lunes, 21 de octubre de 2013

PREFIERO LA SONRISA SILENCIOSA...


Prefiero la sonrisa silenciosa
del labio susurrante de la fuente
a estar en la alameda tiritando
por culpa de unos pasos que no vienen.

Es fácil controlar las emociones,
pensar en esas noches de los viernes,
sentir escalofríos en la espalda
y luego vomitar por los retretes.

Se lucha contra el alba y el rocío
y ves amanecer a los claveles,
allí, donde el estiércol ha sembrado,
la sangre que produce el estilete.

Se ignoran los suspiros de los justos
y en cambio si se ven los de los jueces,
aquellos que enarbolan las banderas
del odio y la justicia que conviene.

Prefiero la sonrisa silenciosa
del hombre que camina indiferente,
él tiene más sonrisas retenidas
y un día le saldrán sin detenerle.

Se puede conseguir, que por la fuerza,
le roben ese cáliz tan perenne,
es fácil que arrebaten su objetivo,
del hombre asesinado que se muere.

Mas ¿qué es de la sonrisa que han robado
si falta de ese labio tan ardiente?,
el mismo que luchó por conseguirla
por campos de batalla tantas veces.

Es fácil criticar a los vencidos
y menos alabar a los valientes,
llevamos la verdad en nuestras almas
aquella que nos sirve y nos conviene.

"...Prefiero la sonrisa silenciosa
al cardo enamorado que me ofreces,
supongo que no tengo que decirte
que el beso, que te ofrezco, es diferente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
21/10/13

30 comentarios:

  1. No hay necesidad de decirlo cuando solo es cerrar los ojos y sentirlo.

    Mi beso y mi sonrisa para acompañar tu noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ame, aunque muchas veces, como bien dices, como cerrar los ojos y sentirlo ya es suficiente.
      Un abrazo y feliz comienzo de semana.

      Eliminar
  2. la frescura de lo auténtico, es de un olor fresco y natural. Lo demás se pudre.
    En tus letras se prende de la vida y de la poesía!!!

    Besos amigo. Buena semana para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la frescura está la vida y la esperanza Paty, no debemos olvidarlo.
      Besos y feliz comienzo de semana también para ti.

      Eliminar
  3. Bonita y cierta poesía.
    Muchas veces en los silencios radica la verdad.

    Un abrazo.
    efe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente que sí Siembreefe. Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  4. Tanbien tu poema es diferente, pero tan hermoso como ese beso que le ofreces...
    Es aleccionador, y yo ¿sabes? a veces no controlo demasiado bien mis emociones, y me digo como diría Oscar Wilde, "No quiero estar a merced de mis emociones, quiero usarlas para disfrutarlas y dominarlas". ¿Eso es fácil Rafa?

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no es fácil Lore, al contrario, muchas veces vivimos y vamos a impulsos de las emociones, como un barco contra la corriente, pero...
      Un beso inmenso también para ti.

      Eliminar
  5. Verdades como templos...

    A veces la vida es injusta, mucho.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Misterio, es tal y como bien dices.
      Un beso.

      Eliminar
  6. no me gusta la gente indiferente
    no me gustan los autómatas
    no me gustan los que nada cuestionan
    no me gustan los que temen amar

    la vida es como cada quien la vive, cada día es decisión personal, es actitud individual

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en lo fundamental, "la vida" Ely, es lo verdaderamente importante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hay gente que sonríe todo el tiempo como la sonrisa si fuera su carta de presentación, es bueno, pero hay otras veces que las sonrisas son calladas y vienen a manifestarse cuando es preciso.

    Saludos y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices Beatriz.
      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  8. Lo que sucede que a veces lo que parecía auténtico se convierte en falso y lo que parecía falso en auténtico. Así que hay que caminar con pies de plomo muchas veces y oterar bien, muy bien...

    Un abrazo, poeta

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se debe bajar la guardia Fina, efectivamente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. dulces verdades y y además frescura esta llena de sentimiento que nos invita a reflexionar también por qué seremos tan sensibles a veces ?? en fin... precioso poema , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sensibilidad puede que esté en las almas, ¿no crees Bea...?
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
    2. si es verdad amiguit pos es verdad uuff será que a veces por disimular cómo esta mi alma sonrío no me gusta que me vean triste , un abrazo desde tenerife

      Eliminar
    3. Pues ánimo, ya que seguro tienes cerca todo aquello para que tu alma esté alegre Bea.
      Un beso desde el Cantábrico.

      Eliminar
  10. Es mejor la sonrisa silenciosa y auténtica.
    Un beso Rafael, gracias por estar siempre y por volver después de mis silencios. Lo valoro mucho.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Luján, siempre es un placer pasar por tus letras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Algunos viven según le conviene, otros sonreímos en silencio.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Mucha verdad hay en este poema, Rafael.

    La sonrisa silenciosa encierra un mundo de prudencia, reflexión y sabiduría.
    También la prefiero. Tanta sonrisa tensa se hace insoportable.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mis letras Verónica y tienes razón con tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. La sonrisa verdadera se descubre en la la mirada,cuanta razón tiene...Lo preferimos poeta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mirada siempre es la referencia América.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. El silencio nos muestra todo un mundo interior cuando va acompañado de una sonrisa...Una preciosidad tu poema, Rafael...Mi gratitud y mi abrazo por tu inspiración.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  15. El silencio es un gran indicativo de ese mundo interior de cada uno M.Jesús.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar