sábado, 11 de marzo de 2017

EN UNA ALCANTARILLA...


En una alcantarilla,
un poco abandonada,
hallábase una rosa,
marchita, entre las aguas.

Pasó por ese sitio
la cenicienta rana,
con saltos siempre finos
y con su verde estampa.

De pronto vio la rosa,
con pétalos de grana,
y un tanto deslucidos
por culpa de la escarcha.

La rana, muy coqueta,
los pétalos ansiaba
y ansiaba que la rosa
vistiera sus espaldas.

Un tanto petulante
podía ser la gracia,
hablar de alcantarillas
de ranas y sus lágrimas,

de rosas muy coquetas
ausentes de la nada;
quizás reminiscencias
que acaban con el alba.

Pero esa alcantarilla,
sin tubos y sin tapa,
quizás era la rosa
el sol que precisaba.

Por eso cenicienta,
la rana ya citada,
buscaba entre la rosa
su encanto de la charca.

"...En una alcantarilla,
la rosa sintió lástima,
soñó con los pegasos
y ranas encantadas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/03/17

14 comentarios:

  1. Un dulce historia la que nos regalas hoy amigo, besos

    ResponderEliminar
  2. A mí jamás se más hubiera ocurrido versar sobre una alcantarilla y tu como un buen Poeta transmiten sensibilidad desde cualquier cosa, eres maravilloso.

    Besos en la noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves María, cualquier cosa de nuestro entorno puede estar en unos versos.
      Besos.

      Eliminar
  3. Qué bonito, Rafael, recuerda algo a las fábulas de los clásicos.
    Al menos a mi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así sea Tecla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Tú como siempre Rafael...¡preciosos versos! se entienden bien.
    feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina.
      Un abrazo en la noche de este domingo.

      Eliminar
  5. Muy tierno y con moraleja.
    Me ha encantado Rafael.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  6. Has poetizado un un hermoso cuento, mágico diría.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver esa "magia" en mis versos, Marinel.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Juraría que había comentado este poema lleno de cuento de hadas, precioso , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por hacerlo ahora Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar