jueves, 1 de octubre de 2015

AQUELLAS AMAPOLAS...


Aquellas amapolas,
con pétalos de cera,
tenían los suspiros
que dejan las estrellas.

Tenían fantasías
mezcladas con canela
de sueños y proyectos
de jóvenes poetas.

De madres impacientes
con niños a la escuela
y padres presurosos
mirando las mareas.

Pero esas amapolas,
bonitas y traviesas,
tenían el reflejo
de esquirlas indiscretas.

De gotas de rocío
prendidas de una trenza,
allá, donde los dioses,
dormitan y bostezan.

Y aquí, entre los jardines,
dos niños las veneran,
se miran con agrado,
se abrazan y se besan.

Aquellas amapolas
tenían su belleza,
los pétalos divinos
mostraban inocencia.

Quizás era una imagen
bañada de pureza
cual versos que dormidos
pedían primaveras.

Las flores y estaciones,
que rezan los poemas,
de manos juveniles
bañados de impaciencia.

Pero esas amapolas
pedían que las quieran,
dos labios juveniles
que amando las contemplan.

Rafael Sánchez Ortega ©
Granada, 07/09/15

22 comentarios:

  1. Las estaciones que adornan los jardines y las flores de tus palabras con oro entre versos.

    Un dulce beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás es el reflejo que produce pasar unos días en Granada, María, sólo eso.
      Un beso "de seda" también para ti en la noche.

      Eliminar
    2. Desde tu mirada se ve Granada entre amapolas y belleza, ¡qué bonito tiene que ser Granada!.

      Muchos besos de seda.

      Eliminar
    3. Es muy bonita, María, no lo dudes y si tienes ocasión, visítala y embriágate de su encanto.
      "Besos de seda" para que tengas un lindo día.

      Eliminar
  2. Es que las amapolas son tan delicadas..

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que lindas las amapolas, me encantan tus versos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Carmen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Aquellas amapolas se nos han quedado lejanas y ahora los árboles en lugar de amapolas nos regalan sus hojas multicolores y nos alfombran el camino.
    Qué bien verseas, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el cambio del otoño, Tecla.
      Un abrazo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Amapolas y trigales tambien a mi me traen hermosos recuerdos ...bellos versos y feliz dia uno octubre. para ti
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus letras, Marina.
      Un abrazo y feliz comienzo de octubre.

      Eliminar
  6. Preciosa poesía de amor y amapolas. Me encantan, son silvestres y bellas

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Bello homenaje a las amapolas, Rafael. Las has cargado de vida y significación, esas amapolas sienten, sufren y se alegran de todo lo que ven a su alrededor...Tus letras también son amapolas, amigo.
    Mi felicitación y mi abrazo de luz.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comparar mis letras a las amapolas, María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Preciosos los versos que te inspiro Gradada. Pero tu la inspiracion siempre la llevas poeta.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Sneyder.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. uufff esta dulzura tan tuya no sé tiene un no se que dejas el alma asi no sé cómo te digo ? ajajjajajajaja bueno divino ehhhhh precioso se que es otoño pero huele a primavera!!! un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esas palabras, Bea.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  10. La capacidad de recordar y la necesidad de amor es de todo ser viviente. Hermosa composición amigo, llena de bellas metáforas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sinceras por tu comentario, Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar