domingo, 29 de marzo de 2015

TU VESTIDO BLANCO...


Tu vestido blanco
me invitaba al baile,
a tomar tus dedos
y cubrir tu talle.

Y así fue, sin duda,
como me llevaste,
con tu risa franca
y tu labio amable.

Porque el beso dulce
me llegó con clave,
me dejó el suspiro
que, en tu pecho, nace.

Y miré tus ojos
y encontré la llave,
porque tus pupilas
se muestran amables.

Tu vestido blanco
tenía un mensaje,
y una primavera
rompía la cárcel.

Aquellas persianas,
de color granate,
cubrían el cielo
sin nubes ni calles.

Y arriba dos niños
buscaban un ángel,
de rizos muy rubios
sin padre ni madre.

Un ángel del cielo,
hermano de sangre,
que juegue y que ría,
que brinque y que salte.

Tu vestido blanco
me invitó a tocarte,
a sentir tu cuerpo
y tus labios suaves.

A buscar tus senos
con temblor de tarde,
y a encontrar tus ojos
sin miedo a buscarme.

Esa bella gasa
yo quiero quitarte,
y rozar mis dedos
tu preciosa carne.

La misma que pide
que llegue y que calme,
la sed tan ansiosa
del pecho que arde.

"...Tu vestido blanco
se muestra radiante,
me hechiza y me embriaga
y me invita al baile..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/03/15

24 comentarios:

  1. muy bellos poemas ...feliz domingo
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  2. A veces un color se nos graba en la memoria para la eternidad.Tal vez porque junto a ese color sucedió algo inolvidable.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Joaquín, suele suceder como dices.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Justo ayer encontré un vestido blanco y pensé en la playa, verano... En lo vivido y lo que vendrá.
    Como abrir una naranja y ver mitad con mitad...
    Disculpa... Mi divagar.

    Abrazo de luz ✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que disculpar Athenea, al contrario.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  4. Que lindo ese vestido blanco, el que te invita a un baile y te llevo al fondo del amor para encontrar esa llave.
    Un abrazo y feliz tarde Rafael.
    Gracias enormes por ser y estar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu comentario Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  5. Preciosa poesía...

    Me ha gustado mucho.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  6. Los vestidos blancos siempre tienen algo encantador, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  7. Es que con un vestido así, le dan ganas de bailar a cualquiera, cogerle los dedos disfrutar sus labios y todo cuanto se presente en esta primavera que comienza.
    Que para eso solo llega una vez al año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tendremos que hacer lo mismo Tecla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un vestido blanco, la primavera, unas pupilas amables... Precioso, profundo.
    Te leo y ya me imagino con un portaminas delante de un papel en blanco, recordando unos momentos imborrables, dulces...
    Me parece bellísimo, ¿hay una leve nostalgia...?
    Eres increíble, poeta...hacía días que no te leía.

    Besos Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Lore.
      Besos y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  9. Un vestido que insinua , un vestido lleno de tentaciones que habla!! y luego sea mirada que te delata esos dedos inquietos uuffff precioso muy apasionado y dulce a la vez me encantó !!!, Rafael , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  10. Rafael, tu poema tiene luz, magia y una belleza etérea en ese vestido blando e inspirador, amigo...Mi gratitud y mi abrazo siempre, por tu arte y entrega a las letras.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario M.Jesús.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  11. Bellos recuerdos, bellos colores. Tu pluma describe los recuerdos, desgranando detalles.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos buenos nunca se olvidan Maduixeta.
      Un abrazo.

      Eliminar