viernes, 8 de noviembre de 2013

OÍ TU VOZ...


Oí tu voz clamando en la distancia
y el vacío con un suspiro grave e impaciente,
oí tu cuerpo susurrar mil melodías pecadoras
y suplicar un beso y un abrazo.

Creí entender, que el fuego y la pasión
te devoraban, y una fiebre incalculable
anulaba tus sentidos

Estabas impaciente en esa oferta y esa entrega
que ofrecías de tu cuerpo,
quizás por el efecto de un siroco incontrolado,
de un volcán efervescente desbordado con su lava
en tus entrañas,
por un fuego alimentado por deseos en sus llamas.

Estabas tan fogosa que hasta el hielo se fundía
en un instante y sus cristales,
eran gotas de sudor recalentado que bajaba
por tu cuerpo.

Yo estaba contemplando aquella escena
y pensaba en tu figura seductora;
pensaba en tanto tiempo reclamando tu mirada
y que ahora, por efecto de una fiebre
te ofrecías a cualquiera en un murmullo
inteligible.

Y soñé como los niños y dejé volar mi fantasía
y pensé que, si así fuera,
tomaría tu barbilla con mis dedos,
buscaría tus pupilas con mis ojos
y te diría sin palabras que adelante,
que te asieras a mi mano y caminaras a mi lado
por la playa hacia un puerto no lejano,
donde el fuego y la pasión que está en tu cuerpo
se fundiera con el hielo y la ansiedad
que va en el mío
y se hicieran comunión ambos deseos,
en un beso y un abrazo
sin principio ni final y para siempre.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/11/13

20 comentarios:

  1. Como susurros en el tiempo le llegaran tus versos al corazon y esos deseos ya no seran solo de uno seran de dos x y para el siempre llegara !!!

    hermoso poema me quedo x aki besos y abrazos,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Ramona.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. oído y voz lo que tu protagonista manifiesta

    abrazos y buen fin de semana Rafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ely, así es.
      Un abrazo y lindo fin de semana también para ti.

      Eliminar
  3. Cuando los sueños se desean con tanta fuerza se hacen realidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así para todo el mundo Rosario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un poema subido de temperatura, con mucha pasión.
    Cuando el amor se nos ofrece así, siempre dudamos de que sea real...

    Abrazos Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que parece un sueño Jerónimo, y será por eso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Y si el camino fuese poesía, vuestros pasos el Edén sería.
    :) Besitos Rafael

    ResponderEliminar
  6. voz que llegó entre susurros dulces y salinos, dejando besos esparcidos entre tu piel y tu alma y esta noche tus letras claman precioso!!!, dulces sueños desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu lectura y comentario Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. La voz... Fundamental. Tuya pero suya.
    Tocando cada fibra de tu ser.
    No dejes de sentir así, Rafael.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intentamos Alicia, al menos cada día.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. me gustaría ser, me gustaría sentir, me gustaría escribir... versos tan elocuentes, tan intensos... Como si fuesen de la vida real!!!! Besos

    ResponderEliminar
  9. Oí tu voz... fue una súplica incesante que solo un alma receptiva siente como suya, hablan las miradas y no hay principio ni fin cuando dos almas se funden, bello poema.

    Eres un dulce Rafael, besos para tu noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando dos almas se funden... Algo nuevo allí palpita Ame, no lo dudes.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  10. Precioso...

    Mucha sensibilidad en ese oído...

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así estos versos Misterio.
      Un beso.

      Eliminar