miércoles, 18 de diciembre de 2013

ALGÚN DÍA...


Algún día encontraré una isla
sin leyendas ni tesoros.
Una isla sin ratones ni piratas
rodeada solamente por el mar
que tanto añoro.

Y ese día, en esa isla,
buscaré el embrujo de los cielos por el día
y en la noche el encanto tan sutil
de las estrellas.

No es preciso que recuerde a Peter Pan
y su periplo en otra isla, cuyo nombre
no recuerdo,
con el tiempo detenido y congelado,
en una edad siempre constante
y tan ajeno a los vaivenes de la vida
y de la historia
que vivía solamente entre sus sueños
infantiles e inmortales.

Yo no quiero renunciar
a mi pasado ni a mi historia
y tampoco a los momentos de grandeza
y de miseria que he vivido.
Y no quiero renunciar porque es la vida,
y es mi vida,
y si ha sido buena o mala
no es momento de rechazo y de repudio,
porque vida y poesía van unidas,
y sus lágrimas y risas tan mezcladas
que es difícil separarlas y buscar
su nacimiento, en una causa
y un origen.

Solo espero el gran consuelo de los tontos,
el de estar en una isla rodeado de mis sueños
y añorando el gran milagro de la paz
y la concordia entre las gentes,
la ilusión de ver los ojos infantiles
sonriendo
y llevando, con sus manos, alimentos
a su boca,
el poder saborear el gran placer
de la derrota de las armas y los campos
de batalla,
el sentir que las personas son capaces
de ayudar y de entregarse, sin reservas,
no teniendo como lema las consignas
del político de turno
y sacando de muy dentro ese acto generoso
que los hombres solicitan sin palabras.

Yo sé bien que las personas precisamos
muchas islas en la vida,
y queremos ver en ellas
la razón de nuestra huida,
de esa fuga de la propia realidad
en que vivimos,
amparándonos, sin más, en el silencio
y soledad de nuestras almas.

Pero obviamos la razón, que es más sencilla.

Esa isla que buscamos está cerca
y va siempre con nosotros.
Es la rosa que florece en primavera,
es el mar, siempre bravío, con sus olas,
en la playa,
es el bosque con su magia y ese mundo
encantador que le rodea,
es la tarde que se acaba y el eterno
flamear de los ocasos,
es la noche en que se asoman las cigarras,
es la inmensa melodía que nos dejan las estrellas,
es el ritmo presuroso del latido,
que en los pechos se aceleran
cuando ven al ser amado,
es la música, sin nombre, de la brisa
que nos roza y que nos besa los cabellos,
es la frágil poesía que estremece
los sentidos, anunciando que la vida continúa,
porque yo soy esa isla,
la que busco y que preciso,
la que ansío en mi delirio,
sin saber, ni darme cuenta,
que ese mar, ¡inmenso mar, que me rodea!,
es la vida simplemente y es la hermosa
poesía tan buscada, desde siempre.

...Más yo sé que algunas vez,
y en algún día, sin pensarlo,
encontraré esa isla misteriosa
y tan buscada,
y será cuando detenga mi camino,
cuando mire simplemente los rincones
de mi alma,
cuando encuentre los ratones y los libros
con los sueños tan ansiados,
cuando sienta el dulce beso entre los labios
que una tierna mariposa me ha dejado.

Rafael Sánchez Ortega ©
16/12/13

36 comentarios:

  1. Bello sueño interior, Rafael...
    Profunda y hermosa reflexión
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tú dices es una reflexión del protagonista María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ansia de calmada evasión hacia el interior, perfectamente reflejada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mis letras Julito.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. uuffff me has dejado que belleza!!!!! ves que maravilla es el mar hoy le toco a la isla de tu alma preciosa!!!!!!!!!!!!!!! me encantó, un abrazote y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las islas están rodeadas de mar, como bien sabes, querida Bea. Será por eso.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  4. todos somos islas
    todos somos un universo en sí mismo
    pero nos conectamos y desconectamos según sea el ánimo con que nos levantamos

    abrazos y energías Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Ely, y ese es el fondo del mensaje.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  5. La vida es una isla, las rocas son sus deseos, los árboles sus sueños y las flores su soledad.
    En ellos se debe buscar la paz del alma, pero sobre todo se debe detener el camino y saber realmente hacia donde se quiere ir. A cierta edad la razón debe dar paso al corazón, que es quien mejor nos guía.
    Cariños....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente en lo de la edad y la razón, Oriana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La idea de una isla casi siempre tiene que ver con los deseos de aislarte, obviamente. Pero tú, querido poeta, parece que la has creado a partir de todo aquello que te gusta.
    A mí me agobiaría vivir en una isla, jaja
    Y aparte de todo esto, ¿sabes qué?
    Que arrebatas el corazón con la codicia de tus letras, cual pirata, teclado en mano.
    Gustome bien, rapazuco.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay galleguiña, si yo te contara...!
      "Bicos" también para ti querida amiga.

