sábado, 19 de diciembre de 2015

ERA UN ÁNGEL...


Era un ángel plantado en el camino,
una luz que brillaba en la distancia,
era un dulce recuerdo de la infancia
descansando, quizás, cual peregrino.

Él tenía las llaves del destino,
que portaba con tino y elegancia;
de su mano, cargada de fragancia,
emanaba el perfume tan divino.

Y esa luz, del fanal de la farola,
prometía la esencia de la vida.

Temerosa, en la playa, y escondida
se encontraba una tierna caracola.

Y tembló, como tiembla la amapola,
deseando esa luz tan prometida.

(Una luz que la lleve hasta su amado
y a ese sueño tan bello y añorado)


Rafael Sánchez Ortega ©
17/12/15

16 comentarios:

  1. Corto, dulce y profundo. Asi me llego.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verle así, Natalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Esa luz tan intensa que casi todos anhelamos...

    Buen sábado y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Carmen.
      Besos y linda tarde del sábado.

      Eliminar
  3. Era quizá el Santo Ángel de la guarda.

    Feliz fin de Semana Amigo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Efe.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  4. Que belleza y ese angel ...
    con su amado me inspira a mi tambien

    Besos dulces y feliz dia Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Slave.
      Besos y linda tarde.

      Eliminar
  5. Bonitos y tiernos versos...
    FELIZ FIN DE SEMANA ...ABRAZOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marina.
      Abrazos y feliz fin de semana, también para ti.

      Eliminar
  6. Un ángel siempre es dulzura y luz y en tu poema lo reflejas magistralmente

    abrazos d sábado noche ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verle, María.
      Abrazos en la noche.

      Eliminar
  7. Todo es hermoso en esta entrada, Rafael.

    ResponderEliminar
  8. jope que bonito!!! Rafael uuff ojalá ese angel nos llene siempre de luz , sabes? a veces estoy temblorosa en la playa pero una luz celestial digo yo es decir Dios me calma y vuelvo a levantar como siempre un precioso poema , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces eres afortunada, Bea.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar