lunes, 16 de noviembre de 2015

A VECES TE DESPIERTAS...


A veces te despiertas
cogiendo margaritas,
que crecen en la luna,
de forma desigual.

Es algo inconcebible,
que pasa cada día,
pues buscas la fontana,
allende, en altamar.

El hombre se entretiene
haciendo solitarios,
contando las ovejas
que salen del fanal.

No creas que he bebido,
lector impenitente,
tampoco que he fumado
un porro en un pajar.

La vida se compone
de risas y tristezas,
las unas nos divierten
las otras van fatal.

Prefiero las conservas
que venden en los chinos,
y llegan del oriente
con fruta y mazapán.

No sé si los otoños
se tiñen las pestañas,
o engañan los ojitos
del niño y el juglar.

Por eso yo que vivo,
la eterna poesía,
que lucha, sin cadenas
buscando la verdad...

no busco en las palabras
retazos y equilibrios,
producto de las rimas
y reglas de Alcatraz.

Prefiero la distancia
que acerca a las estrellas,
suspiros y susurros
bañadas con la sal.

Son lágrimas sinceras,
que surgen en silencio
y brotan de los ojos,
del niño, con la edad.

No temas, buen amigo,
acabo ya el poema,
y voy con mi locura
a un mundo de cristal.

"...Los niños se divierten,
ajenos a las guerras,
y a veces, se despiertan,
en paz y en libertad..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/10/15

16 comentarios:

  1. Hola Rafael tu útlimo verso quieralo Dios que bello está !! cuantos sentmientos yuuffff precioso!! Poema un abrazo desde mi brillo ddel mar

    ResponderEliminar
  2. Sigue regalándonos tu poesía Rafael, que nos hace soñar, el mundo y la incomprensión de los hombres solo nos hace llorar.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia así es, María Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que alegre este poema Rafael, me sonrío mientras lo leo, un abrazo feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Carmen.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  4. Buenos dias ...aqui a tu lado rodeando este lugar de hermosos versos llenos de cariño y ternura,
    feliz martes
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Marina.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  5. Si, Rafael...A veces nos despertamos ajenos a lo que pasa en el mundo y tratamos de buscar la verdad...Esa verdad que intuimos mirando a las estrellas, mientras las lágrimas aparecen inevitables...Quisiéramos seguir siendo ese niño ajeno al dolor y a las guerras, ya lo creo que si...Mi felicitación y mi abrazo de luz por tus bellas letras.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracuias otra vez más por tus palabras, María Jesús, siempre tan sinceras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola, Rafa. Muy oportuna reflexión esa de que la vida se compone de risas y tristezas. ¡Ojalá la balanza se incline hacia las risas!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. no todos los niños son ajenos a la guerra , muchos de ellos son enrolados y obligados a participar directamente
    no solo en guerras "legales " sino en muchos grupos paramilitares Rafael

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Ely, y recuerdo casos y pueblos concretos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Ya tenía ganas de pasarme por tu blog y la verdad es que no me arrepiento en absoluto

    un placer leerte


    si no te importa me quedo para seguirte


    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer tu visita, Piel y puedes volver cuando quieras. Este Blog también es "tu casa".
      Un saludo en la noche.

      Eliminar