, eso de :"que no se rompa la noche, por favor, que no se rompa, que sea serena y larga como el tallo de la rosa. Que tengo que amarte mucho, que tengo que amarte tanto... (Julio Iglesias) y...sigue..

    Abrazos y feliz tarde, Rafael

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa letra Fina y muy pegadiza, gracias por tu comentario.
      Un abrazo y feliz miércoles.

      Eliminar
  7. Hermoso,muy hermoso.
    bellas imágenes visuales a través de la palabra y profunda metáfora de añoranzas(imagen de la mariposa).
    precioso!Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Irene. Las mariposas siempre se prestan a ello.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. amor y desamor... son como la sal y pimienta de la vida.

    saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto La quiltra, es tal y como lo dices.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  9. Me gustó: Pasaré a menudo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Josefa.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  10. Me eh quedado sin suspiros..
    Desarrollastes tantos sentimientos,
    al transportar a ese niño, y volviendo
    a tu presente esperando ese
    beso deseado, para cambiar
    de esa tarde que muere en esperar
    llegar la noche sin miedo y con un
    hondo suspiro que salga de tu alma
    y te de un tranquilo alivio..
    Me encanto Rafael..
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario tan amplio, Claribel.
      Besos en la noche.

      Eliminar
  11. Hola Rafael! Hermoso poema. Sus versos primeros me hicieron recordar una canción preciosa de Inti Illimani, La tarde se ha puesto triste...http://www.youtube.com/watch?v=q8N9bJ3CWgs
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices Ana, pero la canción es más bonita que el poema.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. La tarde no tiene la culpa, es que con las carencias no vemos el sol ni las cosas bonitas de la vida. Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele suceder lo que dices Ana, por desgracia.
      "Besicos" en la noche.

      Eliminar
  13. aay, miralo Rafael!! qué bien pensar en mariposas de la infancia, sobre todo en una tarde que muere en nuestros ojos, para así dejar de morir con ella.

    Me gusta el trasfondo de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Beatriz, pero creo que todos hemos tenido y disfrutado, alguna vez, con esas "mariposas".
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Un bello poema donde la nostalgia de otros tiempos y otros lugares
    acude al poeta en esa tarde que se muere.
    Me gustaron en especial la primera y la última estrofa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jerónimo, pero son "retales", que todos conservamos en el recuerdo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Rafael,el amor y el desamor se te da muy bien,especial sensibilidad para traducir las emociones.
    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por esa manera de ver mis versos América.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Esa tarde que muere cada día nos va dejando su mensaje y su aliento...en la brisa,en el vuelo del recuerdo,en el color que se apaga,en la música y la palabra,que nos llega de lejos...La naturaleza nos habla y nos ama siempre,Rafael.
    Un beso y feliz lunes.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, M.Jesús, la naturaleza es así de sabia y de amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar