martes, 16 de diciembre de 2014

¡QUÉ LENTO SE PASA EL TIEMPO...


¡Qué lento se pasa el tiempo
cuando te escuece la herida,
esa que anida en el alma
y echa de ti la alegría!

Pero mantén la esperanza
y nunca olvides la orilla,
donde se juntan las olas
con una débil sonrisa.

Olas de sal y blancura
llenas de amor y alegría,
olas que van y que vienen
con su melena extendida

Deja que lloren tus ojos
y que se apague la risa,
otra vendrá hasta tus labios
con una rosa prendida.

¡Qué lento se pasa el tiempo
y ese tic-tac no termina,
suena que suena la aguja
de este reloj que es la vida!

Pero no tiembles y siente
como una mano sencilla,
toma a tus manos despacio
para besarlas sin prisa.

Ondas de paz por los aires,
lazos de azul con sus cintas,
ojos que esperan palabras
en las miradas sencillas.

Deja de un lado los miedos
y que los cubra la brisa,
esa que llega despacio
con esa niebla infinita.

¡Qué lento se pasa el tiempo
y cuánto pesan los días,
en este otoño que acaba
mientras el alma suspira...!

Rafael Sánchez Ortega ©
11/12/14

24 comentarios:

  1. En eso llevas mucha razón cundo estamos heridos o dolidos amigo el tiempo parece eterno y da la sensación que nunca pasa , pero siempre hay esperanza aún cuando muchas veces uno no la vea precioso poema amigo y la foto!!!!! me encantó un abrazo fuerte desde mi brillo d del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La esperanza nunca debemos perderla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. ES maravilloso este poema, te felicito.

    Un abrazo inmenso, mi querido Rafael.

    ResponderEliminar
  3. Este poema me vino hoy como anillo al dedo y me dejo con esperanza, que es lo mas bonito
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así fuera Natalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Gracias por tu comentario y tus bonitos versos
    abrazos

    ResponderEliminar
  5. Me has leído el pensamiento.
    Y lo has versado muy bonito.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Cuando duele el tiempo no pasa, se arrastra lentamente. Incluso parece que se detiene.
    Precioso poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así estos versos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. una preciosidad!!!
    Un abrazo fuerte amigo.

    ResponderEliminar
  8. Suspiros del Alma es el titulo de algo esperado.
    Quizá ese amor venidero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. El tiempo interior, ese es el que importa.
    Saludos, Rafael

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Qué lento y qué rápido se pasa el tiempo cuando sentimos...Tu poema es divino, Rafael, has puesto en él tu maestría y tus mejores sentimientos...Nos llegan directamente al corazón, amigo. Mi abrazo y mi gratitud por tu cercanía y buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacias nuevamente por tus palabras M. Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Cierto Rafael, el tiempo a veces pasa muy lento, pero otras pasa rapidísimo y quisiéramos pararlo...
    Debe ser así...
    Un placer siempre leerte.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene esas dos facetas que bien señalas Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar