viernes, 7 de octubre de 2016

MIS SILENCIOS VAN CAMBIANDO...


Mis silencios van cambiando
como las hojas del viento,
unas veces se diluyen
como las letras de un verso.

Un poema de palabras
y en el fondo ese silencio,
es el alma que suspira
y nos deja sus lamentos.

Sin embargo las esquinas
de ese libro, más bien negro,
tienen tonos agridulces
con las huellas de tus besos.

Son los besos de la noche,
de la luna y sus reflejos,
y los besos de los lirios
inclinados sobre el lecho.

Unos hombres temblorosos
paso a paso van al puerto,
van en busca de su barca,
de la pesca y de los remos.

Yo los miro simplemente
en silencio y, desde dentro,
hago un alto en el camino
y a la Virgen mando un rezo.

Que se cambie su fortuna
y se cumplan sus deseos,
y el salitre de los mares
sea el cáliz de su cesto.

Ese cesto tan usado,
remendado y siempre viejo,
donde guardan la comida
preparada con esmero.

"...Mis silencios van cambiando
y es así como los veo,
uno a uno en sus figuras
temblorosos y sin miedo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/09/16

12 comentarios:

  1. Los silencios están aún en las ausencias , los silencios pesan, suenan, sueñan y hasta vuelan

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me parece a mi, Rafael, que tus Silencios se oyen sin necesidad de decirlos.
    Eres transparente.
    Precioso el poema.

    ResponderEliminar
  3. buenas noches entre hermosas rimas ...abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tengas un lindo fin de semana Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Rafael esta preciosa llena de vida y de magia luz y brillo además , ojalá que ese salitre llegue ami encuentro de nuevo entre dulces silencios el poema de amor regrese de nuevo , precioso amigo !!! un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te llegará el salitre con la poesía, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Son unos silencios hermosos y generosos.

    Buen sábado,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlos así, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Tus silencios deben de ser lúcidamente reflexivos... pues tus poemas son lúcidamente hermosos... además de vislumbrar una solidaridad y filantropia dignas de aprecio.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por apreciarlos así, Impersonem.
      Abrazos.

      Eliminar