miércoles, 12 de agosto de 2015

EL DESTINO...


El destino es un gran interrogante,
un trozo de papel, quizás, herido,
la vena con la sangre coagulada
y el arpa de cristal que empuña el niño.

Se busca ese destino, muchas veces,
lejano y más allá del infinito,
sin darnos cuenta de que está muy cerca
el lazo de papel al que está unido.

Un verso puede ser la sintonía,
la gota singular de aquel rocío,
la parte del poema que faltaba
y el alma y la pasión de los sentidos.

Amamos como adultos, sin saberlo,
y somos, en el fondo, simples niños,
los mismos que jugaban con pegasos
y andaban tras las ranas por los ríos.

Por eso le miramos a distancia
temblando, muy nerviosos, como lirios,
sintiendo que nos falta valentía
y el paso que hay que dar de nuestro sino.

Un día recibimos su respuesta
sintiendo con la misma gran alivio,
entonces comprendemos lo que oculta
aquella sensación del gris destino.

Amamos como aman los mayores,
reímos como niños intranquilos,
soñamos como sueñan los poetas
con besos inocentes y sencillos.

Quizás en esa música, sin nombre,
esté la maravilla del vinilo
aquel que empalagaba las entrañas
haciendo que volaran los suspiros.

"...El destino es un gran interrogante,
me digo, mientras voy por el camino,
tu mano entre mis manos, simplemente,
y un beso de mis labios tu castigo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/08/15

22 comentarios:

  1. Un verso la sinfonía que acaricie el alma, un beso la música que hace danzar al corazón, y los suspiros los latidos del alma.

    Un placer leerte, amigo Rafael.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra de que te agraden mis versos María.
      Un beso.

      Eliminar
  2. jaja escribimos a la vez vos aca y yo alla
    besos con palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Recomenzar, eso parece.
      Un abrazo en la noche.

      Eliminar
  3. El destino es ese ser misterioso del que solo conocemos el final.
    Y aún así, tampoco.

    ResponderEliminar
  4. El destino nos va dosificando sus sorpresas, sus alegrías...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Tus versos siempre se arriman a la realidad
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que así los veas Marina.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. el destino... hilos , madeja, telaraña
    lo tejemos o nos tejen?

    abrazos Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ambas cosas Ely.
      Abrazos en la noche.

      Eliminar
  7. Es bueno que conservemos un poco de la inocencia de la niñez, que seamos algo niños.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carmen, es bueno conservar siempre esa "inocencia" que citas.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Quién sabe si el destino...
    Oye...un beso de esos labios un castigo? seguro que noooooo
    ; )

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Cada uno de nosotros somos un poco artífices de nuestro destino.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto >Luján, pienso como tú.
      Un beso.

      Eliminar
  10. El destino es ese libro que todos escribimos.
    El libro de la vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. El destino lo vamos labrando poco a poco con nuestros sentires y versos...Todo lo que damos vuelve, Rafael. Mi abrazo por tu generosidad contante, que nos impulsa a seguir escribiendo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía en un comentario anterior, M. Jesús, el destino lo vamos "labrando" día a día.
      Un abrazo.

      Eliminar