viernes, 30 de junio de 2017

LA TARDE ESTABA GRIS...



La tarde estaba gris y era verano,
volvíamos despacio del paseo,
las nubes y la lluvia amenazaban
y pronto comenzaba el aguacero.

Buscamos un refugio improvisado,
los restos de una casa con un huerto,
un porche, pequeñito, con escombros
y el cielo que se ve por los aleros.

Recuerdo aquella tarde de hace años
unidos y abrazados en silencio,
hablaban solamente las pupilas
y el loco galopar de nuestros pechos.

Hablaban, como digo, las miradas
y el dulce sobeteo de los dedos,
que atentos describían sensaciones
surgidos por la lluvia y el momento. 

Las nubes que anunciaban la tormenta
sacaron a los rayos con denuedo,
marcando filigranas en la tarde
y truenos proclamando sus lamentos.

Buscamos el abrazo del amante,
la dulce sensación de nuestros besos,
y ardieron los dos cuerpos juveniles
cubiertos de pasión y del deseo.

Aquella comunión, interminable,
quedó como tatuada en el recuerdo,
y luego, con el paso de los años,
volvía y afloraba su refejo.

Volvían los suspiros increibles,
los labios que bajaban por los senos,
la lluvia y el sudor entremezclados
y el tierno escalofrío de los cuerpos.

"...La tarde estaba gris y aquel verano
hicimos un poema con sus versos,
un tiempo compartido sin fisuras
que ahora recordamos como nuestro..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/06/17

10 comentarios:

  1. Una tarde que rompió el gris a latidos.
    Hermoso recuerdo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. En esta tarde de verano el gris se ha apoderado del cielo y tus versos resuenan en mi mente porque aunque la tarde es gris y fría, el loco palpitar de nuestros pechos, ya no es tal como tampoco el tierno escalofrío de nuestros pechos.
    Amante de lunas y recuerdos.
    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Tecla, tienes razón y sucede eso que señalas en algunas personas.
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. Hermoso poema lleno de románticos recuerdos, lo dices tan bien hasta escalofrío se siente . Buen Sábado Rafael .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por percibir todo eso Edith.
      Que pases un lindo fin de semana.

      Eliminar
  4. Hola mi querido amigo con tu poema viajé a primer amor un dulce recuerdo que solo quedo miradas y el manoseo de unos dulces dedos hermoso, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Esa tarde gris estalló como sus protagonistas y sí, quedó un poema precioso.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Verónica.
      Un abrazo.

      Eliminar