miércoles, 11 de junio de 2014

REMINISCENCIAS XVI



XVI

Puedo ver aquel hombre, en la distancia,
que miraba las aguas y las tardes
intentando arrancar unas respuestas
a la vida.
Y le veo en la arena de la playa
con la vista clavada en el vacío,
más allá de horizontes y fronteras.

Era un joven de nobles sentimientos
y cargado de amores y pasiones,
en un tiempo tan nuevo y renovado
que surgió, con razón y con protestas,
de aquel mayo francés tan recordado.
Y le veo mirando hacia el futuro,
sin pensar en recuerdos ni en saudades.

En su alma no tiemblan margaritas.
No hay laureles ni lirios encantados.
Sólo el pulso le tiembla dulcemente
en un pecho que grita y que se ofrece
a emprender la batalla de unos años
diferentes,
de un amor que precisa y que desea,
de unos labios reales y calientes,
de unos ojos que hablen sin descanso,
de unas manos que vengan a las suyas,
de unos senos que tiemblen al rozarlos...

Porque ansía la vida como nadie
y la quiere vivir aquí y ahora,
sin pretextos ni halagos y promesas,
porque tiene el presente en su mirada
y en su aliento,
y el futuro, se le antoja tan distante
y muy lejano.

Él se siente, en verdad, un extranjero.
Un muchacho real y diferente,
en un mundo de locos y de cuerdos,
donde sueña el romántico sin casa,
donde estudian los niños en la escuela,
donde se hace la vida en la cocina
y en la mesa se asumen las verdades.
Es un dogma vivir de esa manera,
un ritual el estar sin cuestionarse,
y los hombres trabajan y descansan
en un mundo que sigue arrinconado
a prejuicios y antojos del pasado.

Es por eso que intenta romper
esas cadenas invisibles
que le atan a un mundo caducado,
y volar con sus alas de colores
al presente y al hoy que se le ofrece.

Pero sabe también, y es muy consciente,
que la vida se forja día a día,
que se ama y se odia en un instante,
que el suspiro fugaz de las alondras
puede hacer que se rompan los cristales
de los sueños.
Y si sangran los pechos malheridos,
es posible que muera la esperanza,
que se agote en los labios las preguntas
y que nadie responda a las llamadas.

Es por eso que, el hombre soñoliento,
extranjero del pueblo y de su patria,
se cuestione, sin duda, tantas cosas
y hasta piense que vive de regalo.

Rafael Sánchez Ortega ©
31/05/14

22 comentarios:

  1. Aunque hablas de un amor de pareja, es un hombre diferente, que intenta liberarse de un mundo caduco y ¿sabes?, recordé algo que escribí y en cualquier rato publico, somos un mundo de locos y cuerdos y eso no importaría mucho, si tan sólo dejamos vivir a cada uno como desea.
    Abrazos y gracias por visitarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que sí Verónica y que tienes razón en tu pensamiento.
      Un abrazo y feliz miércoles.

      Eliminar
  2. “No es signo de buena salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma” dijo alguien.
    Por ejemplo:
    ¿Cuántas veces nos hablaron del amor? ¿Cuántas veces confundimos el amor con el dolor, con los celos, con el sexo, con el egoísmo, con el sentido de propiedad y con la contradicción? ¿Es eso el amor verdaderamente, o el amor es algo completamente distinto a todo eso?
    Si creemos que el amor tiene que ver con todo eso, si creemos que cuestionar, analizar, dudar, tener un pensamiento crítico es “aburrido” o “anti-felicidad”: bien, adelante, las cosas seguirán como están porque no habrá cambio alguno. Puede haber “parches”, “retoques”, que no son cambios, sino que son “enmiendas temporarias” que no arreglan los problemas de raíz, y que ayudan a no enfrentar la base misma de la cuestión.
    Te dejo la frase que elegí para mi cabecera: “No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego”
    Porque si tenemos la valentía y la honestidad de dudar de algo, sucede la magia: se abre un campo nuevo y desde ahí, desde la pérdida, podemos comenzar.
    Cariños….

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario no tiene desperdicio Oriana y veo que has llegado al fondo de la cuestión. Coincido plenamente con el mismo y con esa valentía que deberíamos tener y que muchas veces, por estar "en una sociedad profundamente enferma", no somos capaces de dar esos pasos, para evitar de "retocar", "parchear" y "vivir como si nada pasara", cuando somos nosotros los que pasamos por la vida, "una única vez" en busca de una felicidad que la tenemos cerca y se nos escapa, por egoísmo o por miopía, a través de los dedos.
      Un abrazo y feliz día querida amiga.

      Eliminar
  3. Tantas cosas en la memoria que fueron nuestras y ya no nos pertenecen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quedan atrás ya dejan de ser nuestras y solo el recuerdo sigue con nosotros Julito.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Mucho leo y cuanto mas leo mas me enredo ,yo desde ayer ire haciendo por lo que la vida se atreva a regalarme sin engaño porque volver hoja atras es facil...Espero lo hayas pasado muy bien te recordaba ,faltaban tus versos.
    un gran abrazo Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. me encanto eso de la vida se forja dia a dia ... tu poema de hoy esta lleno de detalles de la vida, intensas y romanticas tus letras Rafael

    Besitos calurosos, te deseo un feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Cora.
      Besitos y lo mismo te deseo en esta tarde.

      Eliminar
  6. Cuestionarse el pasado o el ahora. Ensombrecerse de nostalgia... Al final la vida es un regalo y, como tal hay que disfrutarla. Nos guste más o menos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Deseo que esos dias en Jaca fuesen maravillosos para ti .
    Tu poema es precioso,Rafael, pero yo quiero pensar que nadie debe sentir que vive de regalo. Sólo por "estar aquí" ya merece uno sentirse parte y contribuyente de un mundo que a fin de cuentas damos forma nosotros, todos nosotros.

    Un abrazo de bienvenida

    Fina

    ResponderEliminar
  8. La estancia en Jaca fue maravillosa Fina, es cierto ya que las montañas tienen ese encanto especial.
    En cuanto a "vivir de regalo" es una expresión en el poema, solo eso.
    Un abrazo en la tarde querida amiga.

    ResponderEliminar
  9. La vida es el milagro,pero es inevitable verse a uno mismo en la distancia ,incluso con mas valentía tan cerca de nuestro espejo,forjar la conciencia de lo efímera que es la existencia y lo frágiles que somos es un llamado constante y valiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos se suele intentar América.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Rafael me alegra verte y sentirte a ti, otra vez ese aroma de poeta tan profunda que se cuestiona pero que también drena y se pregunta porque se preocupa precioso , cada día tien esu propio afan debemos siempre aunque a veces nos de miedo arriesgarnos a vivir de verdad y darle magia a cada instante que podamos dar , precioso amigo y profunda reflexión que a cada uno el toca de forma diferente , un abrazo grande para ti desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás es la magia de ese día a día en busca de la esencia de la vida Bea.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
    2. Hay que buscar la magia por todos los rincones, día a día, si decaer.
      Como bien dices forjando día a día para no enfermar.
      Un abrazo Rafael.
      Feliz sueño.

      Eliminar
    3. Cierto Carmen, así es.
      Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  11. Preciosa definición de aquel joven que hoy es menos joven y más encantador :)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verla así Princesa.
      Un beso.

      Eliminar