miércoles, 4 de mayo de 2016

HACE TIEMPO...



Hace tiempo que rondas por mi lado
y camelas mi cuerpo con tus trenzas,
pretendiendo llevarme al paraíso,
un lugar donde el alma no sufriera.

Pero firme y sereno me resisto
aunque tiemblen mis manos y mis piernas,
porque quiero vivir intensamente
estas rimas y versos del poema.

El poema que cito, de la vida,
es la estrofa preclara de mis venas,
es el versos forjado a cada instante
con el llanto y la risa que se quiera.

Porque tú que me ofreces esa marcha,
ese viaje, desnudo y sin maleta,
solo quieres que olvide que estoy vivo,
y que tome ese tren a otra frontera.

Me resisto y rechazo tus proyectos,
aunque sé que estoy débil y mis fuerzas
ya vacilan y aceptan la derrota
y se ven prisioneras de tu oferta.

Pero algo en el alma se confunde
y prefiere el presente, y sus problemas,
con golosos mensajes de un futuro
de pasiones, deseos y promesas.

Y es así porque creo en la esperanza,
en la voz y llamada de la tierra,
en la vida fecunda que contiene
y en el verso que esconde bajo ella.

Yo prefiero cavar día tras día,
escribir con mis dedos estas letras,
y seguir abonando en el cuaderno
todo aquello que surja en la cosecha.

"...Aunque sé que algún día, con tu abrazo,
llevarás a mi cuerpo donde sea,
pero quiero y deseo que mi alma
esté libre para ir donde ella quiera..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/04/16

14 comentarios:

  1. El deseo de libertad del alma en versos...

    Buen miércoles,besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así, Carmen.
      Besos en la noche.

      Eliminar
  2. Voy a tratar de comentar acortando mi verborrea inútil...
    Es bueno saber las preferencias y acatarlas sin cortarles las alas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes comentar como gustes, Marinel, siempre serás bien recibida y te leeré con atención.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Nada, que la niña no te deja en paz, que quiere atraparte como sea.
    Abrázala un instante y deja que la atrapada se ella.
    O no, pobrecita, tan joven.
    Tu eres un hombre de bien que intenta sobrevivir a un mar de dudas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que el protagonista del poema tiene todos esos ingredientes que tan bién detallas, Tecla, y que me hacen sonreír.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El sentido que le di a tu poema es que habla de ese ultimo viaje del que nadie vuelve.¿ Es así, Rafael?
    Profundo...
    Un abrazo
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Fina, así es. Gracias por pararte en ese detalle.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  5. Saludarte Rafael entre tus bien escritos versos...
    un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Necesitamos ser libres para volar y hemos aprendido a defendernos en el espacio mente. Para sentir las alas de los sueños acariciar la distancia, lo anhelado, otras ilusiones con sus cambios... Pero ellas, las ilusiones, nos miran ya cambiados y nos frenas, desatándose en palabras, porque son las que son libres y vuelan como hemos deseado.

    Saludos amigo mío en tus noches brujas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes Elisa...!
      Un abrazo en la noche querida amiga.

      Eliminar
  7. Seguro rechazas? jajajajaj he disfrutado de tu poema deja que la magia de ese abrazo si al final ella lo que quiera porque a veces el amor así de frágil no vemos , precioso , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y comentario, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar