jueves, 26 de diciembre de 2013

HAY UN GUIÑO SUTIL DE LAS ESTRELLAS...


Hay un guiño sutil de las estrellas
que me deja en el mundo de la infancia,
con los sueños buscados con paciencia
por jardines floridos y en las plazas.

Pero el guiño preciso de aquel niño,
era dulce y carente de canciones,
una rosa elevada en un suspiro,
y una nana embriagada sin licores.

Multiplican sus guiños las alturas,
las estrellas susurran y titilan,
un silencio se viene con la bruma
a dormir con las olas en la orilla.

No hace falta decir que es el invierno
el que llega con nieve y se desdice,
el que deja los guiños con sus besos
como un bello guiñol de los apliques.

Pero quiero sus guiños nuevamente
y los quiero al salir de mi letargo,
cuando pase la página tan breve
de este libro que tengo en el costado.

Rafael Sánchez Ortega ©
23/12/13

20 comentarios:

  1. Siento cierta paz interior al leer tus versos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. /// y titilan los astros azules a lo lejos.... como dijo Neruda
    Un gran abrazo en esta fecha tan especial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo ese verso de Neruda de su poema núm. 20 Natalia.
      Un abrazo especial en este jueves.

      Eliminar
  3. Ese niño nunca te dejó, Rafael. Para gozo de todos los que te leemos.
    Un barco de besucos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si consigo llevar una sonrisa a tus labios ya me conformo con eso galleguiña.
      "Besucos" también para ti querida amiga.

      Eliminar
  4. ¡Volved! Futuros guiños del pasado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tendrán la puerta abierta aquellos que dejaron un recuerdo grato e imperecedero.
      Un abrazo Julito.

      Eliminar
  5. guiños y niños riman
    como riman manzanas con ganas
    solo hace falta voluntad
    para hacer realidad
    lo que en la mente se alberga

    abrazos Rafael y feliz jornada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más de acuerdo totalmente Ely.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me gusta la fantasía, y la inocencia de los niños.

    Me gusta tu poesía.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. Rafael,¡cuánto me gusta este poema; ese libro que llevas en el costado te acompañará siempre!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quisiera que así fuera Fanny y que no se empañara nunca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Rafael, el niño/a perdura en nuestro interior y nos hace un guiño de vez en cuando...Me encanta cómo lo llamas y lo traes de nuevo a tu alma, mientras las estrellas te arropan con su inspiración y su magia...Mi gratitud por tus comentarios y tu presencia, amigo...MI ABRAZO SIEMPRE Y MI CARIÑO...FELICES DIAS, AMIGO.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que ese niño siga siempre en nuestros corazones, de una ú otra forma, a pesar de que ya no seamos físicamente unos niños.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  9. Rafael ese guiño guiño es que el que te hago yo a tio por lograr tan dulces y mágicos versos bebiendo y disfrutando de la fantasía del niño en sus sueños esta preciosa la poesía , muy bello ehhhhhh, un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario que es un verdadero piropo Bea, pero tú y todos también escribís bonito y con el corazón y eso es lo importante.
      Un abrazo desde Cantabria.

      Eliminar
  10. Qué belleza de poema... Todo lo que se escribe con el corazón está impregnado de lo sublime. Bien, miguiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así Aurora.
      Un abrazo "miguiña"

      Eliminar