lunes, 23 de septiembre de 2013

ERAN TRISTES LOS INVIERNOS...


Eran tristes los inviernos
mas no así las primaveras,
en los unos hay silencios
y en las otras mil estrellas.

Aunque puede que me digan
que silencios hay, y penas,
con estrellas todo el año
que se juntan y se mezclan.

Pero busco en estos versos
la metáfora sincera,
la que exprese las saudades
de manera más correcta.

Eran tristes los inviernos,
dice el hombre que recuerda,
porque el miedo de aquel niño
se ha quedado en su cabeza.

Sin embargo nunca olvida
primaveras tan eternas,
con las flores suspirando
entre lluvias muy intensas.

Fue el encanto de la infancia
y la magia de la niebla,
que arrancaron los violines
de una música secreta.

Eran tristes los inviernos,
murmuraban las mareas,
con las olas desbocadas
en la playa y por la arena.

Mas recuerda agradecido
primaveras de leyenda,
persiguiendo mariposas
que querían ser cometas.

Aun lo piensa y se conmueve
en la duda que es eterna,
porque el hombre, ya en su otoño,
sigue al niño muy de cerca.

"...Eran tristes los inviernos
con tormentas y  galernas,
pero el alma se alegraba
al llegar la primavera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
23/09/13

20 comentarios:

  1. Deben existir los inviernos para poder apreciar la belleza de la primavera. Aquellos inviernos de la infancia yo los recuerdo al abrigo de unos brazos que me estrechaban y tal vez por eso nunca me dieron miedo.

    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que se produce una cierta tristeza, al menos aquí, en el norte, quizás por esos días tan cortos de luz, por la intensa lluvia y por ese gris tan profundo, pero tiene sus partes bonitos y soy el primero en reconocerlo y también en disfrutarlas.
      Un abrazo y lindo día Jerónimo.

      Eliminar
  2. Rafel, la verdad es que de niños, quizás también de adolescentes todos preferimos la primavera. Yo no puedo decirte ningún recuerdo de mis inviernos juveniles, pero si puedo decir, que ahora a mis 30, prefiero los inviernos, una manta, un cielo oscuro, una luna blanca..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y quién no añora esa lumbre y esa manta, el calor de la conversación familiar, el ambiente íntimo y magico de esos inviernos que quizás todos recordamos. Miguel?
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Todo en la naturaleza es bello, pero nuestra emocionalidad con su cúmulo de recuerdos, nos hace ver los grises con tristeza, el verde con esperanza y lo dorado con alegría. Qué bello tu poema amigo!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reflejas perfectamente los estados de ánimo a través del color y la luz Paty.
      Un abrazo querida amiga.

      Eliminar
  4. No sé ahora, pero nunca me han parecido tristes los inviernos. Y sí, por el contrario, me han parecido tristes más de una primavera.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es cuestión de cómo vemos y sentimos esas estaciones y también del ánimo, supongo TriniReina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Muy hermoso poema, Rafael, lleno de luz y de rimas. Me ha gustado mucho. Primera vez por tu blog, y te envio un saludo desde EEUU. Muchas gracias por compartir tus letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Noris. Considérate en tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. a mi me gustan los inviernos, en realidad me gustan todas las estaciones jajaja

    claro que a tu hablante esta estación le deja entumido el ánimo

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser cuestión de su manera de ser Ely, incluso de la edad... (Sonrío...)
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. jajaja estoy cerca de cumplir 50 años... la edad no es lo importante, lo importante es la actitud

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú en este aspecto de la edad, Ely.
      Un beso en la noche.

      Eliminar
  8. No me gustan los inviernos acá en el norte…la naturaleza es muerta…no hay sol y hay que ponerse una tonelada de ropa. Pero la primavera es vida, luz y esperanza. Todo depende del color a través del cual mires las cosas y de tus vivencias en cada estación. Un abrazo y gracias por visitarme Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo y gracias por tu visita y comentario Ceciely.

      Eliminar
  9. A mi me gusta el invierno, es tiempo de recogimiento, de mirar hacia adentro. Y siempre con la promesa de otra Primavera. Pero lo malo es que aquí en Canadá son demasiado largos.
    Bella rima, bellas imágenes, como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Natalia, en Canadá son muy largos los inviernos y seguro que debeis ajustaros a ellos y buscar lo positivo.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  10. Comprendo esa tristeza invernal del norte, Rafael...Mi hijo está en Alemania y pasa lo mismo. Asi que cuando viene a España disfruta de la luz y del sol una barbaridad.
    Mi felicitación y mi abrazo grande,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces sabes un poco a que me refiero M.Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar