sábado, 2 de septiembre de 2017

LA SOLEDAD Y EL SILENCIO...



La soledad y el silencio
no son buena compañía,
aunque a veces se agradecen
sus miradas y caricias.

Hay un hombre solitario
y carente de sonrisa,
el silencio lo acompaña
cada noche y cada día.

Es un hombre, como tantos,
de paseo en la campiña,
que contempla los albores
y silencios de la vida.

Lleva el alma atormentada
y cubierta de neblina,
esos ojos soñadores
que han cortado margaritas.

Yo quisiera preguntarle
por el viento y por la brisa,
en los mares tan lejanos
con traineras y barquías.

Pero quiero respetarle
en la tarde que termina,
y escuchar a las cigarras
que persigue con su vista.

Suenan ángeles del cielo
y parece fantasía,
el preludio de emociones
y resacas contenidas.

Unas nubes perezosas
por el cielo van sin prisa,
y nos dejan los caprichos
de la mano tan divina.

"...La soledad y el silencio
por el alma se deslizan,
como gotas de la lluvia
que estremecen las pupilas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/08/17

16 comentarios:

  1. La soledad cómplice de la niebla nos extrae aquellos instantes de dicha, poblando de recuerdos el alma, hermoso poema Rafael.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, María del Rosario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Soledad y silencio, mis companeros de viaje últimamente. Bella manera de terminar mi sábado, con tus letras...
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que estos versos llevaran un poquito de paz a tu lado Natalia. Gracias por tus palabras.
      Un abrazote también para ti.

      Eliminar
  3. La soledad y el silencio son excelentes compañeros de un alma crecida, en paz y que no tiene miedo. Es mi experiencia amigo. Un lindo abrazo!!! Buen domingo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Paty.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  4. Tus palabras si estremecen las pupilas.
    Hola Rafael, ya estoy de vuelta y con problemas con google, ha desaparecido mi cuenta principal, aunque aparezca con el nombre de Marien Sil, soy Carmen Silza.
    Poco a poco os voy visitando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Carmen y espero que se solucione lo de la cuenta.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  5. Justo esta mañana me he despertado pensando en eso!
    La soledad nos moldea y es tan necesaria como respirar...

    Un abraz☆

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Athenea.
      Un abrazo de luz en la tarde.

      Eliminar
  6. La soledad y el silencio no elegidos hacen brotar lágrimas,hermoso lo has escrito...

    Buena semana,Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen.
      Un abrazo y feliz semana también para ti.

      Eliminar
  7. Quien busca la soledad la disfruta, y quien no, acaba como bien versa la última estrofa.
    Rafael, este poema va a otro de mis preferidos tuyos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica, me alegro de que te gusten estos versos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. El silencio solo es bueno en forma temporal pero si se acompaña de soledad amplia es doloroso . Muy lindo tu poema Rafael . Un gusto poder venir a leer.

    ResponderEliminar