miércoles, 19 de junio de 2013

LEJOS DE MI TIERRA...


Lejos de mi tierra,
lejos de mi casa,
lucen las estrellas,
cantan las cigarras.

Hay unos aromas
llenos de nostalgia,
son como suspiros
que alguien los derrama.

Hay en esta noche
lágrimas amargas,
llantos silenciosos
ruedan por la cara.

En este momento
tengo rota el alma,
algo la aprisiona
rompe y atenaza.

Más estos segundos
venden esperanzas,
falsas utopías,
luces que se engañan.

Porque son quimeras
esas que nos hablan,
con falsos deseos
destilando rabia.

Hablan las pasiones
sobran las palabras,
llegan los delirios
de quien llora y calla.

Y es en ese instante
donde rompe y rasga,
cuando grita el pecho
de quien siente y ama.

Yo me siento ausente
entre tanta zarza,
vago solitario
con mi sombra larga.

Voy por los senderos
tras la estrella clara,
por la oscura noche
de una vida plana.

De una vida oscura
oscilante y vacua,
con mi larga sombra
que no busca nada.

Soy un vagabundo
vaya donde vaya,
tanto en el poniente
o al nacer el alba.

"...Lejos de mi tierra
hay sueños y magia,
son los mil espinos
de las rosas blancas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
Entre Sierrallana y San Vicente, 17/06/13

22 comentarios:

  1. "Son los mil espinos
    de las rosas blancas..."
    sembradas ayer
    donde su alma vaga.

    Son de aquellos sueños
    bajo las pestañas,
    que guarda la vida
    de las rosas blancas.

    Ay, mi querido amigo, que bello es lo que escribes, qué sensibilidad, me maravillas. Ya me voy a descansar y tomaba apuntes para algo que estoy haciendo e indagaba sobre la existencia humana, sus alegrías y quebrantos alrededor del amor, el odio, el poder, las guerras y sus intrigas, la religión que es otro poder de lo mismo; resulta que Dios estaba allí moviendo la cabeza como diciéndome allí nunca he estado aunque me nombren, vete a descansar que es más útil. Y quise irme con algo hermoso para soñar y leo tu poema. ¡Bello! Mi abrazo.

    *¿Sabes? Conozco a Celia Álvarez Fresco, desde hace como una década. Estuve con ella los dos días que estuvo por Madrid y vino con una de sus hermanas. Es un ser encantador y siempre la misma, aparte de elegante y guapa, es madre, esposa, una abuela muy joven y una gran amiga del alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa por tu lindo comentario, pero tú escribes muy bien y pones tu corazón en los versos.
      Respecto a Celia no tengo el placer de conocerla físicamente, pero sigo sus Blogs con mucha atención ya que tiene un "algo especial" que invita a seguir sus reflexiones tan sencillas y llenas de sensibilidad. No dudo de todo lo que dices de ella y me alegro de ese encuentro en Madrid que espero haya sido un éxito.
      Un abrazo en la noche y feliz miércoles.

      Eliminar
  2. Lejos de la tierra hay morriñas, la tristeza de añorar lo que se ama.
    Buen poema, como siempre.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Rosa, pero los versos surgieron en ese sitio que cito al final, "Sierrallana", un lugar donde últimamente visito con frecuencia por motivos familiares.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. De utopías y realidades se forja la vida…de alegrías y penas…de ilusiones y sinsabores… quien comprende y alivia los pesares del alma…??? en la magia de los sueños tal vez se encuentre consuelo.
    Un encanto seguir tus versos.
    Abrazos y grato amanecer querido amigo….(hasta el anterior todo bien).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que todo vaya bien y de que tus comentarios entren perfectamente. Quizás fue un fallo del servicio de Blogs.
      Un abrazo y lindo día Ceciely.

      Eliminar
  4. A veces las quimeras nos ayudan a avanzar en el camino de la vida. En cambio, otras, son la punta del desencanto que se nos clava.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo TriniReina, pienso como tú.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Nunca hay que perder esos sueños, se esté cerca o lejos de la tierra de uno. abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no hay que perderlos Amapola.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hermosos versos.

    Una distancia que te carga, el alma de melancolía.

    Saludos desde El Bierzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco, un abrazo desde Cantabria.

      Eliminar
  7. ¡Ahhhh!, Rafael, hablando de morriña los gallegos la tenemos a caudales. Es la llamada del terruño...

    Un abrazo hecho nostalgia

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Fina, esa "morriña" es característica del norte y por supuesto de las gentes de tu tierra galleguiña.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  8. El apego y la identificación del lugar donde nacimos es algo que se lleva muy profundo. Son nuestras raíces.. recuerdos, apegos que el alma extraña... que por momentos duele no tocarlas... Siempre bellas tus letras amigo, cargadas de amor, nostalgia y vida.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Paty, siempre tan amable.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  9. iba a resaltar los versos que Elisa resaltó, así simplemente te dejo un abrazo y la felicitación por ellos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me doy por satisfecho con tu visita y lectura Elisa. Gracias por ser tan amable.
      Un abrazo y lindo día.

      Eliminar
  10. Hola Rafael siempre se añora
    la tierra que uno nacio en ella
    la nostalgia embarga recuerdos
    de esos días soleados del alma..
    Hermoso amigo..
    Te dejo un nostalgico beso..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Claribel y por eso todos la llevamos en un rinconcito del alma.
      Un beso en la noche.

      Eliminar
  11. Precioso!! Aunque sea triste... Y ese final, es divino.

    Me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así Misterio.
      Un beso.

      Eliminar