jueves, 26 de septiembre de 2013

UNA HOJA ABANDONADA...


Una hoja abandonada
hoy he visto en mi libreta,
y al mirarla yo he sentido
sensaciones muy diversas.

Por un lado de alegría,
por el otro de sorpresa,
pues la hoja mencionada
fue un regalo de la tierra.

Recogida por mis manos
de aquel suelo, soñolienta,
la mezclé con otras hojas
virginales y dispuestas.

Hoy la veo y me conmueve
esa hoja y lo que lleva,
de recuerdos y de sueños
y también de gran tristeza.

El pasado es el pasado
y no hay nadie que lo mueva,
unas veces está lejos
y otras muchas está cerca.

Y es quizás, en ese estado,
cuando el alma se me anega,
renaciendo las heridas
de las rosas prisioneras.

Aún recuerdo aquella hoja
que tomó mi mano trémula,
y recuerdo tantos sueños
que salió de su belleza.

Yo recuerdo la figura
que la hoja me trajera,
y recuerdo hasta su risa
y sus ojos de leyenda.

Me entristezco al recordarlo
y ahora mismo me da pena,
son tal vez, las telarañas,
que dan vueltas y más vueltas.

Y lo hacen sin concierto
entre espinos y entre fresas,
que forjaron mis sentidos
y plasmaron en poemas.

"...Una hoja abandonada
hoy he visto prisionera,
la tomé en aquella tarde
sin saber que estaba muerta..."

Rafael Sánchez Ortega ©
La Palma, 16/09/13

18 comentarios:

  1. hojas y muerte flotan en los versos como una brisa indeleble del alma poeta

    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ely, pero supongo que eso pasa en casi todos los poetas y es inevitable.
      Un abrazo en la noche querida amiga.

      Eliminar
  2. Nunca están muertas las hojas en las que se escribe una poesía.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tienes razón Amapola, ya que si se puede escribir sobre ellas, es que tienen vida aún.
      Un beso.

      Eliminar
  3. El pasado es el pasado,
    pero no creo que muera,
    ni esa hoja bien guardada,
    ni la luna y las estrellas,
    el corazón en concierto,
    y el alma, siempre recuerdan...


    Un placer! Un deleite leerlo!

    Abrazo de fresas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonrío con tu comentario Algamarina y pienso como tú. Gracias por esos versos tan lindos.
      Un "abrazo de fresas"

      Eliminar
  4. Precioso Rafael, nos sacas poesía de una hoja, y además nos emocionas con ello, sin palabras.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es sencillo Paco, todo es dejar volar la imaginación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Esa hoja de muerta no tiene nada ha sido su huella que le dio magia a tualma para expresar profondos verso de recuerdos dulces precioso !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así Bea. Un abrazo inmenso.

      Eliminar
  6. Qué bello Rafael!!! Me ha gustado mucho porque yo guardo pimpollos de rosa secas que alguien me regaló y cuando los encuentro me traen todos esos recuerdos. Melancolía mucha melancolía, es que yo soy toda nostalgia.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces Luján, poco puedo decir que no sepas.
      Besos en la noche.

      Eliminar
  7. Somos un baulito de recuerdos bellos...

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  8. suele pasar cuando encontramos objetos que nos traen recuerdos y sensaciones tan potentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto La Quiltra, siempre ocurre algo parecido.
      Un beso.

      Eliminar
  9. Rafael, cuando retomamos las hojas abandonadas, surge el milagro de la vida, el latido interior las impulsa y las mueve...y de nuevo nos vemos en movimiento, en aquel tiempo, que sigue siendo el mismo, porque el tiempo no existe, sólo el sentimiento...
    Mi felicitación y mi abrazo madrileño, poeta.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es tal y como dices en tu comentario M.Jesus y acepto esa sugerencia.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar