miércoles, 8 de octubre de 2014

SUPONGO Y...


Supongo y pienso que es una fortuna
poder abrir los ojos y ver que estás muy cerca,
y a mi lado,
que tus ojos me persiguen y que buscan mi figura,
y que miras como voy a la ventana,
como corro las cortinas y me quedo contemplando
más allá de los tejados y la plaza,
a las nubes muy cercanas que ahora pasan embobadas
y también a las palomas, que en el parque,
van buscando aquellas migas invisibles por el suelo.

Supongo y creo que es un sueño lo que veo
y lo que siento
y que es mi mente la que juega un papel en esta escena
y me presenta todo aquello que he soñado por la noche
y hasta el sueño irreverente de tu cuerpo
entre mis brazos,
de tus labios en mis labios
y mis manos recorriendo tu cintura
y las tuyas apoyadas en mi pecho y en mi espalda,
con el bello y sugerente caramelo de tus labios
con sabor a miel y a fresas, que agradezco.

Supongo y tengo la completa seguridad de saber que no,
que no es un sueño lo que veo
y lo que captan mis sentidos,
porque cerca, y a mi lado está tu ropa en una silla,
está tu cuerpo en ese lecho
y estás Amor, con la dulzura de tus ojos
persiguiendo mis latidos
y mis idas y venidas por el cuarto.

Supongo y siento, que es amor lo que me embarga,
que es la sangre que ha cobrado nueva vida,
que es, en fin, la poesía la que ha llegado
en esta noche del otoño con su magia y con su embrujo
a decirme que me amas,
que han venido mariposas con el alba
a dejar el colorido de sus alas en mis ojos
y también en tus pupilas,
que han llegado los cometas de la infancia
a volar y a discurrir por esos cielos
en un baile sin control y sin sentido,
perseguidos por tus dedos y mis dedos,
entre risas y jadeos.

Supongo y quiero, que se hagan realidad estos anhelos,
que las almas se liberen de grilletes y cadenas,
que mis ojos hoy te busquen
y se encuentren con los tuyos,
que tu voz tan singular a mí me llegue
y que llene mis oídos con la música sublime
de esos labios que yo ansío y que deseo
y que tiemble el corazón enamorado
y se rompa en dos mitades al sentir
la dulce flecha de Cupido
que atraviesa mi costado
para darte y entregarte
tanto Amor que por ti siento.

Rafael Sánchez Ortega ©
30/09/14

14 comentarios:

  1. Belleza la que recorre siempre tus versos, Rafael...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La verdad es bellísimo un texto lleno de magia , de amor , de belleza cuantas cosa s lindas sientes por ella y como has descrito el ambiente me ha encantado me encantó y lo disfruté , unabrazo fuerte desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  3. Intensidad, pasión y magia en tu poema, Rafael...Todo tu ser vibra y siente en profundidad esos sueños, que el poema te deja. Todo un regalo del universo por tu generoso y constante buen hacer.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras M. Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Supongo... que el amor es así.
    Un fuerte abrazo amigo

    ResponderEliminar
  6. Supongo y pienso que es un alma enamorada la que escribe , la que narra tantos sentimientos

    besos y suspiros a tus letras

    Gia

    ResponderEliminar
  7. Supongo que la persona aludida lo sabrá...
    enlazar tantos sentimientos es dificil, aún más con plalabras pero se nota que lo manejas muy bien, felicidades.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Gloria.
      Un abrazo.

      Eliminar