domingo, 18 de agosto de 2013

HE VUELTO A MIRAR AL CIELO...



He vuelto a mirar al cielo
y lloraban las estrellas,
con los ojos parpadeantes
que ocultaban sus miserias.

Porque los astros del cielo
llevan también muchas penas,
aunque nos manden sonrisas
a pesar de las galernas.

Yo lloré, como los niños,
unas lágrimas traviesas,
y enjuagué con el pañuelo
el camino de sus sendas.

Porque el rayo tembloroso
en mi alma causó mella,
y temblaron mis pupilas
empañándose mis cejas.

Hay estrellas soñadoras
que relucen y dan vueltas,
persiguiendo a los amantes
cuando van a las verbenas.

Hay estrellas que en el pelo,
llevan rosas y violetas,
y también distintas flores
como lirios y azucenas.

Hay zagales que deslumbran
con sus versos y poemas,
y cautivan a los ojos
de las niñas y doncellas.

Hay juglares que caminan
por los pueblos de la sierra,
y que forman sus canciones
con recuerdos de la aldea.

Sin embargo por la playa
hacen guardia las sirenas,
con figura seductora,
sinuosa y tan coqueta.

Yo buscaba la cigarra
y encontré la cenicienta,
que elevaba sus canciones
con suspiros de la tierra.

"...He vuelto a mirar al cielo
y lloré por mi poema,
con un hilo entre las manos
que se ha roto del cometa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/08/13

22 comentarios:

  1. Tienes un hermoso blog
    tienes bellos poemas de la vida...
    en un anhelo ...se prende la esperanza
    ...el cielo esta ahí esperándonos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Meulen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estrellas que nos consuelan con su brillo en las noches aciagas.
    Preciosa fotografía.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Jerónimo y por eso las cantamos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Fantasía y realidad mezclas con belleza...

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que así lo veas Misterio.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Le das un final grandioso a este poema... cuanta ternaura y sensibilidad..

    mis afectos

    ResponderEliminar
  5. las estrellas son fuegos titilantes,
    pasiones y olvidos derramados
    todo un poema tempestuoso

    buena jornada Rafa
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ely, y sí, las estrellas son todo eso que bien dices.
      Un abrazo y lindo domingo también para ti.

      Eliminar
  6. Tu romance con la vida me encanta
    mil besos

    ResponderEliminar
  7. Me hubiese gustado leer poema bajo las estrellas, pero lo hago en una mañana esplendorosa, lo cual lo hace incluso mas evocativo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bajo las estrellas es aún más bonito, pero no importa, la sensación es la misma Natalia.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Las estrellas tienen
    luz propia y tus ojos
    dejaron la huella de
    tus lágrimas buscando
    a tu doncella..
    Besitos Rafael ..linda semana..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Claribel por tus letras.
      Un beso y linda semana también para ti.

      Eliminar
  9. Yo siempre he pensado que las estrellas son almas de nuestros seres queridos que ya no están. Es maravilloso mirar el cielo en una noche de verano.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También escuché lo mismo de mis mayores Luján. Supongo que es una tradición.
      Un beso en la noche.

      Eliminar
  10. Todos los días hemos de mirar al cielo, como ritual y oración, que se eleva y baja bendiciéndonos,amigo...Las estrellas nos esperan siempre,no me cabe duda...
    Muy hermoso...Mi abrazo grande,poeta y amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, M.Jesús, todos deberíamos hacer eso tan sencillo como es mirar al cielo cada día.
      Un beso en la noche.

      Eliminar
  11. Rafael no sé si estoy sensible hoy, pero soy muy llorona y esta poesía me conmovió, a veces miro al cielo y la lagrima derramo será esperando un milagro uufffff , hermoso , un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sigue mirando al cielo y espera ese milagro que seguramente vendrá a tu lado, en ese lugar tan encantador donde te encuentras.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar