sábado, 14 de mayo de 2016

ES EL FUEGO...


Es el fuego enemigo candente
y el que quema si tocas sus brasas,
es también productor de cenizas
con la escoria que el viento levanta.

Pero el fuego mortal que hemos visto
es figura también que se escancia
a través de pavesas hermosas
y de ríos candentes de lava.

Aunque hay fuegos sagrados en versos
y poemas que así lo proclaman,
recordando la historia y la vida
de momentos y gestas pasadas.

Otro fuego se aviva en los ojos
y en pupilas que dejan palabras,
es el fuego sutil de los hombres
y el que abarca, también, a sus almas.

Pero el fuego, primero, que digo,
el que arrasa con ansia las casas,
es el fuego, voraz, que unas manos
provocaron, carentes de causa.

Unas rajas nacientes en prados,
escobales, espinos y matas,
marabunta de plantas nocivas
asfixiando a la vida temprana.

Porque el hombre que crea el problema,
el pastor del terruño y las vacas,
es aquel que se enfrenta primero
al problema del fuego que avanza.

Sin embargo se escudan cobardes
tras la dulce figura narrada,
son personas quizás enfermizas
y que buscan su orgasmo en las llamas.

"...Es el fuego enemigo candente
y también un amigo sin tacha,
precursor de purezas y siembras,
con mil rosas en él desatadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
06/05/16

28 comentarios:

  1. Si...es una pena como se descompone la vida de los campos y toda la naturaleza con fuegos provocados por la mano del hombre...ayer en las noticias daban el último que acababa de provocarse en un campo de neumáticos viejos...cuando no bombas...
    Bueno Rafael ,te deseo un feliz día ...
    abrazos
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Marina, es como bien dices, para desgracia nuestra.
      Un abrazo y que tengas un bonito fin de semana.

      Eliminar
  2. Así es amigo lo que narras en tus versos.
    En Madrid parece que un fuego maligno y perverso supuestamente provocado hace que los habitantes salgan evacuados de sus casas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidencia y casualidad, Efe, por desgracia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. El fuego que arrasa lo material
    como tambien lo que sentimos dentro

    Bello poema Rafael que se le puede dar distintos significados

    Que pases buen fin de semana, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Slave.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  4. Purifica y da calor o batalla
    el fuego ilumina, habla y ama
    El fuego, por contradictorio que parezca también tiembra y apacigua las palabras.
    El fuego es luz entre oscuridad y llamas y abraza cada ritual, regalándonos su ambar.

    Un abrazo✴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fuego es todo eso que señalas acertadamente, Athenea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hermoso poema, muy de actualidad el problema por desgracia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia ha coincidido en el tiempo, Mara.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. El fuego que destruye para iniciar nuevas palabras.
    Saludos y me encantó tu poema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Guillermo, esa es la misión del fuego.
      Gracias por tu comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hay fuegos y fuegos Rafa.Para los campos una bendicion y en exceso una tragedia. Para el hombre cuando el fuego nos entibia el alma nos compone, sino nos destruye o destruye a su vez todo a su paso. recorde un poema llamado los cien fuefuitos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con tu definición Demian, y me alegro de que mis versos te recordaran ese poema que citas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. "con mil rosas en él desatadas"... qué precioso cierre!
    Felicidades.

    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por fijarte en ese verso, Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  9. Yo prefiero el fuego de los versos, ese es un fuego apasionado de los cuerpos amados fundidos, la otra clase de fuego, el que quema la naturaleza, hace daño y destruye la vida.

    Un beso, amigo Rafael y feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, María, son completamente diferentes y creo que todos desearíamos el primer fuego, como bien señalas.
      Un beso en la tarde.

      Eliminar
  10. uufffff no esperaba este final amigo uufff si a veces es dolor, y a veces enciende la llama del amor y a veces mata y hiere , precioso mi querido amigo , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sinceras por tus palabras y comentario, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Ríos de fuego y pasión siempre tus versos, Rafa.
    Mucho mejores que el fuego que hoy está padeciendo buena parte de nuestro país.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Tecla.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  12. Buen poema de análisis comparativo Rafael, provisto de cordura y ejemplo en todo su contenido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verle asi, Juan.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Fuego que arrasa... desolador cuando lo hace en lo material y benefactor cuando es al alma a la que incendia.

    Mil besitos, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Auroratris.
      Mil besitos también para ti y que tengas un lindo domingo.

      Eliminar
  14. Hola Rafael: Una poesia con gran realidad, el fuego provocado es bandalismo, pero necesitamos el fuego para dar calor a nuestra vida. Un abrazo y muy buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Mercedes.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar