martes, 26 de agosto de 2014

¡AY LUNA, LUNITA LUNA...!



¡Ay luna, lunita luna,
con tu sonrisa de plata,
y esos ojitos tan lindos
que me transportan al alba!

No sabes cuantos suspiros
han llegado a mi ventana,
con las gotas de la lluvia
resbalando por tu cara.

Ni tampoco cuantos besos
he dejado en tus pestañas,
aunque sea con mis manos
y a través de la distancia.

Son tus labios de diamante
unas curvas encantadas,
con mil sueños entre ellas
que en la noche me declaras.

¡Ay luna, lunita luna,
con tu sonrisa sin pausa
y esos ojitos que brillan
entre las olas y el agua!

Tú sabes que muchos niños
te han mandado alguna carta
para pedirte en la misma
tantos sueños y añoranzas.

Por eso yo, como un niño,
que despierto en la mañana,
desperezo mis ojeras
y te busco sin tardanza.

Te veo en el alto cielo
que despacio ya te marchas,
con un manto azul celeste
y entre nubes que son blancas.

¡Ay  luna, lunita luna
con tu sonrisa de nácar,
no me dejes y abandones
y acúname con tu magia!

Rafael Sánchez Ortega ©
10/08/14

10 comentarios:

  1. Una luna que está en lo alto del cielo acunando los sueños.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá que así sea María...!
      Un beso.

      Eliminar
  2. Bonito!!

    cuantos poemas ha inspirado la bella luna.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Rosa. Esta vez fueron tres poemas seguidos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Aveces la luna hasta se esconde ...Rafael tus versos siempre a la vista para deleite del lector
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que así debe de ser Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Rafa,
    Me recuerda cuando la luna era un ser viviente para los humanos y le sucedían las cosas que nos suceden en la tierra. Ahora sabemos que en la luna no llueve, pero su reflejo, es un hermoso agente mojado en agua. Tiene un exquisito ritmo este canto tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices y también me lo recuerdas ahora que lo citas Beatriz.
      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar