sábado, 23 de abril de 2016

FUE AQUEL BESO...


Fue aquel beso sin querer,
un leve roce
y por algo se callaron las cigarras
porque luego, en el silencio, se extasiaron
con el beso.

Quizás aquel detalle, repentino, de la brisa,
las olas ondulando su melena,
el viento que buscaba y desnudaba,
sin descanso,
los pechos y las almas.

Entonces unos labios suspiraron.
Querían y pedían otros besos,
ansiaban la caricia humedecida
y el néctar que dejaba su regalo.

Los ojos se cerraron dulcemente
y luego las imágenes volvieron
cargadas de recuerdos.

Imágenes de tiempos
y de fechas guardadas, y mimadas,
con nombres de personas,
con sitios visitados,
con días relativos de castillos en el aire,
con noches y paseos desgranando sentimientos,
y otros, en que el tiempo se paraba
a través de las caricias de los duendes.

"Un beso" suplicaban, esos labios temblorosos,
en la puerta del palacio abandonado,
en la esquina de la iglesia,
en la calle centenaria de la aldea,
en la plaza solitaria con su fuente,
y en la puerta que otras veces le esperaba
con las manos, impacientes, hoy ausentes,
que cerraban la ventana.

Fue aquel beso, sin querer,
una sorpresa.
Una bella sensación, una caricia,
un instante de enmarcar en el recuerdo,
una chispa de glamour y de alegría
una gota de rocío en el desierto,
y un clavel con gran candor,
en unos labios infantiles,
aunque fuera en el silencio
y en los besos encantados,
de ese viento,
que robaron las estrellas.

Rafael Sánchez Ortega ©
15/04/16

16 comentarios:

  1. En aquel beso fue toda una vida.

    ¡Feliz día del libro!

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente sí, María.
      Un "beso de seda" también para ti.

      Eliminar
  2. Gracias Rafael por estos bellos versos que son siempre añoranza en el corazón. saludo a este día de la rosa y el libro.
    agradezco siempre tu visita...casi eres siempre el primero y me da alegría.
    Te deseo un día muy feliz ...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Marina y lo de ser el primero en visitar tu Blog, supongo que es una coincidencia.
      Abrazos en la noche.

      Eliminar
  3. Hermosa la magia de ese beso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Como para no recordar ese beso!

    Buen sábado,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carmen, hay besos especiales.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  5. Ay Rafael como suspiro. Qué sería del mundo sin los besos.
    Y esa rosa tan rosa delicado color que me perturba.
    Fantástico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por "tu suspiro", Tecla.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  6. uuff que belleza vale dices "imagenes de tiempos y fechas guardadas ha sido el verso que mas me gustó, que delicado eres uuff me encantó, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, me alegro de que te guste.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hay besos sencillamente inolvidables.
    Otro beso.

    ResponderEliminar
  8. Como para no sonreír al leerte, Rafael, todos recordamos un beso así y tu lo haces precios al versarlo

    un abrazo ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, María.
      Un abrazo.

      Eliminar