domingo, 25 de diciembre de 2016

ESPEREMOS QUE NUNCA...


Esperemos que nunca
se te olviden mis versos,
y con ellos la magia
de sus letras adentro.

Porque aquellos poemas,
que escribían mis dedos,
pronunciaban tu nombre
y llevaban mis besos.

Eran letras nacidas
al socaire del viento,
del nordeste y amigo
en las tardes de invierno.

Y buscaban tu cara
y también a tu cuerpo,
como así la figura
emanada de un cuento.

¡Qué bonita es la infancia
y en la misma los sueños!,
¡qué bonitos los días
con sus ratos eternos!

Cuando pienso, sonrío,
y al final me estremezco,
en los días con nieve
y en los charcos de hielo.

Con los dedos trazaba
multitud de deseos,
y escribía en los mares
y también en los cielos.

Campanilla que suenas
y que alteras mi pecho,
deja en mí tu sonido
que lo escucho y me duermo.

"...Esperemos que nunca
me reproches que tengo,
un poema pendiente
que escribí y que te debo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/12/16

10 comentarios:

  1. Que nunca el reproche tome título de canción o poema.
    Es precioso, amigo Rafael.

    Feliz Navidad.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auroratris.
      Un abrazo y Feliz Navidad.

      Eliminar
  2. Siempre tus versos aglutinan la magia de las palabras.

    Mi abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Athenea.
      Un abrazo de luz también para ti.

      Eliminar
  3. Bellísimos versos preñados de nostalgia y muy bien logrados, como siempre! Genial, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Poemas que son manifiestos de una vida, de un sentimiento, de un crecimiento, son bellos, son legados, son únicos... pero aquel que permanece inédito en el alma, es inigualable. Prácticamente no tiene palabras, solo son emociones entrelazadas que danzan al son de una música silenciosa.
    Bravo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con esa música silenciosa que tantas veces buscamos y hayamos en el fondo del alma, Paty.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  5. Jamás se me olvidaran las dulzura y el encanto me haces suspirar y viajar , la infancia que hermosa preciosos , un abrazo Rafael desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, me alegro de que te pase todo eso con mis versos.
      Un abrazo.

      Eliminar