miércoles, 25 de marzo de 2015

QUIZÁS EN UN MOMENTO DE LOCURA...


Quizás en un momento de locura
pudiéramos bailar sobre las olas,
los hombres y los niños, simplemente,
soñando con los guiños de las horas.

El tiempo nos abraza y nos rebasa,
nos marca nuestros pasos en las sombras,
nos dice que sigamos adelante
tratando de aliviar nuestra derrota.

La barca, sin sus velas, va despacio,
prosigue su paseo por la costa,
avanza con su garbo tan cansino
y enfila el escenario con su prosa.

La mar y las resacas son constantes,
entonan su canción bajo la aurora,
nos dejan el salitre de sus labios,
temblando, con sus pétalos de rosa.

Quizás, en un momento de locura,
escuche a las pacientes caracolas,
las mismas que rompieron el silencio
y luego secuestraron mi persona.

Con ellas se llevaron mi inocencia,
la casa de cristal de las alondras,
el dulce querubín que en las mañanas
dejaba mil sonrisas con sus notas.

Es fácil que se engañe el forastero
y piense que es producto de una broma,
la brizna que se mete en las pupilas
y el ojo vacilante que la llora.

Por eso le contagio mi locura
y animo a que recoja tantas gotas,
no suele el corazón equivocarse
y late, por amor, hora tras hora.

"...Quizás en un momento de locura
no sepa distinguir hojas de ropa,
y tenga que buscar, en tu sonrisa,
la clave y el candor que me enamora..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/03/15

26 comentarios:

  1. En el amor la locura es un bien querido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu amistad ...preciosos siempre tus versos...
    Adios amigo...mil abrazos
    esta primavera
    Marina Emerenciana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Marina.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  3. Esa locura... Que no es tal... Sino esencia, se alimenta y enamora de sonrisas, de su presencia...
    Me encantan tus letras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Qué sería la vida sin los momentos de locura?

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado eso de los guiños de las horas, bonita metáfora.
    Para amar hay que gozar de un punto de locura y para andar por la vida también.
    Un gusto siempre leer tus poesía Rafael.
    Feliz jornada poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten mis versos Carmen.
      Un abrazo y feliz miércoles.

      Eliminar
  6. Me dejo contagiar por tu locura,encantada.
    Subiré a esa barca y cruzaré esas olas.
    Hermosas palabras las tuyas amigo Rafael.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Julia.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar

  7. No suele el corazón equivocarse,no.

    Hermosa locura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente no María Socorro.
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Eres de una creatividad pasmosa, Rafael. Te salen los versos como si fueran olas, uno tras otro, uno tras otro y sin parar.
    Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente es pura rutina Tecla, y es así, como te digo.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  9. Ay! esos momentos de locura que destilan versos en nuestra alma.
    Una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos momentos parecidos Maduixeta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Rafael cuando versas sobre los mares , la barca y sus olas yo empiezo a suspirar y a viajar siempre y me lleno de magia esa magia que tú contagias al leerte con esa melodía tan linda !!! precioso , un abrazo desde mi brillo delmar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Bea.
      Un abrazo desde esta orilla del cantábrico.

      Eliminar
  11. Que nunca deje de haber momentos de locura tan hermosos.

    Muchos besos

    ResponderEliminar