jueves, 3 de diciembre de 2015

UN DÍA...


Un día había un niño que soñaba.
Creía en el amor y en ser poeta.
Hablaba en el silencio a la Palabra
y de ella pretendía una respuesta.

El tiempo restañaba sus legañas,
vagaba entre marinos y traineras,
a veces se asomaba a las ventanas
de campos solitarios y cigüeñas.

Pero es la evocación de aquella estampa,
la luz de las pupilas tan inquietas,
la eterna sinfonía de las almas
de un mundo juvenil con primaveras.

Por eso ese pasado con nostalgia,
remueve el corazón y las conciencias,
agita la quietud de las entrañas
y surgen en las playas las sirenas.

* * *

Un día despertó de su letargo,
el niño, prisionero y sin fronteras,
quería remover aquel pasado
volviendo a sus estudios en la escuela.

Trataba de encontrar aquella mano,
el rizo juvenil, que lo embelesa,
la voz inconfundible de otro labio
dejado por el mar en un poema.

Estaba como un niño, enamorado,
soñando con la tierna Dulcinea,
quería ser Quijote en su caballo
y andar por esa Mancha de leyenda.

Los sueños son eternos, sin fracasos,
y cunden en el alma del asceta,
en cambio son marjales y pantanos
si un niño los confunde con estrellas.

* * *

"...Un día había un niño en una plaza,
jugaba, sin cesar, a la rayuela,
sus versos tan sutiles y encantados
querían ir al cielo, con la hiedra..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/11/15

28 comentarios:

  1. La verdad es que con tu facilidad de escribir tanta poesía se requiere más tiempo para leerla, releerla y madurar impresiones al contemplarlas. Pero siempre me parece (igual me equivoco) que hay una constante de sacar el niño que llevamos dentro. Los sueños y la imaginación del niño libre. Parte de candidez, parte de nostalgia; como cuentos de finales a veces alegres, después tristes. Nunca planos. Una poesía de oleajes, arriba y abajo. Felicidades por tan extenso y magnífico trabajo en el que nos sumergimos al leerlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Pepe, y por esa visión que haces de mis versos. En realidad, en estos últimos días, estoy tratando de poner al día diferentes trabajos que se habían quedado atrasados. Espero conseguirlo antes de fin de año.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La vida , o las cosas de la vida a veces nos opacan a ese niño que habita dentro . por suerte siempre hay un sentimiento que se llama amor que lo rescata, lo salva y lo hace renacer repleto de ternura

    precioso poema

    abrazos y buen jueves

    pd/ iré a pocos leyendote .. voy con mucho retraso
    disculpa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu paciencia, Piel y no te preocupes, la poesía es para "saborearla" en pequeñas dosis, ya que si leemos mucha, de golpe, puede "emborracharnos" y hacernos ver un mundo diferente. (Sonrío)
      Un abrazo en este jueves tan especial.

      Eliminar
  3. uuuffff mi querido amigo que fotografía hs hecho de ti hermosa , sentida y profunda , siempre con esa melodía que me encanta , un abrazo fuerte y Feliz día desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Bea.
      Un abrazo desde el Cantábrico.

      Eliminar
  4. evocador poema Rafael
    con aires lorquianos

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me haces sonrojar con lo de "lorquianos", Ely, pero gracias de todas formas.
      Abrazos y feliz día, querida amiga.

      Eliminar
  5. Hoy aqui entre tus bellisimos versos de aquel inquieto niño que queria y llegó a ser quijote..y gran poeta te dejo mi felicitación para tus versos y para aquel niño quizas hoy un gran hombre.
    Gracias por tu cariñoso comentario al poema en homenaje a mi querido hermano César...
    besos para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras y comentario, Marina y siempre es un placer leer tus preciosos versos.
      Un abrazo en la tarde.

      Eliminar
  6. Nuestra infancia nos acompaña siempre, Rafael. Es un poema muy tierno.

    ResponderEliminar
  7. El juego de la rayuela, me lo has vuelto a jugar como en aquellos días en que saltar de un universo a otro era sencillo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así fuera, Beatriz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Y ese nino como que se me parece mucho a ti...
    Al final uno siempre es el nino que fue y segura siendo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por hacer esa comparación, Natalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Que ese niño viva eternamente dentro amigo, es el motor de la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se intenta, Demian, no lo dudes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. El poeta lo es desde la infancia, a veces creo que nace a lomos de la poesía que es mar.
    Lo cierto es que tanta sensibilidad hace que todo lo vivido y sentido, incluida la nostalgia, sea algo infinitamente hermoso como el mismo cielo.
    Otro beso.

    Por cierto...disculpa mis comentarios si los consideras algo cursis o empalagosos. A veces los considero así hasta yo misma, pero comento lo que me nace y sin ánimo de molestar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por favor, Marinel, no digas eso. Cada uno se expresa de una manera y tus comentarios los valoro y aprecio y para nada me saben a "empalagosos" y menos aún me molestan.
      Grancias por tus palabras y recibe un abrazo en este día.
      Besos, querida amiga.

      Eliminar
  11. Vejez e infancia de la mano, no podemos olvidar aquellos años...
    Es un encanto leerte, me ha gustado este poema, como todos.
    Un abrazo y feliz viernes Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Carmen, y que no se olviden nunca.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  12. Nada... como el corazón de un niño que comienza su adolescencia hasta antes de su adultez. Es un fuego naranja lleno de sueños, lleno de ímpetu, lleno de poesía en el alma.
    Un abrazo fuerte a ese niño-hombre del cual nunca nos liberamos. Y mejor...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo sincero a ese niña-mujer que anida en tu corazón, querida amiga Paty. Gracias por tus palabras.

      Eliminar