sábado, 1 de noviembre de 2014

ME ACOSAN LAS MENTIRAS DE LOS HOMBRES...


Me acosan las mentiras de los hombres
y quiero ser un niño en la ribera,
un pobre soñador con sus harapos
que mira por la noche a las estrellas.

No entiendo la ceguera de las gentes,
ni veo en sus pupilas lo que encierran,
mentiras que responden a mentiras
y ausencia de verdades tras sus cejas.

Sabía que los hombres son crueles,
que gozan con el mal y las peleas,
que llevan ese estigma entre su sangre
y corre por arterias y por venas.

Entonces el veneno se propaga
y llega hasta las almas cual mareas,
hurgando sin cesar en las heridas
que expulsan tanto pus hasta la tierra.

Me acosan las mentiras de los hombres
que son como loritos, que no piensan,
repiten las mil frases acuñadas
que escuchan a oradores y profetas.

Me duele comprobar que las personas
son hojas que la brisa bambolea,
peleles de un teatro imaginario,
comparsas y perfectas marionetas.

Yo quiero que los hombres sean ellos
y vean de los niños, la inocencia,
aquella que proclaman en sus frentes,
la misma que sus almas bien reflejan.

Los niños que bien saben de verdades,
los niños del amor que tanto sueñan,
los mismos que persiguen mariposas
y vuelan con las sombras del cometa.

"...Me acosan las mentiras de los hombres
y más de las mentiras que se inventan,
los niños no precisan de mentiras,
si acaso de caricias y paciencia..."

Rafael Sánchez Ortega ©
31/10/14

28 comentarios:

  1. Alto yo claro si y a mi cómo me gustaría que tuvieran la inocencia de lo s niños pero no es así ,la mentira destruye `profundas letras , me encantó !!!! un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  2. Los niños no precisan de mentiras, si acaso de caricias y paciencia....... una frase preciosa.
    me gustan tus poemas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que así sea maduixeta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me encanta, es un poema precioso y muy bien construido.
    Cada vez que aparezco por aquí salgo maravillada.
    Un abrazo desde el mediterráneo y feliz domingo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mayde. Me pasa lo mismo con tus letras.
      Un abrazo desde el cantábrico y feliz domingo.

      Eliminar
  4. Deberíamos conservar a ese niño en nuestro interior, se evitarían muchos malos sentimientos o mentiras
    Un beso, Rafael

    ResponderEliminar
  5. Los niños son la sinceridad la inocencia, cuando nos hacemos adultos muchas de esas cosas de pierden, triste mas en unos que en otros

    Besitos y feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo inherente a la condición humana Cora.
      Besitos y feliz domingo.

      Eliminar
  6. Menos mentiras y más caricias de verdad...cómo cambiaría el mundo...

    Besos y buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Carmen.
      Besos y feliz domingo.

      Eliminar
  7. Es verdad Rafael ...cuanto daño hacen mentiras y falsedades...
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  8. Me gusta que los niños pueden volar con la sombra del cometa, así se hacen los milagros.
    Feliz domingo, Rafael.

    ResponderEliminar
  9. Mentiras sobre mentiras.
    Y todos reclamando sinceridad, Rafael.
    Somos una paradoja.

    Un poema certero, que trasluce el desencanto del adulto, pero deja la esperanza en ese niño que nos rescata.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es mi intención Verónica, mostrar a ese niño que sigue en el fondo del alma de los mayores, a pesar del tiempo transcurrido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Detesto la mentira, arruina todo, y falsifica todo. La mentira es un virus que merma toda relación.

    Te felicito por abordar así este gran tema amigo. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Es que los niños son de verdad, los hombres tienen más malicia

    No sé si las personas están ciegas o les convienen hacer que no ven.

    Sí, hay crueldad en algunas personas…

    Es mejor intentar cerrar las heridas muy pronto, para que no se infecten…

    Algunas personas, muchas, si son teatro; pero por suerte no todas…

    Por eso es bueno conservar algo del niño que hemos sido…

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que debemos intentar conservar esa parte de "niño" que todos llevamos dentro.
      Un beso Sakkarah.

      Eliminar
  12. Pues sé, ese niño que va a su bola, sin hacer el mínimo caso a esas mentiras, aunque hagan daño...
    Un hermoso poema Rafael.
    Te felicito por tu buen hacer.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Es necesario volver a la inocencia de los niños y mirarnos en ellos...De esta forma mantendremos la ilusión, la curiosidad y la esperanza siempre, amigo...Mi gratitud y mi abrazo grande por tu magnífica inspiración.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tal y como tú dices María Jesús, sin duda.
      Un abrazo.

      Eliminar