martes, 4 de agosto de 2015

POR AQUELLAS CALLES...


Por aquellas calles
de triste recuerdo,
yo vi que dejaban
su sombra los cuervos.

La negra figura,
el luto encubierto,
y aquella amenaza
narrada en los cuentos.

Qué susto más grande
sentía yo al verlos,
pensando en la muerte
y el traje de negro.

Volvía la infancia
quizás de muy lejos,
con negros crespones
de viajes y ancestros.

La cruz de la iglesia,
el roble señero,
la oscura campana
de toque tan tétrico.

La noche infinita,
la luz de los ciegos,
las sombras que cubren
las nubes y el cielo.

Pero en esas calles
nacieron los sueños,
la risa infinita
y el mal de los cuerdos.

Nacieron, sin duda,
suspiros y anhelos,
con ganas de verte
y anclar en tu puerto.

Buscar las gaviotas
pasar con su vuelo,
decirle a la luna
que sí, que te quiero.

Que estoy en presente,
que siento tu seno,
la espalda infinita,
tus muslos traviesos.

Y así, sin pensarlo,
haré que mis besos,
recorran tu boca
venciendo su miedo.

Serán mil caricias
que irán en silencio,
diciendo tu nombre
sin más, con mis dedos.

"...Por algunas calles
pasó mi deseo,
y te amé, mi vida,
aún sin saberlo..."

Rafael Sánchez Ortega ©
26/07/15

16 comentarios:

  1. Rafael ...son tan bellisimos hoy tus versos que de emoción acompañan a mis letras unas sentidas y anheladas lagrimas .quizas hoy estoy muy blanda.
    un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Levanta ese ánimo entonces Marina.
      Un abrazo y una sonrisa.

      Eliminar
  2. Por aquellas calles sombrías iluminó una luz...

    saludos, rafael

    ResponderEliminar
  3. Recuerdos de aquellas calles, de aquellos años, nostalgia al recordarlos.

    Preciosos tus versos, amigo Rafael.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sinceras por tus palabras María.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Me gusta la alusión a la luz de los ciegos...a veces, se necesita la caricia de ese guante de terciopelo negro para soñar. Y he aquí que aquellos augurios sombríos te han traído a este instante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta como lo defines Beatriz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. lugares que se alojan en la emoción
    se hacen inolvidables

    abrazos

    ResponderEliminar
  6. Aquella calles toman vida en tus versos y tus versos les dan vida en un presente continuo, Rafael...Muy bello e inspirador, amigo. Mi abrazo de luz y mi cariño.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario M. Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Siempre hay un momento en el que sin querer queriendo. Nuestra mente nos traslada a lugares en los que los recuerdos perduran, y parte de nosotros aun está en ese lugar.

    Un abraz✴

    ResponderEliminar