martes, 1 de octubre de 2013

NO QUISIERA QUE EL SILENCIO...


No quisiera que el silencio
se ultrajara con envidias,
ni con globos de colores
ni con tiernas serpentinas.

Es posible que quisiera
otra dulce compañía,
donde viera, en el silencio,
el sentido de la vida.

Hay silencios y silencios
en que hablan las marismas,
parlotean las riberas
y gaviotas distraídas.

Pero hay otros, que a los hombres,
estremecen con su risa,
con su abrazo omnipotente
y unas brumas infinitas.

Yo recojo en los silencios
las palabras de agonía,
y hasta atrapo las preguntas
de las almas compungidas.

Y es ahí donde me encuentro
los silencios y sonrisas,
los susurros sofocados
de unos labios que suspiran.

Porque amamos los silencios
y buscamos sus mejillas,
en las sombras seductoras
de las noches muy tranquilas.

Es verdad, que en los silencios,
van ocultas sinfonías,
que emitieron las estrellas
con sus lágrimas benditas.

Es verdad que hay caracolas
con sirenas por la orilla,
y que escuchan los silencios
de maneras divertidas.

Mas también hay camposantos
con las flores ya marchitas,
y con losas troceadas
y cipreses con ortigas.

Pero hay hombres y mujeres
que el silencio necesitan,
y lo buscan sin descanso
en un soplo de la brisa.

Sin embargo son los niños
los que agitan sus manitas,
y se alejan del silencio
porque sueñan utopías.

"...No quisiera que el silencio
fuera un tema de partida,
aunque surja en estas letras
que ahora leo y hago mías..."

Rafael Sánchez Ortega ©
01/10/13

20 comentarios:

  1. Hay silencios que son calma, y silencios que son cómplices, hay silencios que lo dicen todo y las palabras se adivinan...

    me gustó mucho,
    un abrazo,
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Juan, es tal y como dices.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Existen muchos silencios...
    algunos son un verdadero caos y otros necesarios para la calma del espíritu.
    Hay que saber encontrar el equilibrio.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Luján, ya que así es la propia vida.
      Besos y feliz día.

      Eliminar
  3. Cuantas palabras hay en los silencios….
    -Porque amamos los silencios en momentos de la vida cuando muy calladamente su susurro nos visita y traen respuestas a nuestra vida…

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se puede escribir tanto de ellos...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Haces bello el silencio...

    A mi me gustan poco los silencios, porque hay silencios que lapidan.

    Que los silencios sean cortos.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero ese otro silencio de la mirada "que habla" Misterio, pero...
      Un beso.

      Eliminar
  5. Y es que cuando encuentras a la persona amada y ambos se corresponden, los silencios revelan.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Beatriz, supongo que así es sin duda.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Los silencios, Rafael, qué bien inspiran y acompañan.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Verónica, así son algunos silencios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hay silencios que son melodía para los sentidos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo María.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hay silencios de silencios, y nada mejor que el añorado el que viene con belleza y cierta soledad, un punto de inflexión que me ha encantado.
    Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te gustaran esos versos América.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Rafael seguimos en el silencio necesario antes te decía dulce , no sé a veces lo s hombres y mujeres también sueña utopías lleno de melodías que atrapan unb abrazo desde mi brillo dle mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás un poco de todo Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar