sábado, 30 de enero de 2016

LA LLUVIA CAE.



La lluvia cae.
Resbala en los cristales y en las almas.
Se pierde por oscuros pasadizos de las calles.
Sortea alcantarillas y callejas
y llega hasta la mar con un remanso
de inocencia.

Las lágrimas, que brotan de los cielos,
son versos y retales de unos ojos invisibles,
fragmentos de un poema inacabado de los dioses
y notas de la pieza musical de un gran maestro.

Yo siento la caricia de la lluvia
y su mensaje.
La veo deslizarse por mi cuerpo.
Sus besos me estremecen los sentidos.
Hay algo de pasión indefinida en esas gotas,
que sin prisa, van pulsando los resortes de mi carne.

Hay salitre y humedad en el rocío que transmiten
esas lágrimas.
Un vendaval de sensaciones acompaña a la galerna
que se inicia, sin saberlo.

Y es entonces, cuando arrecia el temporal,
cuando clama la nostalgia y, la conciencia,
se abre paso entre las sombras y el recuerdo,
cuando sientes la dureza de esa lluvia,
convertida en chaparrón,
que bien te abraza y te golpea,
duramente, con sus gotas.

Pero buscas el paraguas que te ofrecen
unas manos inocentes y sensibles
y hasta puede, que al abrirlo, él te cubra
con su aroma diferente donde abunda la esperanza.

Das comienzo, sin saberlo, a un nuevo ciclo,
y la lluvia, pertinaz ya no te moja.
Cae al suelo y a tu lado
y tú la ves como se pierde por las calles.

Te estremeces un momento mientras piensas
en sus besos,
en los cientos de caricias recibidos,
en las gotas que cayeron por tu cuerpo,
en los versos y poemas desgranados e inconclusos
y en las notas de aquel dulce pentagrama
que trazaron unos labios.

Es enero, está lloviendo, y tú lo sabes.
Lo percibes y lo aceptas
y hasta buscas con tus dedos
las pestañas que ahora lloran,
y les robas ese beso que susurran,
esa rima sin palabras,
esa nota desprendida de los cielos
y el suspiro que se escapa de una boca
con tu nombre entre sus letras.

...Cae la lluvia, simplemente, en este día,
y la sientes resbalar, y discurrir,
por los cristales de tu alma.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/01/16

30 comentarios:

  1. Cae la lluvia...y aunque busques cientos de paraguas esas gotas siempre estarán en ti..
    Cariños..

    ResponderEliminar
  2. Mi abuelo, decía que la lluvia era el llanto del cielo por la estupidez humana... ahora viendo como estamos, lo comprendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu abuelo tenía toda la razón, Rafael.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Esa lluvia moja el alma pero alivia de temores y recuerda sentimientos.

    Feliz sábado.

    ResponderEliminar
  4. Hay lluvia incesante en nuestra entraña y es imposible no adaptarse a su húmedo sentir...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente así es, Marinel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. El amor tambien habla en poesia... hermoso si es de dos.
    Feliz domingo Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Marina.
      Un abrazo y feliz domingo.

      Eliminar
  6. Es un poema maravilloso Rafael,simplemente eso.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, Carmen.
      Besos.

      Eliminar
  7. He saboreado tu poema y me he calado con la lluvia de tus letras, Rafael...Aqui en el centro llueve poco y cuando lo hace es un verdadero gozo, nutre los campos y limpia la contaminación...Se respira de maravilla, es todo un regalo de los dioses...Te dejo mi gratitud y mi abrazo manchego, Rafael.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, María Jesús.
      Un abrazo desde Cantabria.

      Eliminar
  8. Sobran las palabras, ¡¡¡¡PRECIOSO!!!!mI FELICITACIÓN POR ESTE POEMA, RAFAEL.

    Que tengas lindo fin de semana

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sinceras, Fina.
      Un abrazo y feliz fin de semana, también para ti.

      Eliminar
  9. Precioso poema, Rafael.
    Cada sensación transmitida en cada verso, llega.
    La lluvia siempre inspiradora de poemas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la lluvia es uno de esos fenómenos que la naturaleza pone a disposición de la poesía, Verónica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. La lluvia nos limpia unas veces y otras
    ...... arruga el alma , pero siempre siempre es bella y sana

    precioso poema

    un abrazo y muy buen finde Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso como tú, María.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  11. Vaya poemazo!!!
    Ay, la lluvia, como me gusta... y entre tus dedos es música , aire rítmico que toca el alma en todas sus formas, porque has creado una sinfonía de amor y ternura en tu poesía.
    Una delicia leerte.

    Besos Poeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que la veas de esa manera, Daphnelaluna.
      Besos y feliz fin de semana, querida amiga.

      Eliminar
  12. Gota a gota, beso a beso, caricia a caricia entre lluvia se empapan los cuerpos y se dilata la vida y las almas.

    Un beso de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, María, así sucede.
      Un "beso de seda" también para ti.

      Eliminar
  13. Por muchas veces que llueva siempre habrá alguien a nuestro alrededor con la ofrenda de un paraguas... aceptar la invitación en cada momento, aunque vuelva a llover.
    Bellísimo y muy melancólico, como la misma lluvia.
    Mil besitos, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá esté siempre ese paraguas cerca, Auroratris...!
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola Rafael: Que bella poesia a la lluvia!!!!, ella trae bendiciones y con su música acompaña las ideas que anidan en nuestro corazón, a veces con un toque romántico o bien nostálgico, pero siempre motivándonos a celebrarla!!! Buen fin de semana y un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo tu comentario, Mercedes.
      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar
  15. Uuufff Rafael!!! que sentido y que hermoso este Poema uff dice" la lluvia fragmentos de un poema inacabado"..... a veces la lluvia logra muchas sensaciones es cierto te estremeces y sus besos y caricias las sientes , precioso !! un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea, creo que lo has definido perfectamente.
      Un abrazo desde el Cantábrico.

      Eliminar