lunes, 28 de diciembre de 2015

TENGO MIEDO...



Tengo miedo a mirar en los cajones
y encontrar fantasías indiscretas,
mariposas danzando en el vacío
en un vals que recogen las mareas.

Pero el miedo, tan cruel e irreverente,
es el néctar que corre por las venas,
es la sangre que vibra, acelerada,
y es la lava que baja en la ladera.

Hay recuerdos que quedan olvidados
como lazos prendidos de un cometa,
que se eleva gozoso hacia los cielos
y atrás deja sus flecos en la arena.

Y el cajón, tan preciso del que hablo,
ese mueble del alma del que sueña,
no precisa de llaves y candados
porque sigue vigente en la alacena.

Tengo miedo, decía aquella tarde,
a vivir esa parte del poema,
donde debo enfrentarme ante tus ojos
y expresar, sin palabras, lo que piensan.

Porque el miedo es sinónimo de frío
y agudiza temblores y tristezas,
y hasta encoge las almas más valientes
despertando la duda en la conciencia.

Pero debo buscar entre la bruma
esa voz que me llama y que me alienta,
y también a la mano seductora
que acaricie, la mía, con presteza.

Es el viento, dirán en los marjales,
es el eco que vuelve en la galerna,
pero el miedo latente, en mi costado,
seguirá en un cajón su duermevela.

"...Tengo miedo a la vida que prosigue
y a vivir peregrino de unas huellas,
aunque sé que mi norte está a tu lado,
corazón que me abrazas y me aneas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/12/15

22 comentarios:

  1. Buenos dias amigo:Estos dias tan memorables para todos ...creo que TODOS...estamos pasando tristes dias y mucho miedo ...
    Tus versos no dejan de ser como poema bello...
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver todo eso en mis versos, Marina.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar

  2. "Tengo miedo, decía aquella tarde,
    a vivir esa parte del poema,
    donde debo enfrentarme ante tus ojos
    y expresar, sin palabras, lo que piensan"

    Conozco esa sensación, pero al final el miedo, y la sensación de superarlo nos dan luz y aptitudes para enfrentar nuevas oscuridades.

    Un abrazo.... Siempre de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recibo y te devuelve ese "abrazo de luz", Athenea.
      Un beso en la noche.

      Eliminar
  3. Es necesaraio no perder el norte y menos al lado de la persona amada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Seguramente si ella te leyera se le ahogaría el alma de la ternura de niño espantadizo que recorre tus versos hoy, y correría en tu busca. Pero probablemente no, ya que como bien dices el miedo paraliza y ahoga…
    Hoy, particularmente me he sentido identificada con tus versos…
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...Si ella me leyera..." (Sin palabras)
      Gracias Oriana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Quizás sea mejor dejar esas huellas que se borren.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. El miedo esta en nosotros siempre, es una parte de nuestro interior que siempre nos acompaña.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que va con nosotros, María Rosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Todos sentimos a veces ese miedo que has versado...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Es un miedo feliz con ese final... :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por verlo así, Carmen.
      Muchos besos también para ti.

      Eliminar
  9. Los cajones guardan tantas cosas, que nos podriamos llevar sorpresas.
    Feliz salida y entrada de año Rafael.
    Que el nuevo retoño te colme de paz y Amor.
    Besosss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro de que es tal y como dices, Carmen.
      Un abrazo en este invierno que acaba de comenzar.

      Eliminar
  10. uufff me ha conmovido tengo miedo amar tengo miedo si será verdad tengo miedo y ese poema logre quepueda olvidar o volver amar .... en fin ... slo decirte uuffff tus versos micorazón tocó , Precioso, un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así fuera, Bea.
      Un abrazote.

      Eliminar