lunes, 23 de abril de 2018

ALGUNA VEZ...



Alguna vez salimos de paseo,
alguna vez te dije que te amaba
pero pasó ese tiempo tan lejano
y se perdió mi voz en la distancia;
hoy quiero comprender aquellas tardes
y quiero recordarte en la palabra,
aunque han quedado atrás las primaveras
y los veranos secos y las playas,
allí dejamos parte de la vida,
en la costa mirando las resacas,
al fondo se veían los veleros
rompiendo el horizonte con su raya;
pero era incontenible aquel impulso,
suspiros escanciados de dos almas,
susurros de los pechos encendidos
y sueños que nacían de la nada...

Recuerdo muchas tardes a tu lado,
y siempre con alegres caminatas,
subíamos al parque de aquel faro
y en él nuestras figuras paseaban;
hablábamos de cosas sinsentido,
de amigos, familiares y otras causas,
y luego, entre miradas y silencios
se unían nuestros manos tan heladas;
las noches nos tomaban por sorpresa,
el tiempo, lentamente, se pasaba,
y entonces los relojes eran dueños
del filo que cortaba la navaja;
eterna soledad la que venía,
la cruda realidad era ya amarga,
y entonces arreciaban las caricias,
los besos y las lágrimas ahogadas...

"...Alguna vez he vuelto a recordarte,
destino que dejaste tu nostalgia,
aquí, con una herida tan profunda
que sigue desgarrando mis entrañas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/04/18

16 comentarios:

  1. Intensos recuerdos que abrazan el alma y la visten de nostalgia…

    Muy hermosos versos, mi querido amigo.

    Bsoss y abrazos enormes, y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Ginebra.
      Un abrazo y feliz semana también para ti.

      Eliminar
  2. Los recuerdos a veces nos impiden caminar y abrir nuevas puertas, pero otras veces, he de reconocerque son un bálsamo para el corazón.

    Bellísimos versos, mi querido amigo.

    Feliz Día del Libro.

    Besos en la tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras María.
      Besos en la tarde de este Día del Libro.

      Eliminar
  3. Bellos recuerdos los tuyos aunque en ellos haya nostalgia , pero mejor eso que no haber vivido caminatas y vistas sobre el faro..
    Un abrazo y feliz velada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Campirela.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  4. Qué bonito!Es que no encuentro otra expresión que resulte tan real como la sensación que me evoca el poema.
    Dicen que la nostalgia no es buena,y yo me niego a aceptarlo.Es a veces un regalo que la mente nos acerca para RE-vivir aquellos días que fueron tan especiales.
    Quedarse en ellos,no lo vamos a hacer,porque el hoy es nuestro presente,pero soñemos!!recordemos!!
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Gó, el "hoy es nuestro presente", pero ¿qué nos cuesta soñar y recordar?...
      Un abrazo y "besucos".

      Eliminar
  5. A veces pasa que los recuerdos no nos dejan avanzar... pero hay que abrir portillos.
    Feliz semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos tener abiertas las puertas y ventanas, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Quienes dejan huella acaban en poemas.
    Irremediablemente, como un homenaje o una condena de soledad y nostalgia.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  7. Con la frescura de esas lilas sencillas y primaverales, llegan tus recuerdos, Rafael...Y el tiempo se detiene, fluye la emoción y el espíritu se expande...
    Mi felicitación y mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por detenerte en mis versos María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Los recuerdos a veces son tan vívidos que es como si estuviésemos en ese lugar y con esa persona nuevamente, tu poema tiene ese transportar de la palabra a lugares profundos, tiene alma.
    Un saludo.
    Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así estos versos Paula.
      Un saludo.

      Eliminar