viernes, 18 de mayo de 2018

NO SIENTO MARIPOSAS...



No siento mariposas
que vuelen por la calle,
ni escucho las campanas
de iglesias seculares,
no huelo los perfumes
de rosas y azahares,
ni veo las cigüeñas
volver a sus nidales,
...las torres hoy vacías,
las sombras nos invaden,
el humo de las casas
no llega a los pajares,
y todo en este día
tan lleno de saudades
pequeñas mariposas
perdidas no se sabe...

No siento tu presencia
desde hace unos instantes
presiento que has salido
y buscas otros mares,
océanos sin nombre
que vibren con su sangre,
las olas misteriosas
mezcladas con las sales,
son ecos y latidos,
susurros de la carne
que ahora se despiertan
sedientos y con hambre ,
por eso no te juzgo
y sigo en esta cárcel,
mi bella mariposa
ausente en esta tarde...

"...No siento las heridas
sufridas en combate,
la vida es algo hermoso
si aprecias sus detalles..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/05/18

24 comentarios:

  1. La vida nos da y nos quita, pero siempre es mejor mirar lo que tenemos porque siempre estaremos en ventaja, es mirando lo que tenemos que podemos seguir adelante.

    Es necesario apreciar el color en las cosas:
    ¡prodigio de prodigios, la variedad es hermosa!
    Y si miras el torrente de charcos de la vida,
    la encuentras empozada a la vuelta de la esquina.
    ...Y es que en todo se expresa magníficamente
    su gran diversidad, sus túneles de euforia y tristeza,
    y hallamos prendida hasta en la pena la grandeza,
    y en el dolor, a veces encontramos, un trozo de belleza..

    Beso al alma Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y esos versos que acompañas, Paula.
      Un abrazo infinito.

      Eliminar
    2. Como dices, apreciar los detalles es lo que nos hace ser felices. En las pequeñas cosas están las grandes cosas aunque sea paradójico. "Esas pequeñas grandes cosas de la vida". Un oxímoron que no deja de ser cierto...
      Besuquitos al alma.

      Eliminar
    3. Completamente de acuerdo querida amiga.
      Un abrazo y feliz noche, Paula.

      Eliminar
  2. Los aleteos de mariposas fugaces, se echan de menos cuando uno se acostumbra a ellos. Esas saudades de algunas tardes, cuando las nubes se ocupan en traernos vellos recuerdos.

    Muy bello poema. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver y citar estos detalles, Albada Dos.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  3. Hay que ver lo que son los sentimientos y emociones ellos nos acechan en continuo movimiento , nos dan esa alegría o tal vez la tristeza ..aunque siempre nos quedará el recuerdo de haber conocido esas mariposas .
    Un abrazo en esta noche de viernes ..feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que nunca nos falten las mariposas, Campirela.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  4. He intentado publicar dos veces mi comentario, a la tercera va la vencida, eso espero, es que me daba error.

    Si es cierto que la vida es hermosa a pesar de que algunas veces tenga espinas.

    Me encantan tus aleteos, mi admirado poeta, me hacen volar contigo.

    Un beso y un abrazo enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las espinas siempre tropezaremos con ellas, María. En cuanto a los problemas del Blogert qué te voy a decir que no sepas. Paciencia...
      Un beso y feliz noche.

      Eliminar
  5. Dicen que las mariposas más bellas son las que vuelan en libertad... pese al tinte melancólico... tu poema es una belleza, amigo Rafael.

    Mil besitos en la noche y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras que agradezco, Auroratris.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  6. Qué poético y romàntico(me encanta)te ha quedado esa emoción que en el tiempo se hace presente.
    Que vuelen las margaritas.Es necesario dejar que abran sus alas,aunque por su belleza queramos que estén siempre a nuestro lado
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no las vemos notamos su ausencia y pedimos porque regresen.
      Un abrazo y gracias Gó. "Besucos"

      Eliminar
  7. Vuela vuela mariposa, pero que siempre regrese a susurrarte versos, que bello poema Rafael, abrazo cálido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso Maricel, que siempre regresen a nuestro lado.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  8. Ecos y latidos que nos hacen.
    Y sí, la vida es bella cuando apreciamos los detalles.
    Buen mensaje.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Verónica, lo sabes bien.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  9. Esa bella mariposa volverá,no puede ser de otra manera!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos Carmen, porque sin ellas...
      Besos.

      Eliminar
  10. Mientras sus alas lleven suspiros, siempre volaran bellas mariposas en el corazón.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que esas alas siempre destilen suspiros, María del Rosario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Esas presencias y esos detalles, hacen de nuestras vidas algo que vale la pena vivir, así después se vayan lejos en la tierra o hacia el cielo.
    Gran sensibilidad en tus versos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver esos detalles en mis versos Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar