jueves, 14 de enero de 2016

HACE UNOS MESES...


Hace unos meses yo también volví
a ese país del "Nunca Jamás",
en unos versos, hoy ya olvidados.
Me atreví a volar y a suspirar con Peter Pan
y hasta recordar a una Pimpinela que no existe.
Quizás fue un suspiro,
quizás un tic-tac del corazón más alto que los demás,
quizás un sueño, simplemente, irrealizable.

Todos hemos navegado en esos barquitos de papel
y nos hemos bajado de ellos
cuando se acercaban al remolino o catarata del río.
Otras veces hemos bebido de la botella
hasta apurar la última gota de whisky
para luego introducir, en ella, las hormiguitas
que pululaban en nuestras almas y enviarlas lejos,
para que no volvieran, en un viaje de ida
y sin retorno, a través del ancho mar
que se veía desde la playa.

...Suspiro con el pasado y vuelvo al presente.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/01/16

32 comentarios:

  1. Me hiciste recordar cosas que se habían perdido en algún rincón de mi memoria.
    Me gusta tu suspiro
    Un beso, Rafael, te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, si volviste a ella, y no te hicieron daño, me alegro mucho Ame.
      Un beso en la noche y cuídate tú también.

      Eliminar
  2. Es cierto, el pasado en ocasiones nos hace suspirar por lo que fue...volver al presente nos hace suspirar por lo que vendrá.
    Feliz flamante 2016 Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como ese mirar para seguir avanzando, ¿verdad Adriana?
      Un abrazo y Feliz 2016

      Eliminar
  3. Cuantas sentires comunes Rafael en este universo donde a pesar de todo impera el amor
    Hermoso poema , sentido suspiro
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así debe de ser, María, a pesar de todo lo que nos llega cada día.
      Gracias por tus palabras y un abrazo en la noche.

      Eliminar
  4. Todos debemos ser niños de en cuando para recuperar algo de inocencia perdida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buscamos en el pasado el suspiro que el presente no tiene… ¿por qué? Será que el pasado no es tan “pasado”…
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tienes la respuesta Orlana?... Supongo que no y que nadie la tiene, por eso acudimos al suspiro y al pasado para seguir viviendo el presente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy bonitos y reales estos versos de Letras...gracias Rafael por estas bellas rimas.....
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Marina por tu visita y comentario.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Todos los suspiros viven en el pasado. Es hermoso recordar y vivir de nuevo, perderse un poco...
    Tu viaje al pasado dejó un bonito escrito para que lo disfrutemos todos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que mis versos te dejen esta impresión EmeM
      Un beso en la noche.

      Eliminar
  8. ¡Que bonito Peter Pan en el país de nunca jamás! Olvídate por un momento, de tus pies, de los miedos...ellos atan a las cosas objetivas, reales, posibles...
    Ojala que Peter Pan te lleve a volar por los cielos, entre soles y nubes ...
    Volando podremos llegar hasta ese País Maravilloso de Nunca Jamás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Daphnelaluna, ya sabes bien como es ese país del "nunca jamás".
      Gracias por tus palabras y un abrazo en la noche, querida amiga.

      Eliminar
  9. El pasado nos enseña y nos hace las personas que somos...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Soy de la opinión de que nunca debemos dejar de ser niños definitivamente y para ello es conveniente volver de vez en cuando a esa infancia que tan felices nos hizo unos años.Casualmente,sobre este mismo tema trata mi última entrada.Quizás ni tu ni yo hemos dejado de ser niños del todo Rafael.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás es así, como dices, Joaquín, y no me arrepiento de ello, igual que tú.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El pasado nunca vuelve, pero sí se queda dentro de nosotros para revivir lo vivido y convertirlo en instantes eternos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso es verdaderamente bonito, Tecla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Del pasado siempre sacamos una enseñanza…y ese niño que todos llevamos dentro es importante en nuestra vida porque en momentos importantes nos lleva a seguir avanzando sin decaer….


    Un cálido abrazo Rafael

    ResponderEliminar
  13. Rafale precioso oye amigo me sneti no ´se volver a mi infancia aquel barquito de papelen aquella creia que ra un un gran castillo y alguienme iba resctar de mi abuelita jajajajaja a la que quise mucho pero era un militar , en el fondo era una santa hoy dia la extraño mucho , recuerdo que me escapaba a esa vieja fuente jope no sé pasó volé a mi infancia jajaja no me hagas caso hermoso versos !!! me encanta leerte un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que estas letras te llevaran a esa infancia que dices, Bea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¿Quién no se ha lanzado alguna vez y lo seguirá haciendo, al mar del pasado?
    Se suspira mientras se viaja, se suspira en el retorno momentáneo y a la vuelta, al comprender que quedó atrás...
    Mágico y triste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Esos suspiros son síntomas de vida, de que los sueños y las añoranzas existen y que nos alimentamos de ellas. Soñar es vivir. Besos amigo. Que tengas buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Paty.
      Besos y feliz fin de semana también para ti.

      Eliminar
  16. Un tema mítico y, aunque redundante, necesario quizás. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Pepe.
      Un abrazo.

      Eliminar