jueves, 8 de enero de 2015

OH MUERTE, VEN A POR MÍ...


Oh muerte ven a por mí,
no prolongues mi agonía,
musitaba aquel anciano
ya cansado de la vida.

Yo escuchaba estupefacto
esta frase tan sencilla,
que llevaba en sus entrañas
una súplica infinita.

Con los ojos muy cansados
y esforzando bien la vista,
él miraba al infinito
una tarde parda y fría.

Él Buscaba el horizonte,
donde brumas y neblinas
se juntaban, y formaban,
con leyendas infinitas.

Y la frase pronunciada
resonaba y no se iba,
de mi mente soñadora
apagando la sonrisa.

Yo veía aquel anciano,
de mirada ya tranquila,
y pensaba en el invierno
con sus barbas blanquecinas.

Y es el hombre y es su otoño,
el que pide y quien suplica,
que se acabe este calvario
que le abraza y agoniza.

Es la vida que se agota
y no ofrece la caricia,
a ese anciano tan cansado
que murmura y que suplica.

Y por eso, en esta frase,
me estremezco ante quien grita,
"no te venzas viejo anciano
pues tu vida es poesía".

Rafael Sánchez Ortega ©
07/01/15

24 comentarios:

  1. Rafel uufffff el final es magistral, hermoso dulce y esperanzador que poema tan bello , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es un poema triste, pero con un final lleno de ternura y aliento para ese anciano que olvido vivir.
    Tus letras siempre llegan al corazón, Rafael
    Que tengas un lindo jueves
    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Fina.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. Rafael los versos son preciosos pero muy tristes ...pero un poeta nunca muere ,el esta lleno de rimas o prosas poeticas y romanticas...
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen acerca de los poetas Marina, pero...
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. la muerte viene cuando ella decide ,por mucho que uno la llame
    al final ese es nuestro futuro

    abrazos Rafael

    ResponderEliminar
  5. Precioso poema, y un final que me ha encantado.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Pedir al reposo muerte, que te lleve, a veces puede ser por la satisfacción de lo vivido o por la cobardía se seguir haciéndolo....
    ¡ Uy ! mis dedos que cosas escriben... sonrío.

    Un abrazo, feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda que puede ser por alguna de las dos cosas Esencia, (oi por ninguna)...
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  7. Supongo que a veces ni la poesía de la vida nos la hace más llevadera...
    Precioso e intenso poema.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mis versos Maduixeta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Cuando los años son muchos suelen pesar como losas y algunas personas no pueden ya con tanto peso.
    lo has contado muy bonito,Rafael.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Creo que es de lo mejor que te he leído, me ha emociono, son varias las veces que lo he hecho, y es que hoy tu poema es más que poesía.
    Lamentará el anciano la juventud perdida, su cuerpo cansado, su cabeza agachada, hilos plateados cubren su cabeza, y solo quedan en él, los recuerdos de una vida, pasada, cuando su imagen era el centro de su hogar.
    Para muchos, ahora el llanto es su imagen sin música, sin amor que lo acompañe, solo su sombra viviendo de la caridad de otros.
    Cuanta tristeza Rafa, pero por desgracia tan real.

    Que nunca se rinda, que su vida como bien dices, es poesía.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  10. Que triste es ver a un anciano envejecer día a día...
    Te lo digo porque tengo a mi mama en casa, y de verdad que es muy triste ver como la enfermedad se la va comiendo día a día..estoy de acuerdo, es poesía..
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Carmen y sé de lo que hablas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Es que los ancianos y los niños están llenos de ternura Carmen, ¿no crees?
      Besos.

      Eliminar
  12. Rafael, al igual que Carmen, también atiendo a mi padre todos los fines de semana...El está en silla de ruedas muy cansado de la vida y puedo entender perfectamente tu poesía...Sin embargo, la vida y la muerte son un misterio y llegan cuando tienen que llegar, mientras tanto...Cada día es un milagro y todo se refleja en nuestros versos. Mi abrazo y mi cariño, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo en tus palabras M. Jesús.
      Un abrazo en esta noche.

      Eliminar