miércoles, 19 de julio de 2017

UN DÍA...



Un día decidiste que tu vida
tenía muchas metas y fronteras
y no las conocidas carreteras
que andabas, cada día, en tu salida.

Por eso planeaste la partida
de modo que tu vida se perdiera,
buscando en ultramar, lo que quisiera,
el alma de una niña confundida.

Partiste, corazón, sin un abrazo,
dejando mi ilusión en cuarentena,
por culpa de la herida y del zarpazo.

Hoy vuelves a la vida y a la escena,
me ofreces todo aquello que rechazo,
y pienso que tu vida es una pena.

Rafael Sánchez Ortega ©
12/07/17

12 comentarios:

  1. Sucede. Caminos diferentes y el adiós.
    Buen soneto.

    Abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Verónica.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No valorar lo que se tiene en su momento y después intentar recuperarlo, gran error
    Y quizás sea porque no se estuvo ni en tiempo ni en espacio, caminos distintos, tiempos diferentes.
    Mi beso, Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Ame, todo es posible.
      Un beso en la tarde.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Por desgracia es algo muy habitual.
      Un abrazo Pilar.

      Eliminar