martes, 7 de abril de 2015

SUSPIRAR...



Suspirar...

Y sacar a los labios el aire y la nostalgia,
concentrando los silencios por orden númerico
y de mayor a menor antiguedad,
aceptando la realidad,
y marcando las prioridades de este día,
uno más del recorrido,
y uno memos para llegar a la meta.

Suspirar...

Y contar las escaleras de la calle
mientras subo hacia el trabajo:
"una dos, tres..."
Respiro y me detengo buscándo una metáfora
que me dé la explicación de lo que hago:
"treinta y una, treinta y dos, treinta y tres..."
la higuera se me escapa de las manos,
las flores del almendro ya despuntan,
la sombra del ciprés
se enreda con la hiedra de la tapia
mientras el nordeste deja un beso entre sus ramas:
"sesenta, sesenta y una, sesenta y dos..."
hay puertas invisibles en las tapias
y ventanas que no veo
y las percibo y las preciso
con la luz que me hace falta:
"setenta y nueve, ochenta y ochenta y una",
¡al fín...!

Suspirar...

Y recuperarse un poco del cansancio
dejando atrás castillos y mil sueños del pasado.
El invierno ha corrido su velo,
y también ese trago del frío amargo
que ahora quema el veneno, en las entrañas.
Ya no lloran los ojos, porque dentro,
en el alma, se destroza el silencio,
desgarrado entre nieblas y brumas
y no atinan los dedos a quitar esos días
pasados, y esos meses de la página fiel,
del feliz calendario.

Suspirar...

Y mirar por la ventana el cielo gris,
de este día cualquiera,
mientras los dedos juegan con el teclado del pc
tratando de hilvanar unas palabras,
y el pensamiento vaga, difuso,
con tu presencia tan cercana y tan distante.

Suspirar...

Y seguir caminando,
avanzar ya de nuevo con la lluvia y el sol
a través de la niebla y la noche,
al compás de los días sin nombre,
entre rosas y cardos,
donde nacen y mueren los sueños,
porque tú, "primavera sin rumbo",
has venido hasta aquí, de repente,
arrancando la nota silente de un arpa
y acallando la voz de un invierno,
marchito y helado,
y has venido a traer alegría a las almas.

Suspirar...

Y añorar la pasión del futuro verano.

Rafael Sánchez Ortega ©
01/04/15

26 comentarios:

  1. Sí,palabra por palabra.
    Hermoso suspirar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Suspirar... Y condensar en un suspiro todos oos anhelos,sueños, certezas, miradas, ausencias,...
    Y seguir caminando, en cada paso... En cada paso un suspiro.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, escrito y leído, parece muy fácil Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Lo sé, en realidad no lo es... Nunca lo es...
      Quizá por eso.. Sueño despierta pues.

      Eliminar
    3. Los sueños no son malos, al contrario, pero debemos ser siempre conscientes de ellos Athenea, ¿no crees?
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
    4. Sí, no perdernos en la línea difusa de sus párpados...
      Evitanto caer en un letargo que nos impida sentir el día a día por pretender perfilar un " quizá".
      En realidad, los sueños sostienen el ánimo cuando sentimos que se desvanece todo lo demás.

      Eliminar
    5. Totamente de acuerdo entonces Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buenos dias Rafael,,preciosos versos llenos de recuerdos y escalones...nada se olvida....en los escalones se tropieza ,pero se vuelve uno a levantar para poder seguir..soñando.
    feliz dia
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Marina, así es.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  4. Suspirar para retomar oxígeno y engendrar vida a nuestros pulmones con los versos de tu oxigenada poesía.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver asi mis versos María.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Presos de monotonía y ansiedad, tus versos hoy... solo piensan en un tiempo mejor. Pero, ¿cual es el tiempo mejor?. El único tiempo es el hoy, y esté nublado o no, es hoy el tiempo de sonreir, de escribir, de amar.
    Ufff casi te escribo un poema amigo, me inspiraste!!!!! Un gran abrazo, estaré por varios días ausente por viajes, primero de trabajo y luego de paseo. Cuídate ... Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus letras siempre sinceras,Paty.
      Espero y deseo que tengas unos días bellos y que todos tus deseos se cumplan y los pases en compañía de tus seres queridos.
      Un abrazo desde España con mi cariño y amistad.

      Eliminar
  6. Increíble lo que puede llegar a significar un suspiro o la cantidad de cosas que podemos expresar con él...

    Un poema precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices Ester, gracias por tu comentario y visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Y que sigamos respirando por mucho tiempo y sin ayuda de nadie....
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  8. Cunata razón llevas un suspiro es una vida entera, un gran amor una gran pérdida es el tiempo que nos vigila , me encantó!!! excelente letras como lo atarpasa uno precioso texto, uuffff una belleza un abrazo fuerte desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Bea.
      Un abrazo y feliz día querida amiga.

      Eliminar
  9. Suspiros, esperanza, vivencias y belleza...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  10. Te leo..... y se me escapa un suspiro.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar