jueves, 8 de octubre de 2015

UN DÍA COMPRENDÍ...



Un día comprendí que las palabras
decían mucho más, en los escritos,
que aquellas que salían de la boca
de hombres y mujeres con sigilo.

Buscaban el silencio de las almas,
los dulces corazones de los niños,
los versos que trazaron los poetas
y el canto de las fuentes y los ríos.

Entonces descubrí que tu ventana
tenía descorridos los visillos,
igual que las palabras y el silencio
tratando de encontrar el paraíso.

No sé si me tomaste de la mano
y luego me guiaste en el pasillo,
al fondo del salón, de aquella casa
con toque singular y femenino.

Abriste, con cuidado, aquel armario,
sacando, de su fondo, unos vinilos,
mas tarde los pusiste, sin mirarme,
sonando los violines tan divinos.

Te juro que fue un manto delicioso,
la música surgida de ese disco,
sumada a tu presencia y la ternura
nacida en el diván, con tanto mimo.

No sé si en los palacios Nazaríes
se estiran las estrellas con su brillo,
y bailan en jardines y en estanques
los dioses prometidos del Olimpo.

Por eso me quedé sin mis palabras
oyendo y escanciando tus latidos,
sabiendo que me estaba enamorando,
brotando de mis ojos el rocío.

"...Un día comprendí, que las palabras,
tenían corazón y no sentidos,
igual que las caricias de tus labios
dejando entre mis labios tu cariño..."

Rafael Sánchez Ortega ©
15/09/15

22 comentarios:

  1. Las palabras pueden salvarnos o herirnos para siempre.
    Igual tiene el poder de dejar su huella.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo que romántico, pos si las palabras tiene vida propia que te acarician como esos labios gtodo el poema es precioso ,me quedo con el penúltimo muy bello un abraxzo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Las palabras tienen alma y latidos, las palabras abrazan y acarician, las palabras son suspiros...

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María, son todo eso y mucho más.
      Un beso "dulce de seda" también para ti.

      Eliminar
  4. Bellos versos del silecio...
    gracias por tu visita
    abrazos
    feliz jueves

    ResponderEliminar
  5. ¿sabes? antes no te pude decir que tus versos hoy tienen luz ...un beso Rafael...
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así los veas, Marina.
      Besos.

      Eliminar
  6. Algunas veces las palabras es mejor silenciarlas, para dejar fluir sin barreras los sentimientos.
    Feliz jueves
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú, Fina.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  7. El poder de la palabra escrita, cura o mata.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es asi como dices, Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. no hay peor loca que la boca
    decía mi abuela
    de ella salen ángeles y demonios

    abrazos Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonrío y pienso que tu abuela tenía razón, Ely.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Bella la palabra escrita que nos dejas, Rafael...Y bella la música que se desprende de tus versos y nos lleva directamente al paraiso del sentimiento...
    Mi felicitación y mi abrazo de luz, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. La magia de las palabras...nada más y nada menos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bendita magia entonces, Carmen...!
      Besos.

      Eliminar
  11. Me encanta tu creación, especialmente la estrofa final. Como para soñar tus letras, una a una, más de una vez... Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten esos versos, Paty.
      Besos.

      Eliminar