martes, 19 de julio de 2016

UN DÍA LAS SIRENAS MURMURABAN...



Un días las sirenas murmuraban
la falta de cariño de los peces,
querían protestar por su insolencia
y luego castigar a los rebeldes.

Pero una sirenita muy astuta
nadó para llevar unos papeles,
en ellos se encontraban los motivos
y falta de cariño de esos seres.

Resulta que los peces tan hermosos
no saben de cariño con especies,
y entonces juguetean entre ellos
obviando que hay sirenas muy silentes.

Sirenas que precisan de un abrazo,
de cantos y de abrazos en los viernes,
de estrellas que se asomen en la noche
y duerman en las aguas como vienen.

Por eso se entretienen en la playa
haciendo por la arena lo que quieren,
retando a los marinos intranquilos
igual que a tantos peces sus quereres.

Bien saben que el marino está sujeto
al mar y a la trainera que les lleve,
al puerto y a la casa tan cercana
allí donde suspiran sus claveles.

Y saben que los peces no son sordos
igual que sus abrazos inherentes,
cubiertas de salitre las escamas
que brillan mientras nadan y se mecen.

Pero es que los susurros de las noches
carecen del sonido de los trenes,
al menos en las costas y las playas
que esperan a las olas impacientes.

"...Un días las sirenas murmuraban
y yo las escuché entre los cipreses,
hablaban de la vida y de los hombres
del pelo encanecido de sus sienes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/017/16

8 comentarios:

  1. Gracias por tus versos ...son como obras de arte expuestas ...abrir bien los ojos y fijar hasta los detalles pequeños.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ver así mis versos, Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Las sirenas que todo lo saben. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me gustaría que las sirenas existieran que su murmullo fuera dulce entre las olas me acompañe por el amino del mar que a veces es frio. leyendas hermosas a veces tenebrosas , precioso !!! amigo un abrazote desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es que las sirenas existen Bea, al menos en la inocencia de los seres soñadores.
      Un abrazo y feliz día.

      Eliminar