      Eliminar
  7. Gracias, querido amigo, por tu amable presencia en mi blog, por tu amistad, por tu cariño, por el tiempo y las cosas compartidas durante este año que se va. Te deseo una feliz Navidad y un venturoso año nuevo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti también por corresponder con esa misma amistad Rafael.
      Feliz Navidad y un próspero año 2014.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Vida y poesia van unidas, yo tambien sigo esperando por mi gran dia, saludos.

    ResponderEliminar
  9. Pienso que tenemos islas fabricadas en los sueños, en ellas nos recogemos a veces...

    Seguro que tus islas siempre tienen presentes los recuerdos bellos de tu niñez.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tratan de recogerlos casi siempre Misterio.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Un bello sueño que habita en tu interior…
    Quiero desearte que la magia de la Navidad brille en el corazón junto a tus seres queridos. Mis mejores deseos de amor y felicidad.
    ¡Feliz Navidad!

    Un inmenso y cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sneyder. También para ti mis mejores deseos en estas fechas Navideñas y un venturoso año 2014.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Interesante y bella reflexion nos trae hoy tu poema Rafael,nos pasamos media vida buscando esa isla que comentas sin darnos cuenta que la felicidad que a mi entender es esa isla de tus sueños esta en nosotros y en la perpectiva en que miremos nuestros dias.Ha sido un placer visitar tus letras amigo,besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa visión tan completa de mis versos Shantal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Poemas Palabras
    Pensamientos
    Felices Fiestas poeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices fiestas Recomenzar. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Después de un año de recibir sus visitas, de leernos, de estar de alguna forma pendientes, alegrándonos por las buenas nuevas y entristeciéndonos por las cosas menos afortunadas, en algunos casos incluso mas que los “amigos visibles”, no puedo permitir que pasen estas fiestas sin dejarles un mensaje de amor, solidaridad humana, pensamientos positivos y buenos deseos, esperando contar con todos este próximo 2014, -que al sumar 7, espero sea mejor que el que agoniza-, pues de mi, si no se librarán tan fácilmente… Mis abrazos…

    Adelfa Martìn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se cumplan tus deseos Adelfa y que este próximo año esté lleno de felicidad.
      Felices Fiestas también para ti.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. una isla tan buscada, a veces sin buscarla es cuando la encontramos...

    muchos besitos Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Cora y suele pasar muchas veces.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar
  15. Gracias, Rafael. Y que todas las horas del 2014 sean brujas para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo te deseo Antonio de cara a estas fiestas navideñas y próximo año 2014.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Me ha encantado este poema de islas perdidas, ratones y besos de mariposas... Quiero irme a vivir a este sueño.
    Un gran abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces cierra los ojos y quizás empieces a vivirla ya Maria, porque es posible que lo tengas muy cerca.
      Un abrazo inmenso.

      Eliminar
  17. Hola Rafael, cuanto encierras en este texto.
    Melancolia por lo que fue, y deseo de permanecer
    solo rodeado de tus deseos presentes...
    Solemos quedarnos en esa isla inmoviles para
    sentir la más placentera libertad, pero que no sea por mucho tiempo, solemos correr el riesgo de dejar pasar
    la vida y ella no vuelve a repetirse, así que despierta y deja esa isla atrás con sus sinsabores y recuerdos que tu isla es la presente...


    Te dejo un beso de Jueves..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en que mi isla, (y la de todos nosotros), debe de ser el presente, Mary, pero siempre siendo conscientes de que nos rodea la poesía y que en ella está la esencia de la vida.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  18. Claro amigo, encontrarás esa isla cuando menos la busques. Una isla donde encuentres y viertas tus ansias contenidas y junto a ese pasado que es tan tuyo y se siente hermoso.
    Abrazos de siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que todos encontremos esa isla tal y como dices Ceciely, ¿no crees?
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar