miércoles, 24 de diciembre de 2014

CUANDO APURE MI COPA ESTA NOCHE...



Cuando apure mi copa esta noche
sentiré que se escapa una lágrima,
con la nota sutil de la vida
que desgrana una mano del arpa.

Beberé de ese néctar sagrado,
la bebida de reyes sin tacha,
los que fueron antaño a las guerras
y volvieron vacíos, sin nada.

Beberé por los niños sin nombre
con sus ojos brillantes de plata,
y la fiebre, quizás, en sus venas,
por el hambre y el pan que les falta.

Beberé por los hombres sencillos
que suplican un techo y la casa,
para así proteger su familia
de la lluvia, la nieve y la rabia.

Cuando apure mi copa esta noche
quiero ser ese hombre que alcanza,
en sus sueños la dulce quimera,
al cometa que llega y que pasa.

Beberé por los seres sedientos
que suplican la fuente y el agua,
en países remotos del mundo
que suplican con fe y esperanza.

Beberé por los hombres que rezan,
los que encienden las velas y palmas,
los que dictan sermones altivos
y se olvidan del hambre y la causa.

Beberé por los ricos del mundo
y por otros que rigen y mandan,
aplicando doctrinas sin credos
y mintiendo y riendo sus farsas.

"...Cuando apure mi copa esta noche
sentiré que me quema la entraña,
las mentiras del líquido amargo
de una vida ficticia y sin causa..."

Rafael Sánchez Ortega ©
24/12/14

12 comentarios:

  1. Si nos paramos a pensar esta noche..... dan ganas de llorar.
    Un poema precioso y que llega al corazón.

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Maduixeta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Bebamos...pero recordando nuestras realidades, que tan bien has plasmado Rafael.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Estos versos llegan al alma con la verdad en cada brindis...
    gracias Rafael
    feliz Navidad
    besos... abrazos y salud
    Marina

    ResponderEliminar
  4. Un brindis, amigo Rafael, y gracias por ser poesía que alimente nuestras miradas.

    Porque el mundo bloguero es como una familia unida en la que estamos enlazados entre letras y amistad, por eso mismo, no puedo dejar de desearte unas felices navidades llenas de amor, paz y felicidad y que el nuevo año venga lleno de nuevos proyectos y deseos cumplidos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras María y pienso como tú.
      Por ello también te deseo unas felices fiestas y un próspero año 2015 para ti y tus seres queridos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ese final...es que es así!
    Me ha gustado mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Seguro que siempre alcanzarás todos tus sueños porque te lo mereces :)

    Mil besos

    ResponderEliminar