jueves, 19 de mayo de 2016

CUANDO PIENSO...



CINCO SONETOS...

I

Cuando pienso en saborear y bebo
el néctar que me lleva a las estrellas,
y luego continúo tras sus huellas,
y paro y sigo y a no beber me atrevo...

Cuando todo a las estrellas llevo:
mi amor, mi paz, mi vida, mi epopeya,
y lo dejo durmiendo, cual doncella...
hay una sensación de un mundo nuevo.

...Recupero mi voz, también mi paso;
debe ser diferente la partida
y también el candor, según el caso.

Hubo un tiempo muy cruel con una herida,
sangraba el corazón llenando el vaso;
un vaso sin licor, y en él mi vida.

Rafael Sánchez Ortega ©
10/05/16

20 comentarios:

  1. Buenos días Rafael...
    Preciosos versos del soneto "cinco sonetos"
    te deseo un feliz día...abrazos
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Marina.
      Un abrazo y que tengas un lindo jueves.

      Eliminar
  2. ¿ cinco sonetos...???????
    Deduzco que nos deleitarás con el resto próximamente...
    Abrazo, Rafael
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto Fina, los hiré subiendo a continuación de este.
      Un abrazo y feliz jueves.

      Eliminar
  3. Por favor que final, muy duro ehhh pero magistralmente escrito un soneto precioso una métrica perfecta me encantó Feliz día un abrazo desde mibrillo del mar mi querido amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y comentario, Bea.
      Un abrazo desde el cantábrico.

      Eliminar
  4. Hermoso este soneto Rafael, espero los siguientes impaciente.
    No me actualizan los blog, estoy desesperada Rafael, estoy pensando en pasarme a blogger solo.
    Besosss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Carmen. En cuanto a lo de los Blogs algo pasa, ya que en alguna ocasión he tenido que cerrar el tuyo y se cerraban, a la vez, todas las ventanas del explorador. En fin, cosas de Internet y sus caprichos.
      Besos en la tarde.

      Eliminar
  5. Hubo un tiempo muy cruel con una
    herida
    sangraba el corazón llenando el vaso,
    un vaso sin licor;
    y en él mi vida.

    Cuanta belleza, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por fijarte en esos versos, Tecla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me resulta doloroso.
    Es mejor sanar esa herida.

    Heridas invisibles para las que las medicina no siempre està a nuestro alcance.

    Bello poema.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Amapola.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Sabias compañeras ... siempre lo he dicho y sobre todo sentido


    un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así estos versos, María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un soneto que trae sentimiento, sigo deleitándome en los siguientes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hubo una herida, que sanó con la esperanza, esa esperanza que todos llevamos en el alma, de comenzar todo de nuevo, en un mundo mejor. Un abrazo querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces sanan las heridas ante esa posibilidad de comenzar de nuevo, Paty.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Buscamos a sorbos
    los no encontramos
    en nuestros días

    Mi abrazo

    ResponderEliminar